Un gato se convierte en guía de un perro ciego

Historias como esta nos encantan, la verdad. Este es Terfel, un perro de ocho años cuyas cataratas le hicieron perder la vista. Ante tan triste situación, el animal se deprimió: no quería moverse de su cama, rechazaba levantarse para pasear… las cosas pintaban francamente mal. Hasta que su dueña tomó la decisión de adoptar a Pwditat, un gatito callejero.
La sorpresa le sobrevino cuando vio que el felino, lejos de hacerle la vida imposible al perro, empezaba a hacerle de guía. Restregándose por sus patas y tocando su cara, Pwditat ayudaba a Terfel a evitar obstáculos, de manera que el segundo poco a poco fue recuperando la confianza. Y esta curiosa inversión de papeles sigue en marcha hoy en día… entrañable ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s