Las fiestas, con riesgos para animales domésticos

Nos hacemos eco de la entrada publicada en un medio argentino, que expone claramente los problemas que le supone a una mascota la celebración de fiestas como la Navidad y, muy especialmente, Fin de año. Esperamos que así más de uno reconsidere su forma de festejar tales efemérides… ¡Vuestras mascotas os lo agradecerán!

Fuente: El día

Para esta fecha, el pico de consultas en veterinarias es por problemas digestivos. La pirotecnia, otro factor preocupante

LA PIROTECNIA, UN MOTIVO DE ESTRÉS PARA PERROS Y GATOS, PERO NO EL ÚNICO VINCULADO A LAS FIESTAS: TAMBIÉN EL CAMBIO DE LA DIETA MOTIVA CONSULTAS

LA PIROTECNIA, UN MOTIVO DE ESTRÉS PARA PERROS Y GATOS, PERO NO EL ÚNICO VINCULADO A LAS FIESTAS: TAMBIÉN EL CAMBIO DE LA DIETA MOTIVA CONSULTAS

Además de ser una ocasión para el encuentro familiar, las fiestas de fin de año suelen tener una contracara, específicamente para las mascotas, que pueden vivirlas con incomodidad. Desde la pirotecnia que los asusta hasta las luces del arbolito que pueden transformarse en un peligro para gatos curiosos, son varios los elementos vinculados a estas tradicionales celebraciones, que suponen un riesgo potencial para los animales domésticos.

Un sólo dato ayuda a darse una idea del impacto del almanaque para las mascotas: es en estos días la mayor cantidad de consultas en veterinarias se vincula a problemas digestivos registrados en mascotas a las que se les altera la dieta habitual dándole productos típicos de la mesa de Navidad o ahora de Fin de Año.

Es a partir de la existencia de estos riesgos que desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires se dieron a conocer una serie de recomendaciones sobre las medidas de prevención que deben tomarse para disminuir el malestar de perros y gatos.

PIROTECNIA

La alta sensibilidad que poseen los animales ante estímulos sonoros intensos, imperceptibles muchas veces para el humano, expone a las mascotas a sufrir estrés por exceso de ruido y explosiones. Debido a su hipersensibilidad auditiva, los ruidos fuertes pueden causarles pánico y provocar conductas no habituales como escapar sin rumbo, atravesar cercos de contención u otras similares. Con esas conductas, no sólo corren riesgo de lastimarse o lastimar a las personas sino que también pueden desorientarse y perderse, indican los expertos.

A raíz de la pirotecnia, las mascotas pueden padecer palpitaciones, taquicardia, jadeo, salivación, temblores, sensación de insuficiencia respiratoria, falta de aire, náuseas, aturdimiento, sensación de irrealidad o pérdida del control. Es importante consultar a profesionales veterinarios para conocer sobre posible utilización de sedantes que evitarán parcialmente el pánico de los animales de compañía, atendiendo la particularidad de cada caso.

CÓMO PREVENIR

Según explican los especialistas, la mejor forma de evitar incidentes es ubicar a los animales en una habitación donde estén cómodos, con sus juguetes habituales, comida, agua y algún sonido con el que estén familiarizados (radio, televisión o música prendida). Es importante que no haya nada con lo que puedan hacerse daño (elementos cortantes, vidrios, rejas, etc.). Los profesionales sugieren también, para los perros que estarán solos y que permanezcan así por algunos días, dejar la casa bien cerrada y con ventilación. Y evitar que las puertas se cierren por alguna corriente y los dejen aislados.

En el caso de los gatos, es aconsejable dejarlos con abundante comida y bebida y las bandejas limpias. Siempre, la mejor solución es que alguien conocido y de confianza visite a las mascotas cuando quedan solas.

Es de suma importancia, dicen los especialistas, no dejar atadas a las mascotas y evitar así el peligro de ahorque. En caso de que no quede otra alternativa, hay que procurar que la cadena y el collar tengan, al menos, dos giratorios que impidan que los perros se enrosquen al entrar en pánico. Generalmente cuando empiezan a girar, lo hacen para el mismo lado y pueden correr el riesgo de ahorcarse. Además, deben tener algún mecanismo que les permita un rango de movimientos mucho más amplio para desplazarse.

