Daya Cervelló: un proyecto hermoso para el cuidado de animales abandonados

daya
Daya Cervelló es un refugio para animales abandonados. Tristemente, no es ninguna novedad, puesto que en España hay infinidad de centros dedicados a ayudar a mascotas que han sido maltratadas o de quienes sus caprichosos responsables humanos se han cansado.

Lo que diferencia a Daya del resto es su especial cariño por aquellos seres vivos que seguramente no tengan ninguna segunda oportunidad: perros y gatos enfermitos, mayores, no demasiado agraciados… si bien la adopción se está expandiendo, la gran mayoría prefiere rescatar a cachorros sanos y guapos, por lo que si una protectora se encuentra con un senior de 8 o 10 años, con Leishmania o Inmunodeficiencia felina, o bien con una oreja más grande que la otra o cualquier otra deformidad, sabe que será un problema.

Las protectoras se llenan de animales: muchos entran, muchos salen, pero muchos otros se quedan. Y en este tercer grupo se centran los voluntarios del Santuario de Cervelló. En el siguiente vídeo podéis ver cómo miman a abueletes y a enfermitos (que sin embargo aún pueden tener una vida perfectamente digna), demostrando que ellos también se merecen una segunda oportunidad.

 

La opinión de mundoAnimalia

Quien esto escribe recomienda, de paso, que os lo planteéis: hace un año mi familia adoptó a un perrito de unos 10 años. Un Whippet que se nos ofreció con serios problemas en los dientes (le hemos tenido que quitar la mayoría) desnutrido, tembloroso y frágil. Somos conscientes de que no nos acompañará muchos años, pero desde que está en casa, parece haber rejuvenecido: se sociabilizó perfectamente con el resto de la manada, se acostumbró en seguida a los cariños y carantoñas humanas, y a día de hoy es el más juguetón y agradecido de todos: juega, se divierte, va de un lado para el otro, y busca el calor de un abrazo nuestro en todo momento. La experiencia de ver a un senior tan feliz por esta nueva oportunidad no tiene precio. Lo dicho: ¡Pensároslo, al menos! 😉 –>Adopción de perros y gatos adultos en mundoAnimalia

Bibulu ahora es DogBuddy

dogbuddy

Tras meses de espera y mucho trabajo, Bibulu se ha fusionado con DogBuddy, una plataforma de canguros caninos del Reino Unido. La gran familia resultante recibe el nombre de DogBuddy, y el objetivo de la unión pasa mejorar y ampliar su comunidad de dueños de perros, canguros caninos y paseadores en España, Italia, Francia, Alemania y, por supuesto, el Reino Unido.

¿Por qué unir fuerzas?

Bibulu y DogBuddy son dos empresas con un mismo sueño: facilitar la vida de dueños de perros con la ayuda de canguros y paseadores de confianza, en un entorno seguro y familiar. Con esta fusión, sendas empresas buscarán mejorar sus páginas web y expandir sus servicios.

¿Qué ha cambiado?

DogBuddy.com: llega nueva y mejorada versión de la anterior página web, basada en lo mejor de bibulu.com y de mydogbuddy.co.uk. Incluye nuevas funciones y aplicaciones que facilitan la comunicación y el proceso de reservas entre sus miembros. El diseño general también ha cambiado, y está adaptado al uso móvil, para que puedas estar siempre en contacto con la plataforma.

Nuevas funciones y servicios:

  • Estancias diurnas: ahora puedes reservar canguros para estancias diurnas, de manera que tu mascota no se quede todo el día en casa.
  • Paseo: puedes contactar con un paseador que se dedique a sacar tu perro para que se divierta y se canse durante el día.
  • Servicio personalizado: una opción que permite reservar servicios perrunos personalizados, ya sean clases de obediencia canina, servicios de peluquería, o una combinación de varios servicios.

¡Y más novedades están por venir!

Las perreras de Madrid, más cerca del ‘sacrificio cero’

Estupendas noticias las que nos llegan desde la Comunidad de Madrid. Parece ser que en breve, y siguiendo el ejemplo de Cataluña, las protectoras de la capital no tendrán por qué sacrificar a los animales que reciban… ¡Bien!

__________

Fuente: El país

El Parlamento regional respalda una iniciativa que impulsa la adopción de los animales abandonados

Voluntarios de El Refugio celebrando el viernes la decisión de la Asamblea de Madrid.

Voluntarios de El Refugio celebrando el viernes la decisión de la Asamblea de Madrid.

Cataluña podría dejar en breve de ser la única comunidad autonómica donde no se sacrifica a las mascotas abandonadas que terminan en las perreras. El Parlamento de Madrid apoyó de forma unánime en el pleno del pasado jueves, a iniciativa de Izquierda Unida, la propuesta de la protectora El Refugio a favor del sacrificio cero. Los 114 diputados presentes de PP, PSOE, IU y UPyD coincidieron en “la necesidad” de revisar y adaptar la normativa regional (no existe una ley nacional de protección animal). Entre las medidas planteadas para combatir el abandono —las sanciones pueden ser de hasta 3.000 euros (no es lo habitual), multa que se antoja corta para las ONG y diputadas como Carmen Villares, de IU— está impulsar las adopciones y la esterilización de los animales de compañía. La excepción serían los destinados a la cría.

