El perro, también en el trabajo

¿Os imagináis un mundo en el que el trabajador pudiera estar acompañado de su mascota en su jornada laboral? Quizás estemos más cerca de lo que parece, gracias a este estudio que confirma lo que muchos ya sabemos: que estar en compañía de nuestra mascota mejora nuestra vida.

___________

Fuente: ABCsalud

Llevar el perro al trabajo puede reducir el estrés laboral.

Llevar el perro al trabajo puede reducir el estrés laboral.

Investigadores de la Universidad Commonwealth de Virginia (EE.UU.), aseguran que aquellas personas que pueden llevarse su perro al trabajo reducen sus niveles de estrés durante su jornada laboral, según los resultados de un estudio publicado en el International Journal of Workplace Health Management.

El estudio es todavía preliminar y sólo ha contado con la participación de 75 trabajadores, pero la evidencia de los resultados ha hecho a sus autores sugerir que se permita el acceso a las mascotas a los lugares de trabajo a fin de «subir la moral» y reducir los niveles de estrés, tanto de los dueños como de sus compañeros.

De hecho, la investigación se llevó a cabo en una fábrica en la que a los empleados se les permite llevar a sus mascotas al trabajo. Los investigadores analizaron a quienes llevaban a sus mascotas, a quienes las dejaban en casa y a aquellos que no tenían animales en casa. Después de más de una semana, los investigadores compararon los niveles de estrés de los trabajadores, su satisfacción laboral y los sentimientos de apoyo y compromiso con la empresa.

Los niveles de la hormona del estrés se midieron en muestras de saliva durante el día y, aunque por la mañana no hubo diferencia entre los tres grupos, durante el transcurso de la jornada de trabajo, los niveles de estrés parecieron disminuir en los empleados con su perro presente y aumentaron en los que no tenían mascotas y en los que no las llevaron al trabajo.

Asimismo, los investigadores también observaron que el estrés aumentó significativamente durante el día en los propietarios que dejaron a sus perros en casa, en comparación con los que los llevaban con ellos.

Según ha asegurado a la BBC el autor principal del estudio y profesor en la Escuela de Negocios de la UCV, Randolph Barker, los perros pueden marcar diferencias positivas en el lugar de trabajo. «Las diferencias en la percepción de estrés entre los días en que el perro estuvo presente y ausente fueron significativas, y los empleados en su conjunto tuvieron una mayor satisfacción laboral», ha asegurado.

De hecho, Barker registró comentarios positivos de los empleados como «los animales de compañía en el lugar de trabajo pueden ser una gran ventaja para la moral de los empleados, tener perros aquí es un gran alivio para el estrés» o «los perros son positivos, aumentaron la cooperación entre trabajadores».

Investigaciones previas han demostrado que el estrés puede contribuir al absentismo laboral y al cansancio extremo, y también puede derivar en una pérdida significativa de la productividad. La portavoz de la organización caritativa Cruz Azul, Louise Lee, se ha mostrado a favor de esta iniciativa y, de hecho, desde esta entidad siempre han promovido los beneficios de los perros en el lugar de trabajo. «Animamos a nuestros empleados a traer a sus perros bien educados cuando sea práctico, y hemos visto resultados similares a los de la encuesta», ha asegurado en declaraciones a la BBC, recogidas por Europa Press, asegurando además que «los perros así son también mucho más felices, ya que no se han de quedar en casa todo el día».

Un comentario en “El perro, también en el trabajo

  1. Sí, también sería bueno que puedan entrar a comercios, incluso confiterías y restaurantes, como en París y en toda Siuza. Yo he visto como viajan en subte en París, y en tren en asientos especiales – bajitos para los perros- al lado de su compañero humano. Acá en Argentina, donde no deberían dejar ni ir por la calle a algunas personas, no podemos entrar con nuestras educadísimas mascotas a ningún lado. Hasta hicieron, en la Ciudad de Buenos Aires, donde vivo, la presunta Europa de América, pequeños caniles en las plazas, para que los perros no molesten a los fóbicos. Mi perra ya tiene 12 años, pero a los cinco meses, tuve que buscar una veterinaria de emergencia, porque se cortó una patita, con alguna lata que por supuesto debe haber dejado un bípedo implume. En fín. Un pueblo se conoce por como trata a sus animales. A propósito, aclaro que soy argentina y porteña. Espero que esto evolucione alguna vez. Alguien dijo “Conocerás a un pueblo por la forma en que trata a sus animales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s