La obesidad produce serios problemas de salud en las mascotas

Fuente: excelsior.com

La obesidad, diabetes, dificultad de movimiento y problemas cardíacos en animales de compañía son un reflejo del estilo de vida de los dueños, apunto una especialista de la UNAM

Un perro se considera obeso cuando su masa corporal supera en 20 por ciento el peso que le corresponde de acuerdo con su edad, sexo y raza, precisó Ylenia Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM

Muchos dueños llevan a sus animales de compañía al Hospital Veterinario de Especialidades no por obesidad, sino por padecimientos asociados como diabetes, dificultad de movimiento y problemas articulares, cardíacos o circulatorios, e incluso cáncer.

El sedentarismo y los malos hábitos alimenticios también provocan problemas de sobrepeso y obesidad en perros y otros animales de compañía, y esta condición en la mayoría de los casos está asociada con el estilo de vida de sus dueños, afirmó Ylenia Márquez Peña, profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

Se ha comprobado que las personas con horarios de comida cambiantes, que consumen alimentos ricos en carbohidratos, azúcar y grasas y no tienen actividad física reproducen estos comportamientos en sus mascotas, apuntó.

Además, creen que para consentirlas las deben alimentar constantemente, incluso les dan de su comida, les ofrecen galletas o una ración extra como premio cuando hacen algo bien.

Algunas razas tienen cierta predisposición genética a aumentar de peso, como el golden retriever, labrador y cocker spaniel precisó.

“Consideran que si sus mascotas están gordas son más graciosas y saludables; sin embargo, deben entender que no es así”, resaltó.

La especialista en pequeñas especies expuso que además de la alimentación, otro factor que aumenta el riesgo de obesidad es la esterilización, pero también se puede controlar.

Al practicar la cirugía se recomienda a los dueños ajustar las porciones de comida y aumentar la actividad física”.

La mejor alternativa es la prevención, remarcó: informar a las personas de la importancia de dar alimentación adecuada (en cantidad y contenido nutricional) a sus mascotas, de llevarlas a hacer ejercicio a diario y no ver a la comida como una forma de consentirlas o de motivarlas a realizar alguna actividad.

Además, es fundamental que reconozcan cuando su animal de compañía tiene obesidad o sobrepeso, y entender que esta condición no sólo está relacionada con la apariencia, sino con la salud, de este modo será más probable que busquen ayuda, concluyó.

 

Descubierto en la isla de Borneo un orangután albino

Este increíble orangután fue rescatado en una pequeña aldea de Borneo donde se encontraba retenido en una insalubre jaula.

Fuente: nationalgeographic.es

La fundación que cuidará del primate hasta su recuperación ha declarado que nunca habían cuidado de un orangután albino y que nunca han encontrado un ejemplar como este en estado salvaje.

Este ejemplar casi único de orangután albino ha sido rescatado, a principios de este mes, en una aldea de Indonesia donde permanecía enjaulado.

El orangután de cinco años liberado en el distrito de Kapuas Hulu, en Borneo, ha recuperado peso a un ritmo extraordinario, ganando 4,5 kilogramos en cuestión de solo dos semanas.

Según el periódico The Telegraph, la Borneo Orangutan Survival Foundation se está encargando de cuidar del primate. Los orangutanes se encuentran en grave peligro, lo que significa que se encuentran a un paso de la extinción, yla fundación cuida de casi 500 ejemplares. Esta organización ha informado de que nunca ha cuidado de un orangután albino en el centro de rehabilitación en sus 25 años de historia.

La fundación organizó una campaña internacional pidiendo sugerencias para el nombre de este orangután. Finalmente, han escogido el nombre de «Alba», que significa «blanco» en latín y que es sinónimo de «amanecer» en español.

«Esperamos que esto suponga un nuevo amanecer para estos preciados animales», afirmaron desde la organización en una declaración al Jakarta Post.

El largo pelo de los orangutanes de Borneo es normalmente de color marrón anaranjado, yson conocidos por su gran inteligencia. Los orangutanes albinos son extremadamente inusuales, aunque sí conocemos otros ejemplos de primates albinos, como el gorila albino Copito de Nieve y un mono araña en Honduras.

