Ningún gato sin cascabel (de diseño)

Rebajas… Calor… Lunes… Necesidad de refrescarse a toda costa. Por eso, hoy vamos a empezar la semana con una entrada en el blog algo distinta a lo acostumbrado. Seis famosos nos hablan de sus mascotas mientras posan con otras. ¿Intrascendente? Totalmente. ¿Refrescante? Pues sí, oigan. Tómese esta entrada cual helado Flash recién salido del congelador 🙂

__________

Fuente: El País

Basta con vivir juntos para compartir tics e incluso armario. Seis famosos mimetizan su look con perros y gatos.

Amaia Salamanca

Luces, ladridos y ¡acción! «Yo quisiera parecer una millonaria rusa bajando del barco con su perro», dice Bibiana Fernández, quien llega con su pequeña Litlle Hope, una caniche rubia que brinca encima de la estilista. «Mi vida ahora mismo está dominada por mi trabajo y mi perra, mi compañera vital», cuenta.

Lo suyo fue un flechazo. «Al mes de perder a mi otra perra entré en una tienda y me pasó como en La maldición del escorpión de jade, de Woody Allen, cuando escuchaba ella Constantinopla. Me fui hipnotizada hacia las perras y la encontré allí. Toqué los cristales y saltó como si fuera una perra karateca de Tigre y Dragón. Pensé: “Está de los nervios, como yo. Es la que tiene que hacerme compañía”. Así que ahora somos dos perras, una más grande y otra más pequeña». Siempre van juntas a todos lados. «En el teatro, cuando escucha la canción de Help, que es con la que finaliza La gran depresión (en el teatro Coliseum de Madrid hasta el 15 de julio) está detrás de la puerta esperándome. Se sabe el espectáculo de oído. Nunca me he separado de ella, ni en los desfiles que hay tanto ruido. Ella mira a los modelos. ¡Me encantaría que fuera una perra bloguera que dijera barbaridades!». Lilltle Hope porta un lazo rojo, «pero tiene un abrigo que le hizo Elena Benarroch a juego con otro que me hizo a mí, que es una prenda fetiche para las dos».

Bibiana Fernández

Bibiana lleva chaleco avance de temporada de K-Yen, vestido de Blumarine, cinturón y anillos, todo de Lily Blossom. Little Hope lleva un broche strass de Blumarine.

Aparece una niña pizpireta en el plató, es Naia, la hija de la modelo y actriz Laura Sánchez, que hasta que termina la sesión de fotos, no para de jugar con la perra de Bibiana. «Ella me pide tener uno pero, aunque vamos a la perrera de vez en cuando a ver si lo encontramos, todavía es pronto. Sabe que lo tendrá cuando adquiera la responsabilidad que significa cuidarlo», explica Laura. «Cuando cumplí 20 años me regalaron a Pipo, una bulldog que aún sigue conmigo. Como yo viajaba mucho, mi madre me dijo que me la cuidaba los seis primeros meses y se la apropió. Cada vez que voy a Huelva a verla, Pipo sabe que soy su dueña y no se separa de mí ni para dormir».

Laura Sánchez

Laura lleva look total de Salvatore Ferragamo y pendientes de Becara. Tuna luce un lazo de Salvatore Ferragamo.

Se abre camino un pastor catalán con un Julián López que no para de bromear con él. «Cuando llegué a Madrid compartía piso con el actor Pablo Chiapella, y él tenía una perra, Chula. Entonces escribí varios guiones en los que aparecían perros, como el de Muchachada Nui, en el que en vez de salir una azafata con el sobre, salía Chula al ritmo de We Will Rock You de Queen», dice con una risa contagiosa. «Cuando bajaba a la perra a la calle, y había chicas haciendo también lo propio, se creaba un vínculo especial. Entonces supe que eso de pasear al perro para ligar no solo funcionaba en las películas. No fructificó en una relación, ni en un ligue de una noche, pero me quedé cerca. Me faltaron dos salidas más con la perra», cuenta mientras le colocan la corbata a su mascota.