Es importante que no haya cerca paredes bajas, maderas sueltas o sillones donde pueden saltar y lastimarse.

En caso de usar caniles, hay asegurarse de que las mascotas los toleren. Si no están acostumbrados pueden lastimarse al intentar salir de su encierro, golpeándose contra las paredes o rejas.

Por otra parte, se debe tener la precaución de no arrojar pirotecnia cerca de los perros ya que, al arrojar un “petardo”, el perro puede correr a buscarlo, corriendo el peligro de que le estalle en la boca.

La Navidad pasó pero el arbolito sigue prendido y por eso a los gatos pueden intrigarles las luces navideñas, sus colores y sus movimientos. En ese sentido, es muy común que intenten morder cables, lo que le puede causar una descarga y/o quemaduras en su boca. Es recomendable dejar las luces apagadas mientras estén solos y verificar los cables regularmente para saber si están siendo masticados por las mascotas. También pueden colocarse adornos de tela, madera o goma en la parte de abajo del árbol para evitar accidentes producto de su curiosidad.

DIETA

Es importante no alterar la dieta de las mascotas, aseguran los especialistas. La mayoría de las urgencias que se atienden en estas fechas están relacionadas con problemas digestivos. Todo se debe a la alteración de la alimentación: es importante intentar conservar la dieta de las mascotas y no alterarla con los alimentos que consumimos durante los festejos.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta, son los traslados a casas de familiares en los que se decide llevar a las mascotas. El viaje provoca estrés, especialmente en los gatos. Se debe hacer hincapié, una vez más, que ante la utilización de sedantes, es de suma importancia consultar con el médico veterinario y no hacerlo por cuenta propia.

¡Feliz Navidad!

navidad 2

¡Hola a todos, mundoAnimaleros!

Ya es 24 de diciembre… ahora sí que sí: ¡Ya es Navidad! Aprovechamos este espacio para desearos a todos unas felices fiestas, esperando también (¡sobre todo!) que el año 2014 sea mejor que este 2013 que dejamos atrás, y que ha sido francamente duro.

De hecho, no queríamos despedirlo sin daros las gracias. Porque gracias a vosotros, que nos leéis cada día, que discutís en el foro, que subís fotos de vuestras mascotas y que os pasáis por nuestra tienda, hemos conseguido llegar hasta aquí. No os vamos a mentir, la crisis por la que está pasando la economía mundial en general (y española en particular) se ha dejado notar también en mundoAnimalia, y nos hemos tenido que redefinir en consecuencia.

Pero hemos podido seguir adelante. Y de nuevo, ha sido posible gracias a vosotros.

Somos conscientes de que ha sido un año de grandes cambios. Hemos remozado a fondo el aspecto visual de la web, hemos abierto una tienda propia y hemos buscado la forma de mejorar la experiencia del usuario en todos los sentidos. En definitiva, hemos querido hacer de mundoAnimalia lo que su propia descripción indica: un lugar en el que el mascotero lo tenga todo, absolutamente todo lo que pueda necesitar, a su alcance. ¡Hasta una plataforma mediante la que adoptar perros y gatos abandonados!

Son cambios, y los cambios no gustan a todo el mundo. Sabemos que por el camino se ha enfadado algún mundoAnimalero que otro, que no todos han visto con buenos ojos que aplicáramos tantos esfuerzos en la consecución de una tienda virtual de garantías. Pero la mayoría habéis entendido que mundoAnimalia es un servicio que os ofrecemos de manera gratuita, pero por el que trabaja un equipo de varias personas 40 horas a la semana; y que, por tanto, debe sobrevivir de un modo u otro.

De nuevo, gracias.

Si seguimos así, todos a una, hay mundoAnimalia para rato. Por nuestra parte, de cara al 2014 prometemos seguir dando el máximo de nuestras capacidades para mantener la maquinaria en funcionamiento y seguir mejorando la experiencia del usuario. Debemos actuar así, porque de lo contrario os estaríamos fallando. Y os lo debemos todo. Tan sólo esperamos seguir contando con vuestro apoyo.