En los seis años anteriores a 2012 cerca de 130.000 perros y gatos abandonados en Madrid fueron eliminados en las perreras, amparadas por la legislación. La Ley de Protección Animal vigente en la Comunidad de Madrid, de 1990, estipula que cualquier animal abandonado que sea recogido por los servicios municipales podrá ser sacrificado legalmente en un plazo de diez días si no es reclamado ni adoptado por nadie. En los nueve primeros meses de 2014 se registró un descenso de los casos de abandono en la región (5.458), un 12% menor respecto al mismo periodo de 2013 (6.206).

Muy pronto nadie podrá matar a ningún animal abandonado bajo el amparo de la ley, y el que lo haga, podrá ser perseguido, juzgado y castigado por ello”, señala Nacho Paunero, responsable de El Refugio, que presentó en la Asamblea de Madrid más de 60.000 firmas respaldando su iniciativa legislativa popular. Las asociaciones de animales limitan el sacrificio a la eutanasia por razones médicas.

Tras celebrar el viernes en la Puerta del Sol el avance político —la falta de tiempo, con solo esta semana con actividad parlamentaria y a dos meses de las elecciones del 24 de mayo, obliga a que la legislación se aborde ya en la próxima legislatura—, la prioridad de Panero es “reestructurar la actual gestión de los centros de protección animal de Madrid, para que se dediquen a proteger de forma real a los animales abandonados que acogen y no matarlos”.

No es el caso del Centro Integral de Acogida de Animales de Colmenar Viejo, que depende del Gobierno regional y da servicio a 83 municipios de la región con menos de 5.000 habitantes. Con una capacidad para 250 animales, desde su apertura en 2005 ha logrado más de 5.000 adopciones en este periodo.

El problema surge en el caso de las perreras bajo responsabilidad de los Ayuntamientos, y de cómo sea la gestión: pública, a cargo de ONG, de empresas privadas… “El sacrificio cero es económicamente viable y éticamente irrenunciable, como demuestran los centros y asociaciones que lo practican”, aprecia Villares.

Aparte del sacrificio cero hay otros pilares fundamentales: la esterilización, la desmotivación a la compra, el fomento de la adopción en este sentido, que se apliquen sanciones y campañas de sensibilización”, añade Miguel Aguado (PSOE). “El sacrificio cero en los centros de protección animal es posible; lo es de forma contrastada y, además, es lo que la sociedad madrileña del siglo XXI está demandando”, reflexiona Gabriel López (UPyD). Luis del Olmo (PP) subraya el “fomento” de la adopción de los animales procedentes de los albergues: desde 2000 se han adoptado 96.000 perros y gatos en Madrid. “La media de adopciones diarias fue de 21 ejemplares en el primer semestre de 2014”, pone como ejemplo.

La excepción del modelo catalán

Todas las leyes regionales excepto la catalana cumplen prácticamente el mismo guion: tras diez días aproximados en el centro de recogida, los animales sin identificación pueden ser cedidos o sacrificados. Desde 2003 Cataluña es la única autonomía que practica el sacrificio cero.

La Generalitat prohíbe el sacrificio de gatos, perros y hurones en las instalaciones para el mantenimiento de animales de compañía, y en los núcleos zoológicos en general, excepto por motivos humanitarios y sanitarios. Cataluña también es pionera en regular la esterilización de todos los animales de compañía “que son objeto de comercialización o transacción”. Se debe efectuar con “los mínimos efectos fisiológicos y de comportamiento en el animal”.

Un punto positivo de la legislación madrileña es que fomenta que en los centros de recogida de animales prevalezcan como gestores las protectoras de animales. “El problema es que nunca se aplica en los concursos de los ayuntamientos porque dan prioridad a la ley de concursos públicos, donde prima la mejor oferta económica”, indica Gabriel López (UPyD).

El calentamiento global está favoreciendo una plaga de orugas procesionarias

orugas procesionarias

Pues vamos a tener que empezar a tomarnos muy en serio el tema. En los últimos cuarenta años, de manera progresiva aunque sin que casi nadie se preocupara lo más mínimo, la oruga procesionaria ha ido aumentando su presencia en nuestro país.

Debido al calentamiento global, se está favoreciendo un clima propicio para este animal, peligroso para el ser humano pero potencialmente mortífero para el animal, y expertos en el control de plagas ya están alertando del riesgo “serio” de una plaga.

El problema: el aumento de las temperaturas medias de España está reduciendo la humedad de sus zonas más altas, que son justamente las que están empezando a poblar las orugas, enemigas de la humedad. Ocurre en España, así como en países vecinos, por lo que no hay que bajar la guardia en ningún momento, al menos durante el primer cuadrimestre del año, que es cuando los bichos en cuestión bajan de los árboles para realizar sus famosas procesiones que tanto despiertan la curiosidad de nuestras mascotas.

