Frenan el sacrificio de 218 perros

En Neuquén (Argentina), a raíz de dos casos de leptospirosis (una enfermedad infecciosa que se transmite por medio del contacto con la orina de ratas, perros, cerdos y vacas), las autoridades dieron el visto bueno a la propuesta de exterminar a una gran cantidad de perros callejeros. Por suerte, los reclamos masivos y las protestas hicieron revisar la medida.

Desde un punto de vista animalista, la única solución que vemos a este problema es la castración masiva y la vacunación de todos los perros callejeros.

_________

Fuente: lanacion.com.ar

Gerardo Bilardo, para La Nación. Neuquén. “Este fue, es y seguirá siendo un municipio no eutanásico”, dijo ayer el director de Zoonosis y Viecores, Gustavo Bossio, ante la polémica abierta por el posible sacrificio de 218 perros por razones sanitarias originadas en un brote de leptospirosis, lo que había producido protestas en Neuquén y en numerosos puntos del país.

Vecinos neuquinos protestaron por el sacrificio masivo de los canes. Foto: Gentileza La Mañana del Sur

Todavía no se ha sacrificado a ningún perro; estamos agotando todas las instancias posibles para no llegar a eso”, agregó el intendente de esta ciudad, el radical Martín Farizano. El jefe comunal y Bossio brindaron ayer una conferencia de prensa para salir al cruce de las expresiones de repudio que se dieron aquí y en diferentes ciudades del país ante esa alternativa.

La polémica por el sacrificio canino adquirió tal magnitud que ayer hasta el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, difundió por Twitter la carta que le envió al jefe comunal para repudiar la medida. “La matanza como método de control de cualquier población sólo aumenta el número de esa población a mediano plazo. Se entiende, entonces, que, además de inútil, ineficaz e ineficiente, esta medida también es cruel, antiética y, sobre todo, innecesaria. Todo ello lo transforma en un asesinato masivo, le espetó Fernández a Farizano.

En 2002 la Municipalidad de Neuquén dejó de practicar la eutanasia con los perros, pero una reforma posterior de la ordenanza contempló dos casos especiales para aplicar el sacrificio: para los perros mordedores y por razones sanitarias.

El 7 de mayo último, se confirmó que muestras de sangre de pobladores de la periferia de esta ciudad habían dado positivas con leptospirosis.

La semana pasada, luego de una reunión entre representantes de la comisión vecinal, concejales y miembros del gabinete municipal, se analizó la situación de Colonia Nueva Esperanza, donde se detectaron los casos de leptospirosis, y se evaluó la alternativa del sacrificio de 218 perros. A partir de la alerta sanitaria, el municipio comenzó un trabajo de acción conjunta con el gobierno provincial y con organismos nacionales. La primera medida fue la confección de un manual de procedimientos, elaborado de acuerdo con las sugerencias del Ministerio de Salud de la provincia, que siguen las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, en relación con los casos de leptospirosis.

Ahora, el sacrificio de los perros será revisado por las autoridades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s