Un cazador abate a tiros a una osa en el Pirineo aragonés

Otro oso muerto por los tiros de un cazador ¡Indignante!

Se hace imperativo un acuerdo urgente para proteger a la escasa comunidad de plantígrados en España.

Fuente: lavanguardia.es

La batida se suspendió de inmediato y la Guardia Civil, que interrogó al autor de los tiros, investiga el caso

La osa Sarousse, de 21 años, fue liberada en Francia en el 2006 y había fijado su residencia en la Ribagorza (GOBIERNO DE ARAGÓN)

Jesús, así se llama el cazador que abatió el domingo la vieja osa Sarousse en la Ribagorza oscense, aún no se ha recuperado del susto.

“Era la osa o era yo”, afirma en declaraciones a La Vanguardia . Todo transcurrió en segundos. El animal se levantó primero sobre sus dos patas traseras, giró la cabeza, fijo los ojos en Jesús y arrancó a gran velocidad tras ponerse otra vez a cuatro patas en dirección al cazador. Cuando estaba a solo una docena de metros de Jesús, el cazador vació el cargador de su arma. Tres disparosy Sarousse cayó muerta a menos de diez metros de donde estaba plantado, inmóvil, el hombre.

Jesús, de 63 años, vive en un pequeño pueblo del Valle de Bardaji, en la falda del macizo del Turbón. El pasado domingo salió a cazar, como hace habitualmente, con su cuadrilla. La batida se montó en una zona que este hombre se conoce como la palma de su mano. Jamás se habían topado con un oso en ese paraje, aunque sí sabían que Sarousse suele moverse por esas montañas.

La jornada de caza estaba a punto de llegar a su fin, cuenta Jesús. El estaba en un punto de espera, una pista que hace las veces de corredor por el que suelen pasar los jabalíes si los encargados de acosar en las batidas con gritos y ruido a esos animales consiguen sacarlos de sus escondites para llevarlos hasta el punto en el que aguardan los tiradores. Pero esta vez no llegó a esa pista forestal la pieza esperada por Jesús. “Estaba ahí parado, cuando la osa pasó por una senda, a mi derecha. Me quedé muy quieto y en ningún momento grité”, asegura . “Tampoco le corté la dirección que llevaba”, continúa. Hizo, según su versión, todo lo que hay que hacer –lo que dice el manual– cuando uno se topa cara a cara con un oso.

Por un momento pensó que no iba a tener ningún problema y hasta estaba contento por ese avistamiento de un plantígrado. ¡El primero de mi vida¡”, exclama. La osa parecía alejarse. La seguía un perro, que hacía ya rato la estaría acosando. Y de repente todo se precipitó. “El animal se puso en pie sobre sus dos patas traseras, giró la cabeza y me miró. Estaría a unos sesenta metros. Dejó la senda y bajó a la pista. Se puso otra vez a cuatro patas, cambió inesperadamente de dirección y arrancó a gran velocidad hacia mí”, añade Jesús. El temple del cazador, dicen los que lo conocen, le habría salvado la vida. “Todo pasó en segundos; cuando tenía a la osa a una docena de metros, disparé. Vacié el cargador, tres tiros. ¿Escapar de ahí?, imposible. Era la osa o era yo”, insiste. El animal cayó muerto a menos de diez metros de Jesús.

Este cazador no se atrevió a acercarse hasta el animal, una vez abatido. “Me fui en dirección contraria, para encontrarme con algún compañero”, revela. Cuando volvió a ese lugar con otros cazadores confirmaron que las tres balas disparadas impactaron en el pecho de Sarousse. “Llamamos inmediatamente a la Guardia Civil para contar lo que había ocurrido”, sigue narrando Jesús. Una patrulla del Seprona se desplazó hasta ese punto y tras confirmar la muerte de la osa, Jesús y los agentes se desplazaron hasta el cuartel de la Guardia Civil de Graus, donde el cazador declaró, en presencia de abogado. Ahí narró por primera vez la versión que ayer repitió a La Vanguardia y que ahora los agentes deberán confirmar si coincide con lo visto sobre el terreno. Jesús tiene la conciencia tranquila y confía en que “esto se cierre cuando vean que actué en defensa propia”.

