Llega la película que todo defensor de los animales debe ver: Blackfish

Hola mundoAnimaleros. Hoy os vamos a proponer una película: y es que mañana mismo, 31 de octubre, se estrena en cines Blackfish, documental sobre las orcas asesinas en cautividad, que a nosotros, y a todos los que ya lo han podido ver, nos ha revuelto por dentro. Todo animalista tiene una cita OBLIGATORIA con su sala más cercana.

_____________

blackfish

Viene precedida de gran revuelo causado por los festivales internacionales por los que se ha proyectado, y ya apunta directamente a los premios Oscar. Hablamos de la película Blackfish, un documental que Gabriela Cowperthwaite, y que arranca con el ataque mortal de la orca más famosa de lodos los tiempos, Tilikum. En el año 2010, este mastodóntico animal acabó con la vida de su principal adiestradora y cuidadora, lo que provocó el enésimo debate sobre la peligrosidad de determinados animales, mal llamados asesinos. Sin embargo, la cinta de la que os hablamos viaja atrás en el tiempo, e intenta buscar las motivaciones que llevaron a Tilikum a cometer ese acto de violencia desde el momento en que fue salvajemente capturado cuando nadaba tranquilamente, en libertad, con su familia.

A partir de aquí, Blackfish va progresando mediante entrevistas e impactantes imágenes de archivo, poniendo en evidencia las mil y una penurias por las que pasó (y sigue pasando) la protagonista marina, así como muchos otros animales igualmente extraídos por la fuerza de hábitat para convertirse en juguetes para el ser humano. Se busca, y se encuentra, una justificación más que válida para comprender a la asesina, y por el proceso se nos va haciendo el corazoncito cada vez más pequeño: y es que si algo demuestra Cowperthwaite con su película, es que el ser humano da asco. ¿Cómo podemos jugar así con seres vivos que sienten igual que nosotros, que entienden el concepto de familia, que echan de menos a sus allegados?

Temas importantes que deben ser puestos a debate con la esperanza de que alguien ponga fin a las atrocidades por las que pasan los animales en cautiverio, que además se presenta a las mil maravillas con una película, de por sí, francamente bien hecha: tiene momentos de una intensidad emocional inesperada.

Los más cinéfilos es posible que hayan pensado en Grizzly Man (Werner Herzog ahondaba en la relación del ser humano con los osos), o en Proyecto Nim (James Marsh echaba algo de luz sobre el popular chimpancé que fue criado en una familia humana). En la misma liga juega la mucho más acusadora Blackfish, constituyendo con otros muchos ejemplos una serie de denuncias que no pueden pasarse más por alto. Karma Films nos la trae al cine este jueves. Id a verla, comentadla, recomendadla… No debe dejarnos indiferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s