Para saber más sobre la oruga procesionaria, os recordamos que tenéis a vuestro alcance el siguiente consejo: Cuidado con la oruga

 

Un perro que carga a un gato hasta su casa. #CosasDeMascotas

dog-carrying-a-cat

Como lo leéis. No es la primera vez que vemos algo parecido (ahí está la foto que adjuntamos para demostrarlo), pero la verdad es que nosotros que no salimos nunca de nuestro asombro: en el vídeo que sigue, la dueña de un perro y un gato coge una cámara y mientas enfoca a su felino amigo, empieza a hablarle al teórico enemigo del mismo, quien aparece en escena y… bueno, cumple con su deber.

Y es que por lo visto la señora les ha enseñado un truco: el can es capaz de cargar al gato hasta su casa, contando con la absoluta permisividad del segundo.

El vídeo que sigue, a parte de despertar nuestra curiosidad,  sirve sin duda para seguir haciendo añicos esa leyenda según la cual perro y gato se llevan mal… ¡pero si es que hasta hacen buen equipo!

Petición: “Retiren la condena de prisión de mis padres por cuidar de nuestras dos perras labrador”

Sara García Rodríguez, una joven granadina hija de Nicolás García e Inmaculada Rodríguez, ha iniciado una petición dirigida a la Audiencia Provincial de Granada para evitar que sus padres ingresen en prisión.

Denunciados por ladrar a todas horas. ¿Seguro?

¿El motivo de la sentencia? Al parecer un vecino afirma que las dos perras de raza Labrador Retriever, Nala y Greta, de la familia García Rodríguez ladran de 18 a 24 horas diarias, por lo que a Nicolás y a Inmaculada se les acusa de un delito de lesiones a su vecino y de delito contra el Medio Ambiente.

La joven explica en su petición que el Seprona afirma en su informe que, en una ocasión, se acercó al domicilio familiar y oyó a los animales ladrar. Sin embargo, en el juicio celebrado posteriormente, éstos negaban haber hablado nunca de delito contra el Medio Ambiente ni tampoco haber hecho mención del ruido en ningún momento, pues no sabían si el sonógrafo funcionaba.

Para desmentir las acusaciones y defenderse de ellas, la familia granadina contrató un Investigador Civil para que grabase detalladamente noche y día en todas las estancias de su domicilio. ¿El resultado? Ni un solo ladrido (afirma la hija de los acusados).

De igual forma, una Etóloga canina evaluó a las perras concluyendo que son aptas para trabajar con ancianos, niños y personas con discapacidad. Y por si fuera poco, un veterinario perito certificó el estado de salud física y mental de los animales.

Desgraciadamente, parece ser que todos los esfuerzos de la familia han sido en vano, pues como fueron ellos quienes pagaron a los especialistas, sus resultados no se consideran válidos.

El conflicto que dura ya cuatro años, ha obligado a los acusados a dejar su casa que aún están pagando, e irse de alquiler, por miedo a que la solicitud del denunciante al Ayuntamiento de sacrificar a las perras finalmente se aprobara.

La joven cuenta como sus padres condenados a 21 meses de prisión cada uno por la presunción de veracidad de los agentes del Seprona, temen que su condena se eleve a 7 años y 4 meses por el recurso que ha presentado el fiscal en el que pide que se mantenga el delito contra el Medio Ambiente.

En el siguiente vídeo se comenta el caso de la familia García Rodríguez:

http://bit.ly/1zenqQf

Si quieres colaborar, firma la petición aquí: http://chn.ge/1w7O2Cg

La despedida de Juez, un perro policía

Más de 30 efectivos de la policía de West Deptford Town de Nueva Jersey (EEUU), homenajearon a Juez, un perro policía de raza pastor alemán que iba a ser sacrificado por su enfermedad terminal.

Juez

El perro de nueve años atravesó el cordón de autoridades policiales en silencio, una ceremonia que se realiza para homenajear a un agente muerto en acción, portando en su boca el objeto que se usaba en sus entrenamientos para soportar sus mordidas y que se había convertido en su juguete favorito.

Los agentes, emocionados, saludaban al can para “mostrarle respeto y agradecerle su servicio a la comunidad” (palabras del sargento Dan Eliasen), pues lo consideraban un miembro valioso del departamento de policía.

En sus siete años de servicio, Juez participó en más de 280 operaciones policiales y ayudó al arresto de 152 delincuentes. Pero lamentablemente la enfermedad de Cushing golpeó fuerte a Juez a mediados del año pasado, haciendo que ni con medicación se frenaran los síntomas. Esta enfermedad genera pérdida de cabello, de masa muscular, letargo y jadeo excesivo, y en noviembre de 2014 los veterinarios detectaros importantes tumores en su hígado… Así que, para evitarle más sufrimiento innecesario, el veterinario decidió dormir al can.

El caso de Juez incentivó la solidaridad colectiva para financiar el tratamiento, consiguiendo 13.000 dólares en un día frente a los 300 dólares anuales que configuran el presupuesto para atender a los perros policías en Nueva Jersey.