Sarousse tenía 21 años, hace más de una década que había fijado su residencia en la Ribagorza de Huesca y no consta que hubiese tenido descendencia en toda su vida.

Ayudas para las mascotas de personas desempleadas por la COVID-19

Aplaudimos esta noble idea del grupo veterinario AniCura. Se trata de un fondo social destinado a ayudar a las mascotas de las personas que se encuentre en situación de desempleo debido a la pandemia del Covid-19  👏👏

El grupo de hospitales, clínicas y centros veterinarios AniCura pone en marcha el ‘Fondo Social AniCura’. Una iniciativa diseñada para atender las necesidades veterinarias del colectivo vulnerable de las mascotas cuyos cuidadores se encuentran en situación de desempleo, ERTE o autónomos que se hayan visto obligados a cesar la actividad de su negocio. El fondo, que cuenta con una inversión inicial de 45.000€, cubrirá aquellos servicios de medicina veterinaria especializada hasta un máximo de 500€ por mascota como: cirugías, tratamientos oncológicos o pruebas diagnósticas como la tomografía computarizada (TAC) entre otras.

“En AniCura queremos apoyar a aquellas personas que estén pasando por un momento complicado a causa de los efectos económicos ocasionados por la COVID-19”, comenta Guillermo Ruiz, Country Manager de AniCura en España. “Las mascotas son un miembro más de nuestra familia y queremos ayudar a que puedan ser adecuadamente atendidas, evitando abandonos o eutanasias”, añade el máximo responsable de AniCura en España.

El ‘Fondo Social AniCura’ es una de las primeras iniciativas de estas características que se pone en marcha en España. Además de la creación del fondo social en España, el grupo veterinario ha invertido 100.000€ en programas de ayuda a las mascotas en Francia e Italia, países altamente afectados por la Covid-19. La compañía en España también ha realizado una donación de 6.000€ a Cruz Roja Española para ayudar a otros colectivos vulnerables.

¿Cómo aplicar al ‘Fondo Social AniCura’?

Las personas que quieran beneficiarse del ‘Fondo Social AniCura’ deben hacerlo desde el siguiente enlace[4]: www.anicura.es/fondo-social-anicura

·       Desempleados: las personas que hayan perdido su trabajo o se encuentren en situación de desempleo deben cumplimentar el formulario web y adjuntar documento acreditativo de la situación actual de desempleo[5].

·       Autónomos: los trabajadores por cuenta propia también pueden beneficiarse de esta iniciativa. Se debe rellenar el formulario web y adjuntar documento acreditativo del cese de la actividad.

·       ERTE: las personas que se encuentren afectadas por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal deben rellenar el formulario y adjuntar documento acreditativo de esta situación emitido por las autoridades[6].

17 centros veterinarios AniCura preparados para ayudar

Los hospitales y clínicas veterinarias AniCura que se encargarán de ofrecer asistencia veterinaria a través del ‘Fondo Social AniCura’ son:

Andalucía:

·       AniCura Bahía de Málaga Referencia Veterinaria (Alhaurín de la Torre, Málaga)

·       AniCura Lepanto Referencia Veterinaria (Mairena del Aljarafe, Sevilla)

Asturias:

·       AniCura Asturpet Hospital Veterinario (Gijón, Asturias)

·       AniCura Buenavista Hospital Veterinario (Oviedo, Asturias)

Cataluña:

·       AniCura Vetamic Clínica Veterinaria (Cambrils, Tarragona)

·       AniCura Arvivet Hospital Veterinario (Terrassa, Barcelona)

·       AniCura Vet’s Avinguda Hospital Veterinario (Sabadell, Barcelona)

Comunidad de Madrid:

