Festejos taurinos: sin cinturón de seguridad

El otro día leíamos que en lo que va de verano (sí, en menos de dos meses), en España, 9 personas han perdido la vida a causa de encierros y otros ‘festejos’ taurinos relacionados. Otro dato: este año, sólo en los encierros de  Pamplona, 27 personas resultaron heridas.

Pero aún hay más: si miramos las cifras en un espacio de tiempo más amplio, vemos que en los últimos 15 años, han fallecido por estas causas alrededor de 70 personas.

Cada año, las distintas instituciones gubernamentales invierten miles de millones de euros en salvar vidas, mejorar la seguridad y evitar daños personales en innumerables ámbitos de nuestras vidas; evitando accidentes de tráfico con campañas de concienciación y dedicación de recursos, regulando y mejorando las condiciones laborales de los trabajadores de nuestro país, invirtiendo en recursos para la sanidad, mejorando la seguridad en todos lo ámbitos, incrementando los recursos para prevenir incendios que, además de salvar bosques salvan vidas, y un largo e inacabable etcétera. Pero por el contrario, ante este tipo de accidentes muy poco se hace, por no decir nada.

Foto: Josu Santesteban

Foto: Josu Santesteban

Algunos dirán que tendemos a una sociedad sobreprotegida e hiperregulada. Quizás es cierto. ¡Que cada uno haga lo que quiera con su vida! Dirán algunos. Pero es que este tipo de irresponsabilidades (y otras muchas que cometemos o podemos cometer) nos cuestan recursos a todos. Entonces, ¿porqué no podemos ir en moto sin casco o sin cinturón de seguridad en el coche? Otro ejemplo: en algunas Comunidades Autónomas, si vas de excursión por la montaña, te pierdes (o algo peor) debido a una conducta imprudente y llamas a los Bomberos, tu tienes que asumir la factura del rescate.

Y así con muchas otras cosas.

Otros dirán que es tradición, que es arte, herencia cultural, ‘nuestro’ patrominio,… ¿Esto justifica la pérdida de vidas humanas? Por no hablar del sinsentido de la tortura y muerte de los animales que participan en estos actos y que es otro debate…

En definitiva, son cifras sobrecogedoras, y de momento parece que no aprendemos. Y cada año se repite la misma historia. Una y  otra vez. ¿Hasta cuando seguiremos igual? ¿Cuantas personas más tienen que perder la vida para que empecemos a hacer algo al respecto? ¿Evolucionaremos? ¿Queremos evolucionar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s