El Jakarta Post ha informado de que la fundación está estudiando el albinismo en simios para determinar la mejor forma de ayudar a Alba. No han podido encontrar otros ejemplos de este trastorno genético en orangutanes, aunque saben que el albinismo puede afectar a nervios y órganos sensoriales, como los ojos. El albinismo puede ocurrir con mayor frecuencia en primates y en otras especies vertebradas debido al estrés medioambiental y a la endogamia en poblaciones aisladas, según un estudio publicado en SciELO Argentina.

La UICN estima que en torno a 104.000 orangutanes viven en Borneo, un número mucho menor al de 1973, cuando se estimaba que vivían unos 288.000 orangutanes en la isla. La UICN prevé que el número de orangutanes continuará cayendo hasta alcanzar los 47.000 ejemplares en el año 2025, debido a la caza y a la deforestación, motivo de la pérdida de hábitat.

Los gatos utilizan trucos para conquistar a sus amos

¿¿Quien se ha resistido al truco gatuno de la mirada fija con los ojos bien abiertos, las orejillas hacia atrás y un maullidito casi inaudible??  ¡Imposible resistirse! 🙂

Fuente: abc.es

Los gatos que juguetean resultan más atractivos y son adoptados más fácilmente

Los gestos de los gatos no influyen en la posibilidad de que sean adoptados, tal como ocurre con los perros – ARCHIVO

Aunque a veces resulten un poco huraños, los gatos también pueden ser adorables. Por ejemplo, no es raro que cuando quieren pedir comida o un poco de atención, recurran a caricias, maullidos y a sus caras más tiernas. Resulta difícil resistirse. Al igual que pasa con bebés y otros animales, los rasgos pedomórficos (típicos de niños y crías) despiertan la ternura en los corazones más fríos: en los gatos, los ojos bien abiertos, con las pupilas dilatadas, y las orejas echadas hacia atrás, suelen hacer el trabajo.

Un estudio publicado recientemente en «Applied Animal Behaviour Science» ha comprobado que no siempre les sirve de mucho, tal como ha informado Sciencemag.org. Han concluido que las expresiones faciales no les ayudan a ser adoptados en los refugios. En lugar de eso, el truco que les hace conquistar a sus futuros amos es frotarse con juguetes o con muebles al modo de tiernas criaturas. Hacerlo aumenta en un 30 por ciento su probabilidad de conseguir nuevos amos.

En 2013 científicos de la Universidad de Lincoln, (Reino Unido), y de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos) comprobaron que los perros que levantaban más las cejas, y que por eso tenían una cara más entrañable, disfrutaban de una mayor probabilidad de ser adoptados, tal como publicaron en PLOS ONE. El motivo es que este sencillo gesto hacía parecer más amistosos y tiernos incluso a los perros más viejos y duros.

Estos mismos investigadores se preguntaron si ocurre lo mismo con los gatos. Para averiguarlo, diseñaron un modelo informático para reproducir los posibles gestos de estos animales en función de su anatomía y musculatura, siguiendo las mismas premisas que antes ya se han empleado en humanos, chimpancés, macacos, orangutanes, gibones y perros. Gracias a eso, detectaron 15 movimientos de cara, siete de orejas y otros seis que implican la boca, la lengua, las cejas o la pupila. Después observaron los gestos hechos por 106 gatos de refugios de Gran Bretaña y averiguaron cuáles eran los más frecuentes.

Juegos en vez de gestos

Después de recopilar esa información, averiguaron que los gatos no eran adoptados más rápidamente gracias a sus expresiones faciales. Sin embargo, aquellos que jugaban con sus juguetes o con los muebles durante las visitas de los potenciales cuidadores, tenían una probabilidad un 30 por ciento mayor de ser adoptados.

¿Qué implicaciones tiene esto? Según estos científicos que, al contrario que ocurre con los perros, los gatos no han experimentado una presión evolutiva tan fuerte sobre sus gestos a lo largo del proceso de la domesticación. Es decir, que a lo largo de milenios los humanos no le han dado tanta relevancia a las caras de los gatos como se la han dado a las caras de los perros. La posible causa puede ser que este proceso de domesticación lleva menos tiempo en marcha entre los felinos que entre los perros.