·       AniCura Velázquez Hospital Veterinario (Madrid)

Comunidad Valenciana:

·       AniCura Marina Alta Centro Veterinario (Denia, Alicante)

·       AniCura Marina Baixa Hospital Veterinario (Alfáz del Pí, Alicante)

·       AniCura Valencia Sur Hospital Veterinario (Silla, Valencia)

·       AniCura Aitana Hospital Veterinario (Mislata, Valencia)

·       AniCura Constitución Hospital Veterinario (Valencia)

Galicia:

·       AniCura Abros Hospital Veterinario (Pereiro de Aguiar, Ourense)

Islas Canarias:

·       AniCura Albea Hospital Veterinario (Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas)

Navarra:

·       AniCura San Fermín Hospital Veterinario (Mutilva Alta, Navarra)

País Vasco:

·       AniCura Uribe Kosta Clínica Veterinaria (Sopela, Bizkaia)

 

Sobre AniCura

AniCura es un grupo de hospitales y clínicas veterinarias especializadas en animales de compañía. AniCura se fundó en 2011 tras la primera fusión de hospitales veterinarios en la región nórdica, bajo la idea de compartir recursos y crear oportunidades para lograr una mejor atención veterinaria. En la actualidad, AniCura es un referente en materia de atención veterinaria especializada para los cuidadores de mascotas y los veterinarios de todo Europa.

AniCura ofrece una amplia gama de servicios veterinarios de alta calidad que cubren la atención médica preventiva y básica, diagnóstico avanzado, medicina interna, cuidados intensivos, cirugía y ortopedia. AniCura también ofrece servicios de rehabilitación, fisioterapia, asesoramiento dietético, así como productos de alimentación y complementos para el cuidado de las mascotas.

AniCura proporciona una atención veterinaria de alta calidad en los 300 establecimientos que existen alrededor de Europa, dando un servicio seguro y accesible tanto para el paciente como para su cuidador. Cada año, los 6.000 profesionales que forman parte de AniCura atienden a más de tres millones de pacientes. AniCura es un socio de confianza para la formación veterinaria y la referencia de casos complejos.

Desde 2018, AniCura forma parte de Mars Petcare, compañía familiar centrada en la medicina veterinaria.

23.000 pollitos han muerto abandonados a su suerte en el aeropuerto de Barajas

La lluvia estropeó las cajas de cartón que los transportaban y como su traslado ya no era rentable, la empresa rechazó el envío. ☹️

Fuente: elpais.com

Solo 3.000 pollitos de una partida de 26.000 han sobrevivido abandonados como carga en la terminal. De ellos, 6.000 ejemplares murieron víctimas del canibalismo

Alrededor de 23.000 pollitos han muerto tras permanecer abandonados durante días en la terminal de carga del aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas. El suceso se conoció el pasado domingo, cuando la Policía Nacional descubrió en la terminal de carga a 26.000 ejemplares hacinados en cajas de cartón y palés. Los animales llevaban tres días sin comer ni beber y en condiciones de hipotermia. 6.000 de ellos ya habían muerto en el momento del hallazgo, la mayoría por canibalismo de sus congéneres. Tras el rescate, solo 3.000 han sobrevivido.

Según los agentes, la empresa responsable de las dependencias contactó con la compañía que realizó el envío, y que rechazó hacerse cargo de los animales. La policía ha abierto una investigación para identificar a los posibles responsables de la muerte de los animales, que podrían ser acusados de un delito de maltrato animal, según señaló la policía en una nota de prensa.

Cuando intervino la Policía, los 20.000 animales vivos se encontraban en una situación crítica: agonizaban y trataban de sobrevivir alimentándose con los restos de los que ya habían fallecido. Los agentes contactaron de inmediato con la asociación protectora de animales ALBA para que acogiera a los ejemplares con vida. La presidenta, Carolina Corral, acudió al aeropuerto una hora después de recibir la foto enviada por los agentes.