«La gente tiene mucho tiempo libre, porque yo a veces no sé qué ponerme, como para saber qué tengo que ponerle al perro. He visto a alguno vestido por la calle con camisas y jerséis que ya me gustarían para mí. Cualquier día me acerco y le pregunto dónde se los ha comprado y si había en la tienda alguno de mi talla. Vestirlos denota mucho sentido del humor, que no es reírse del perro, sino que es ser más desenfadado, algo que me parece importante que exista en la sociedad», comenta Julián, que estrenará la serie Fenómeno para Antena 3.

Julián López

Julián lleva look total de Scalpers, borsalino de 42 Barquillo y gafas de Óptica Toscana. Gos lleva cuello de Pet à Porter, corbata de Scalpers y borsalino de 42 Barquillo.

Lo primero que hace Michelle Jenner nada más llegar es achuchar a los perros con esa familiaridad del que lleva con animales toda su vida. «Tenía un bulldog inglés que se me murió con cuatro años y estuve un año de duelo. El año pasado me enamoré de otro y desde entonces convive con mis dos gatos. Se llama Ringo, porque tiene la misma cara poco agraciada del Beatle», explica con esa sonrisa que le cuesta frenar. «Yo no los visto, pero sí juego con ellos en casa y les pruebo cosas como gafas de sol o pañuelos. Cuando era pequeña los disfrazaba con todo lo que encontraba. Ahora, en invierno, lo único que hago es ponerle un jersey para sacarlo a la calle». Pero entre el intenso rodaje de Isabel para TVE, pendiente de estreno, no ha podido hacerse cargo de él. «Menos mal que mis mejores amigos son mis vecinos y lo cuidan cuando yo no puedo hacerlo por trabajo», concluye.

Michelle Jenner

Michelle viste body de Alfredo Villalba, bolso de Dior y brazaletes de Lily Blossom. Kira lleva gafas de Óptica Toscana, camiseta de Pet à Porter y monedero de Dior.

Pero para gustos, los animales, y la presentadora de televisión de El Intermedio, Usun Yoon, no se ve conviviendo con un perro. «Cuando estudiaba en la facultad me encontré una gata en la Universidad de Barcelona. Como estaba llena de hongos, la llamé Fungi (que significa hongo en italiano). Yo no tenía ni idea de cómo cuidarla, así que lo hice por instinto como si fuera un bebé, dándole biberones y cremas», explica Usun. Pero no era la primera mascota que había en su vida. «De pequeña tuve conejos y tortugas. Los perros me daban miedo», confiesa. «Cuando me vine a Madrid, mi compañera de piso en Barcelona se quedó con la gata y le cambió el nombre. Decía que no era un nombre para una gata y la bautizó como Luna. Pero cuando voy a Barcelona a verla, entro en la casa y la llamo: “Fungiiiiii” [grita imitando a las madres que llaman a sus hijos por la ventana] y se pone como una loca. Ahora no tengo tiempo de tener ninguna mascota porque no paro de viajar y de trabajar. Eso sí… como me encuentre una gata por la calle llena de hongos, igual peco otra vez».

Usun Yoon

Usun lleva boina de Lily Blossom, vestido de Alfredo Villalba, cinturón de Pet à Porter y bolso de Hermès. Goku lleva collar y cuello, todo de Pet à Porter; y lazo de Hermès.

Lo de Amaia Salamanca, quien está inmersa en el rodaje de la serie Gran Hotel, es caso aparte. Por su vida han pasado un mastín del Pirineo, un rottweiler, un pastor alemán, un beauceron y un bóxer, el último en llegar. «Me encantan los perros grandes, pachones, porque esos pequeñitos que no paran de ladrar no los soporto». Con los gatos no tiene especial feeling. «Preferiría un tigre o un león, un animal menos dócil. Con los gatos nunca sabes lo que están pensando».

Amaia Salamanca

Amaia lleva abrigo de Paule Ka, zapatos de Jimmy Choo, reloj y pendientes de flor de plata, todo de Dior. Alonso luce dos flores de Mariana Barturen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s