Acabamos como empezábamos: deseándoos las mejores fiestas posibles. Demonios, ¡os las merecéis! Así que feliz, feliz Navidad y próspero año nuevo de parte de un equipo ilusionado con el proyecto y con los usuarios con que contamos. Sois, y así os vemos todos, como una gran familia de la que estamos orgullosos.

navidad

IV Campaña de concienciación sobre la importancia de la educación canina para evitar el abandono

“Estas Navidades me podrás regalar, pero recuerda: no soy un juguete”

Se estima que más de 100.000 perros serán abandonados, sólo en España, el próximo año. Para ayudar a frenar esta situación, la Escuela de Educación Canina UCM de Madrid lanza, por cuarto año, una campaña de concienciación ofreciendo clases gratuitas para dueños o futuros dueños de perros.

Regalo-Navidad_1Se acercan las Navidades, unas fechas mágicas donde muchos niños cumplen su sueño de disfrutar de un adorable cachorro con el que jugar.

Pero detrás de la ilusión del momento se esconde una realidad abrumadora.

Según el último Estudio Fundación Affinity sobre el abandono de animales de compañía, en España se recogen una media de más de 110.000 perros abandonados a lo largo del año.

Se estima que más de 200.000 animales serán regalados durante estas Navidades en España. Y de estos animales, más de 100.000 perros serán abandonados, principalmente durante su primer año de vida.

Un alto porcentaje de estos abandonos se produce por la incapacidad de algunos propietarios para afrontar ciertos problemas de comportamiento. Y es justo en este punto donde la educación temprana de los cachorros se define como una medicina preventiva.

En la vida del perro es fundamental la etapa de la sociabilización, entre las 3 y 16 semanas. Normalmente, el cachorro llega a nuestro hogar sobre la 8ª semana, y es entonces cuando los propietarios tienen la responsabilidad de formarse para educar a sus mascotas. De esta forma, se evitarán los principales problemas de comportamiento y tanto las familias, como la sociedad, disfrutaremos de unos compañeros ideales (sanos, equilibrados y felices).

Compromiso de la Escuela de Educación Canina UCM frente al abandono

En la Escuela de Educación Canina UCM intentamos poner nuestro granito de arena a la hora de disminuir la cantidad de perros abandonados en España. Y lo hacemos invitando a todo propietario o futuro propietario de un perro a asistir a nuestras sesiones de orientación educativa gratuitas.

En estas clases enseñamos, mientras disfrutamos con los cachorros, las nociones básicas de la educación canina:

– cómo aprenden los perros
– cuál es su comportamiento normal
– y cómo evitar problemas futuros como ladrar, saltar, morder, descontrol al hacer sus necesidades…

En definitiva, enseñamos qué hacer con los perros en las diferentes situaciones que se presentan y a distinguir los comportamientos normales de aquéllos en los que es necesario actuar. Y lo que es más importante, ayudamos a entender y comprender a cada perro a través del lenguaje canino.

La educación temprana de los cachorros como vía para evitar problemas de comportamiento

Tendemos a pensar erróneamente que el cachorro aprende por sí sólo o que viene con los conocimientos básicos, de serie, pero no es así. Es nuestra responsabilidad enseñarle a comportarse e integrarse en la sociedad humana. No basta con gritarle y decirle que “no” continuamente.

Una sociabilización deficiente acarreará problemas de conducta y convertirá a nuestro cachorro en un perro inhibido, con miedos, con comportamientos agresivos, con dificultades para relacionarse con sus congéneres, su propia familia y en sociedad.

Es indiscutible la necesidad de educar al perro desde el primer día, desde el mismo instante en que llega a casa. Por este motivo son muy aconsejables las clases de educación canina, en grupo, dónde vivirán experiencias positivas ante toda clase de estímulos y en una situación controlada donde la seguridad está garantizada.

En estas clases ayudamos a los propietarios a entender a sus perros y les damos las herramientas necesarias para que afronten el día a día de su vida en común. Tratamos temas como la sociabilización, inhibición de la mordida, el juego, las conductas higiénicas, obediencia básica y a ser manipulados (en el veterinario, en la peluquería…)

Más información en http://www.ucm.es/info/companim/EsclCachorros.htm

Ningún animal sufrió daños durante el rodaje (salvo los que murieron a golpes, ahogados o empalados)

Hoy nos hacemos eco de una realidad que se ha ido destapando con especial virulencia en los últimos días: la que se esconde detrás del famoso “Ningún animal sufrió daños durante el rodaje de esta película”. Esperamos que si la información que aquí sigue (durísima, por cierto) sigue haciendo el ruido que está generando por las redes, llegue a tomarse de una santa vez una decisión al respecto…
__________
Fuente: eldiario.es

'Caballo de batalla', de Steven Spielberg.