“Fue suficiente para ponerme los pelos de punta”, confiesa. Admite que es la situación más dura que ha vivido en su carrera: “Era impresionante y nosotros no teníamos ni la experiencia para sacar adelante a tantos pollitos ni las infraestructuras adecuadas. Me quedé bloqueada”. Corral asegura que están en contacto con la Policía para denunciar a los responsables. “Nos vamos a apersonar como parte de las acusaciones”, ha afirmado.

Fernando Sánchez, presidente de la asociación Salvando Peludos, también acudió al aeropuerto y asegura que ha sido “la situación más grave” que ha visto en su vida. Cuenta que se dirigieron al aeropuerto madrileño pensando que solo había unos 300 pollos, pero finalmente se encontraron con muchos más. “Fue terrible”, comenta. En las instalaciones de la asociación prepararon algunos espacios para acogerlos, pero admite que eran más de lo que se esperaban: “Cuando no habíamos sacado ni un cuarto de los pollos parecía que ya todo estaba totalmente lleno. Y seguían apareciendo muchos”.

La asociación buscó ayuda a través de sus redes sociales para encontrar el material necesario para ayudarlos: lámparas de calor, bebederos y comida para poder salvar a los pollitos. Pero la situación era desbordante:

“El primer día terminamos de ubicarlos a las 23.00 horas, y al día siguiente la mitad había fallecido. Y eso que creíamos que estaban bien y que habían sido atendidos por veterinarios”. Sánchez estima que sobrevivieron unos 3.200 pollos y que todos están ubicados entre asociaciones, veterinarios colaboradores y casitas de acogida. “El problema será que dentro de 10 días nos encontraremos con 3.200 gallinas buscando hogar”, comenta el presidente de la asociación, quien asegura que se tratará de conseguir unos hogares para todos los pollitos y que no estén dentro de la cadena de consumo. “No queremos que se vayan a granjas industriales, sino a familias que viven en el campo y que amen a los animales”, concluye.

La terapia con perros ayuda a los enfermos con fibromialgia

Un ejemplo más del poder positivo del vínculo humano-animal. Las personas salen beneficiadas y en los animales también se observan señales de calma tras las sesiones.

Fuente: Nestle Purina

• El estudio Better Together, llevado a cabo por Purina y la Clínica Mayo, encontró que las personas con fibromialgia experimentaron un estado emocional-fisiológico más positivo después de una sola sesión con perros de terapia

• Para este tipo de afecciones sin curas conocidas, los investigadores han detectado que la actividad asistida con animales es una herramienta eficaz para ayudar a controlar la salud física y mental de los pacientes

• Los perros de terapia también han sido estudiados, habiéndose detectado que los animales se mostraron más calmados al final de las sesiones con los pacientes

Una reciente investigación llevada a cabo por Purina y la Clínica Mayo de St. Louis, Estados Unidos, ofrece un nuevo tratamiento con mascotas para pacientes con fibromialgia. La fibromialgia es un trastorno de sensibilidad al dolor crónico y centralizado caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado de fatiga, sueño, problemas de memoria y estado de ánimo. Este estudio investigó el impacto de las sesiones asistidas con perros en pacientes con fibromialgia y encontró beneficios tanto para los pacientes como para los animales, a partir de la interacción mutua.

La Asociación Nacional de Fibromialgia de Estados Unidos estima que 10 millones de estadounidenses y entre el 3% y el 6% de la población mundial sufre de fibromialgia. En España, se estima que el 2,3% de la población, padece esta enfermedad. Purina y la Clínica Mayo llevaron a cabo el estudio Better Together para investigar los efectos directos de la actividad asistida con animales en pacientes que padecen dicha enfermedad. Al mismo tiempo, el estudio midió, también, el estado emocional de los perros de terapia durante estas sesiones para comprender mejor los impactos en estos caninos especialmente entrenados. Tanto para los pacientes como para los perros, los investigadores utilizaron
múltiples biomarcadores fisiológicos no invasivos, incluyendo concentraciones salivales de oxitocina y cortisol, temperaturas de membrana timpánica y varios parámetros cardíacos.

