La última ofensa al perro

Particular y personal alegato en pro del perro.
El escritor y periodista Josep Mª Espinàs considera un menosprecio llamar a un perro mascota en vez de hacerlo por su nombre, es decir, por perro.

Aprovechando este escrito, nos gustaría reflexionar un poco.
Indudablemente la palabra mascota, en el contexto doméstico, hace referencia a cualquier animal que tengamos en casa conviviendo con nosotros mismos, del que seríamos responsables en todos los sentidos.
Ahora bien, mascota puede ser un perro o un periquito y llegados a este punto, no tenemos más remedio que ponernos de parte del Sr. Espinàs, porque con todo el respeto hacia los periquitos y sin ningún ánimo de “racismo” animal, un perro no es equiparable a un periquito en especial a lo que emocionalmente se refiere, a lo que nos puede aportar por su inteligencia, afectividad, lealtad, etc…
Un perro es sin duda una mascota, por lo de animal que convive con nosotros, pero es mucho más que una mascota, podríamos llegar a llamarlo “el rey de las mascotas” aunque quizás lo más lógico y sencillo sería llamarle simplemente perro.

_________

Fuente:  elPeriódico.com

Josep Maria Espinàs, Periodista y escritor

Cuando escribo estas líneas, ya se habrá celebrado en Barcelona la Fiesta del Perro. Los protagonistas habrán sido los pastores alemanes, con la presencia de criadores de esta raza de canes en varios países. No esperaba que existiera un organismo llamado Real Club Español del Perro de Pastor Alemán. Espero que la fiesta se haya podido celebrar, con permiso de la lluvia, en el Estadi Olímpic de Montjuïc, y que los propietarios de perros diversos, que son muchos, hayan aprendido las lecciones de los instructores. La cuestión era cómo educar a los perros en sociedad a través de talleres dedicados a los amos. También se habrá hablado de dietas y de sobrepeso, e incluso se habrá instalado una báscula canina.

Entiendo que algunos sientan afecto por un perro, que ha olvidado su origen salvaje y ha evolucionado hacia la domesticación. Ha sido un pacto gracias al que perros y humanos se han beneficiado. Naturalmente, hay una gran diversidad de razas, perros que han servido de ayudantes de los cazadores, perros que han trabajado como guardias y que han sido adecuadamente retribuidos por sus amos. Otros amos y otros perros se han limitado a acompañarse mutuamente. Y los perros también han servido, a veces, como sustitutos de amores perdidos o inexistentes.

Hay perros bien educados y perros que no han aprendido aún, o no se les ha enseñado, lo que deben respetar. Una frase muy aguda de Federico el Grande, que quería a los perros y trataba sin compasión a sus hombres, dice esto: «Estos perros destrozan mis sillones, pero ¿qué importa? Más cara me costaría una mujer como Pompadour y no me sería tan fiel». En cualquier caso, creo que se rebaja a los perros llamándolos mascotas. He leído que en la fiesta de Montjuïc podían entrar los visitantes con sus mascotas. La palabra se ha puesto de moda. A veces también se dice mascota refiriéndose a un gato o a algún otro animal adaptado a la vida del hogar. «Yo también quiero tener una mascota», reclamó un niño, un día. Quería un perro.

«Una mascota -dice el diccionario- es una persona, un animal o una cosa que se adopta como símbolo, porque se cree que trae suerte». ¿Es que ya queda demasiado vulgar decir perro? ¿O gato? Dos palabras cortas, fáciles, sin pretensiones. Hay gente que se anuncia, en ausencia de los amos, para hacerse cargo de una mascota. No sé si es más caro que ocuparse de un perro. Las palabras también tienen un precio, y mascota es un valor en alza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s