‘Caballo de batalla’, de Steven Spielberg.

Si eres de los que lloraban por los caballos de los westerns, este artículo confirmará tus peores sospechas

“La toma fue realmente mal y se perdió tratando de nadar a la orilla. No se ahogó de milagro –le escribió Gina Johnson a un colega–. No hace falta que te diga que NO se lo cuentes a nadie, ¡mucho menos en la oficina!”.

El que por poco se ahoga era un tigre llamado Richard Parker, el coprotagonista no digital de La vida de Pi, y la oficina de Gina Johnson es la American Humane Asociation (AHA), una organización no gubernamental cuyo trabajo es monitorizar el trato que reciben los animales en las producciones cinematográficas y otorgar (o denegar) la etiqueta “Ningún animal resultó herido en el rodaje de esta película”.

Según la investigación de The Hollywood Reporter, Gina Johnson tenía al menos una razón para ocultar el “incidente”: su romance secreto con un productor ejecutivo de la película, que se estaba rodando en Taiwán. Pero, aunque no fuera así, a Richar Parker le habría dado lo mismo porque la AHA se enteró del extravío casi suicida del tigre de verdad y la película recibió la etiqueta de igual modo.

Contra lo que se pueda pensar, esta no es la excepción: es la norma. Y la increíble explicación de la AHA es que sólo cuentan los animales que han sido heridos intencionadamente o mientras la cámara estaba rodando. Los que mueren por negligencia, falta de cuidados o de medidas protectoras no son responsabilidad de la productora ni de la asociación. El 99,98% de las películas que se ruedan obtienen su sello de garantía.

Vida de perros en el cine

Al menos 27 animales murieron por deshidratación, agotamiento o ahogados durante un alto del rodaje de El Hobbit, la precuela de El Señor de los anillos que Peter Jackson rodó el año pasado en Nueva Zelanda. Cuando su entrenador, John Smythe, denunció la muerte de los animales, la asociación le dijo que no valía la pena abrir una investigación por falta de pruebas.

Cuando Smythe les aclaró que sabía el lugar exacto donde estaban los animales porque los había enterrado él mismo, la AHA alegó entonces que el suceso había tenido lugar en un alto del rodaje y que, por lo tanto, no podían intervenir. La conclusión de su informe fue que, “habiendo monitorizado todos los eventos significativos con relación a animales”, consideraban que “ningún animal había sido perjudicado durante la acción”.

Cuatro caballos murieron durante el rodaje de la primera temporada de Luck, una serie de HBO sobre carreras de caballos con Dustin Hoffman como protagonista. El caballo principal, Real Awesome Jet, sufrió tantos golpes en la cabeza que fue necesario sacrificarlo. En Courage, un caballo fue empalado por los hierros de un vagón fuera de control. Un husky recibió puñetazos en el diafragma durante el rodaje de Bajo cero (Disney, 2006) y una ardilla murió aplastada en Novia por contrato, la comedia romántica protagonizada por Sarah Jessica Parker y Matthew McConaughey en 2006.

¿Más caídos por el cine y en roles de estrella, papeles mínimos o secundarios? La jirafa que murió en el rodaje de El guardián del zoológico o los varios perros que fallecieron durante la grabación de Marmaduke y Nuestro estúpido hermano. O el tiburón que murió asfixiado en una piscina hinchable durante el rodaje de un anuncio para Kmart. Luck fue cancelada cuando las fotos de los caballos fueron publicadas, pero todas las demás películas recibieron su leyenda (“Ningún animal resultó herido en el rodaje de esta película”), al igual que Piratas del Caribe, cuyos efectos especiales y explosiones costaron la vida de cientos de peces, pulpos y otros tipos de vida marina.