“El estudio Better Together muestra como la terapia con animales puede ser una clara opción de tratamiento basado en la evidencia, y como los profesionales del sector sanitario deberían considerar llevar a cabo actividades con animales de asistencia para el cuidado de sus pacientes con fibromialgia”, manifestó Arya Mohabbat, M.D, profesor asistente de medicina en la División de Medicina Interna General de la Clínica Mayo, y líder de la investigación.

Aunque la fibromialgia tiene algunos tratamientos efectivos, la mayoría de las personas viven con síntomas crónicos y buscan tratamientos no convencionales para encontrar algo de alivio. Así, para 221 pacientes, cada uno inscrito en el Programa de Tratamiento de Fibromialgia de la Clínica Mayo, un programa ambulatorio atendido por médicos de la División de Medicina Interna General de dicho centro, el estudio Better Together proporcionó una prórroga de los síntomas para aquellos en el grupo de tratamiento y esperanza para aquellos en el grupo de control.

El estudio Better Together puso de manifiesto que los pacientes del grupo de tratamiento se encontraban en un estado emocional-fisiológico más positivo a raíz de la sesión de actividad asistida con animales en comparación con los pacientes del grupo de control. Las personas que interactuaron con perros de terapia aumentaron significativamente sus niveles de oxitocina, mientras que sus ritmos cardíacos disminuyeron. Reportaron menos emociones negativas y más emociones positivas. Los resultados sugieren que una visita de 20 minutos de terapia con perros puede afectar de manera significativa y positiva la salud física y mental de los pacientes con fibromialgia.

Los perros de terapia, más calmados

A pesar del uso generalizado de perros de terapia en entornos clínicos, aún hay cierta falta de comprensión del impacto que estas terapias pueden tener en el estado emocional de estos animales. Además de interactuar con pacientes de todas las edades en diferentes estados físicos y emocionales como parte de su trabajo, los perros de terapia están expuestos a entornos novedosos que pueden incluir nuevas vistas, sonidos y texturas que les requieren un enfoque y adaptación continuos.

El estudio encontró que los perros – todos ellos miembros del Programa de Cuidado Canino de la Clínica Mayo, de diferentes razas, edades y tamaños – no mostraron signos de estrés durante la sesión y pudieron haber estado en un estado más relajado al final de la sesión. En la mayoría de los parámetros, no hubo cambios en los perros, señalando especialmente su satisfacción; sin embargo, para aquellos parámetros que sí cambiaron, se manifestó un estado emocional y fisiológico más positivo y una frecuencia cardíaca significativamente más baja, al final de la sesión. Esto indica que los perros no solo son buenos en su trabajo, sino que en muchos casos disfrutaron del trabajo que estaban haciendo con los pacientes.

“Tenemos que ampliar nuestra comprensión de cómo la actividad asistida con animales influye, también, en el bienestar de los perros de terapia. Este significativo estudio, llevado a cabo con 19 perros de varias razas, proporciona evidencia sólida de que la actividad asistida con animales, llevada a cabo en condiciones  adecuadas, no tiene impactos negativos en perros de terapia bien entrenados”, dijo François Martin, M.A., Ph.D., líder de la sección de investigación de comportamiento aplicado y bienestar en Purina, y líder científico de Purina en este proyecto. “Esto sólo nos anima a hacer más investigación para seguir demostrando el poder del vínculo humano-animal en las personas, al tiempo que garantiza que los animales de asistencia también experimentan un bienestar positivo como resultado de su trabajo.”

El estudio Better Together es el primero en utilizar parámetros fisiológicos para proporcionar evidencia científica de que las actividades asistidas con animales son una opción válida para el manejo de la fibromialgia. Los autores del estudio creen que este tipo de terapia debería convertirse en una estrategia de tratamiento estándar para ayudar a los pacientes a manejar esta condición crónica.

