Un oso se cuela en una casa y se baña en el jacuzzi

Imagínate la escena; tu por casa, en tus cosas domésticas. De repente, escuchas un ruido en el jardín, sales a ver que puede ser y ¡BINGO! un oso en el jacuzzi. ¡No es normal! 🙂 🙂 🙂

Fuente: excelsior.com
    • Un hombre de Estados Unidos tuvo un día extraordinario al encontrar en su patio a un oso que chapoteaba en su jacuzzi
RT en español

Mark Hough apenas había tomado un sorbo de su margarita del viernes por la tarde cuando escuchó que las ramas se partían y se agitaban en su exuberante patio trasero de Altadena, California.

Al principio ignoró los sonidos, porque creyó que era su vecino de la casa de al lado, pero el ruido se hizo más fuerte.

“Así que me levanté, miré entre los arbustos y he aquí que había un oso trepando por mi valla, dijo Hough el lunes.

El avistamiento fue el primero de muchos encuentros que Hough tuvo con el oso esa tarde particularmente calurosa del viernes.

EN EL TRANSCURSO DE UNAS HORAS, EL OSO APROVECHÓ EL PATIO TRASERO DE HOUGH, SU BAÑERA DE HIDROMASAJE Y EL CÓCTEL QUE DEJÓ ATRÁS

Después de ver al oso por primera vez, Hough entró a la casa y cuando regresó encontró al peludo intruso “chapoteando en el jacuzzi y divirtiéndose”

Hough grabó el video del oso en el jacuzzi. La criatura jugó y arrojó el termómetro al aire, dijo Hough. “Estaba jugando a lo grande”, agregó.

Los osos han sido filmados con frecuencia retozando alrededor de la comunidad que se extiende a la ciudad y el desierto. La diputada del sheriff del condado de Los Ángeles, Joana Warren, dijo que el departamento recibió seis llamadas de avistamiento de osos el viernes, pero no pudo encontrarlo.

El oso solo duró unos minutos en el jacuzzi, ya que después salió y avanzó lentamente por el patio. Luego “salió de entre los arbustos, caminó hasta la margarita, la tiró y la lamió“, dijo Hough.

Aproximadamente una hora después, Hough estaba hablando con un vecino cuando algunas hojas de roble cayeron al suelo. Hough levantó la mirada y vio al oso dormido en el árbol.

“Así que tenía su margarita, tenía su jacuzzi, y ahora está listo para una siesta de una hora”, dijo Hough.

Hough dijo que el oso finalmente se fue apresuradamente por la calle.

Después del encuentro, Hough se hizo dos margaritas para compensar el que perdió. “Al menos puedo decir que fue un viernes interesante”, dijo Hough.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s