Si no lo entiendes, sigue la pista del dinero

La paradoja se despeja rápidamente mirando los números: la principal fuente de ingresos de la asociación es la misma industria que pretende monitorizar. La AHA vive gracias a los dos sindicatos de actores recién fusionados, SAG-AFTRA y la Alianza de Productores de Cine y Televisión. Por si fuera poco, su departamento de prensa suele involucrar en sus campañas de recogida de fondos a las mismas productoras a las que está monitorizando, durante el mismo rodaje. Fue el caso de Caballo de batalla, una película de Steven Spielberg, donde, según una antigua jefa de producción de la casa, murió un caballo por negligencia y la AHA lo tapó.

Según varias fuentes de la propia asociación, el problema viene siempre de arriba y la regla no escrita es colaborar con la producción, no proteger a los animales. “Los representantes que reciben quejas de los entrenadores son apartados del rodaje –le explicaba un empleado a The Hollywood Reporter–. Los que defienden los intereses de los animales son considerados problemáticos”.

Barbara Casey, jefa de producción de la Unidad de Cine y Televisión, puso una demanda por despido improcedente contra AHA y HBO porque sus intentos de imponer medidas de seguridad para proteger a los animales en el rodaje de Luck retrasaron la grabación de la película. En su demanda consta que AHA ayudó a ocultar la muerte de un caballo durante el rodaje de Caballo de batalla para proteger la reputación de Steven Spielberg y otorgarle el sello de rigor. Tanto AHA como HBO han rechazado las acusaciones.

La negra era dorada de Hollywood

La vida de los animales del cine ha mejorado desde la era dorada de Hollywood. En Ben-Hur murieron más de 100 caballos y mejor no recordar al pobre burro de Las Hurdes, tierra sin pan, de Buñuel. La American Humane Association fue invitada a su primer rodaje en 1939 por la Administración de Códigos de Producción (más conocida como la Oficina Hays) después de que un caballo fuera empujado sobre una plataforma inclinada y aceitada a propósito para que cayera despeñado por un barranco durante el rodaje de Jesse James. Pero fue el escándalo de La puerta del cielo (Michael Cimino, 1980), donde explotaron caballos, desangraron vacas y otras brutalidades absurdas, que su presencia en plató se hizo obligatoria para todos los sets donde hay animales; y su sello de aprobación, necesario para que una película llegue al cine (esta regla no se aplica a la televisión).

Desde entonces, la frase “Ningún animal resultó herido en el rodaje de esta película” ha tranquilizado a espectadores y anunciantes, pero sus métodos están tan cerrados como sus libros, ya que no se trata de una oficina gubernamental. Además, su presencia ha cerrado las puertas de Hollywood a otras asociaciones que también se preocupan por el bienestar de los animales.

Cada vez que veamos la leyenda “Ningún animal ha resultado herido durante el rodaje de esta película” es bueno recordar las palabras del responsable del programa que lo otorga, Kwane Stuart: “Nuestra prioridad es que los animales estén bien, pero tenemos que entender que los directores también tienen que conseguir su visión”.

Un reno como mascota

No somos demasiado fanáticos de esta clase de noticias en las que se habla de mascotas que no deberían ser tales… pero no menos cierto es que la curiosidad cuando pica, pica. Atención a esta peculiar familia humana, que comparte su vida… ¡con un reno! Qué cosas pasan en Finlandia…
____________
Fuente: La Razón

Con la llegada de la Navidad Aatu no se pone nervioso. Este reno domesticado en Finlandia se comporta como uno más de la familia. Su dueña, Pia Tuukkanen, lo encontró abandonado en un bosque de Laponia, lo adoptó y se lo llevo a casa. Primero lo alimentó con biberón y le ayudó a dar los primero pasos sobre el parqué. Con el paso del tiempo, el reno comenzó a comportarse como un humano, hasta tal punto que se sienta a ver la televisión con Pia y está “enganchado” a un programa sobre Policías.

A la espera de que Papá Noel le llame para hacer el reparto de los regalos en Nochebuena, entrena tirando de un trineo de turistas, ya que se ha convertido en toda una atracción. Aatu vive a tiempo parcial en una granja de renos y en el patio de la casa de Pia, pero parece estar más cómodo con los humanos que con los de su propia especie. Según describe su dueña, que lo considera como un hijo, es honesto, curioso y confiado con la gente.