Para obtener más información sobre los impactos positivos para la salud humana del estudio Better
Together, visite:
http://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(20)30519-X/fulltext.

Para más información sobre los impactos caninos de dicho estudio, visite:
http://www.mdpi.com/2076-2615/10/5/819.

 

La momia de un gato escaneada

¡Increible! Poder ver perfectamente al animal momificado sin dañar las telas milenarias que lo envuelven 😲

Fuente: abc.es
  • Una nueva técnica de escaneo 3D ha permitido «desenrollar» el pasado de un gato, un pájaro y una serpiente momificados hace más de 2.000 años

Vista recerada en 3D del gato momificado – Universidad de Swansea

En el antiguo Egipto no solo se embalsamaba a los muertos: es ampliamente conocido que se hacía lo mismo con sus mascotas o animales de referencia, para que ellos, en calidad de representación de los dioses, les ayudaran en el viaje hacia el otro lado. También se sacrificaban animales como ofrenda de los vivos a las deidades, que se vendían en las puertas de los templos. Se calcula que existen unas 70.000 momias animales de más de 2.000 años de antigüedad. Precisamente el tiempo es lo que más preocupa a la hora de estudiarlos, ya que muchos análisis requieren del contacto directo con los restos o dañar las telas de lino en las que fueron envueltos. Sin embargo, las nuevas tecnologías están proporcionando novedosas herramientas que permiten desvelar cada vez más datos sin dañar las momias.

En esta línea se encuentra un reciente estudio del Centro de Egipto de la Universidad de Swansea, junto con las universidades de Cardiff y Leicester. Publicada en « Scientific Reports», la investigación desvela cómo utilizando escaneos 3D de alta resolución han encontrado detalles sin precedentes sobre la vida y muerte de un gato, un pájaro y una serpiente momificados.

Un pequeño gato y una serpiente muerta a latigazos

Si bien ya se conocían las especies de las momias, gracias al escaneo micro CT de rayos X, que genera imágenes en 3D con una resolución 100 veces mayor que una tomografía computarizada médica, los restos de los animales se pudieron analizar con un detalle extraordinario, hasta sus huesos y dientes más pequeños.

Mandíbula inferior (mandíbula) y dientes del gatito momificado disecados digitalmente. Revela fracturas y primeros molares mandibulares no erupcionados (rojo) que indican que era un gatito en el momento de la muerte. – Universidad de Swansea

El equipo, utilizando equipos de micro CT -que se usan para obtener imágenes de estructuras internas de los materiales a microescala- en las instalaciones de Advanced Imaging of Materials (AIM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Swansea, se descubrieron varias cosas. Por ejemplo, se halló que el felino era un gato de unos cinco meses, tal y como indicaban sus pequeños dientes y el hueso de la mandíbula no desarrollado; por otro lado, la separación de las vértebras indicaba que seguramente había sido estrangulado.

Por su parte, el ave seguramente fuese un cernícalo común, ave de presa en Egipto. Algunos estudios indican que estos animales eran criados en cautividad para ser empleados como aves de cetrería. En cuanto a la serpiente, se trata de una cobra egipcia juvenil momificada (Naja haje). La evidencia de daño renal mostró que probablemente estuvo privada de agua durante su vida, desarrollando una forma de gota. Según muestran las fracturas óseas de la serpiente, el animal murió a causa de unos latigazos, si bien después le sometieron un procedimiento de «apertura de boca» durante la momificación. «Si este extremo es cierto, demuestra la primera evidencia de un comportamiento ritual complejo aplicado a una serpiente», afirman los autores.

Restos de la cobra – Universidad de Swansea

Richard Johnston, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Swansea, quien dirigió la investigación, afirma:

«Utilizando micro CT podemos realizar de forma eficaz una autopsia en estos animales, más de 2.000 años después de su muerte (…) Nuestro trabajo muestra cómo las herramientas pueden arrojar nueva luz sobre el pasado distante».