Descornar rinocerontes para salvarles la vida

Drásticas medidas para salvar la vida de estos animales y la extinción de la especie.

Fuente: rtve.es
  • Project Rhino lleva desde 2015 cercenando sus cuernos en la región sudafricana de KwaZulu-Natal
  • “No es doloroso para los animales, es exactamente como cortar una uña”, explican

El preocupante aumento de la caza furtiva de rinocerontes en el sur de África en la última década ha obligado a los conservacionistas a poner en marcha medidas drásticas, desde la vigilancia 24 horas a fórmulas como cortarles el cuerno para evitar que sean blanco de los cazadores.

Trabajando conjuntamente con reservas privadas, estatales y comunitarias, la organización Project Rhino lleva desde 2015 descornando rinocerontes en la región sudafricana de KwaZulu-Natal (este), la segunda con más mamíferos de este tipo de la nación y la que cuenta con más diversidad genética, en una medida que a priori suena controvertida.

“No es doloroso para los animales, es exactamente como cortar una uña. El animal está sedado pero consciente y le tapamos los ojos y los oídos”, explicó a Efe Chris Galliers, coordinador de Project Rhino, quien asegura que la iniciativa está dando buenos resultados. “En las reservas en las que lo hemos hecho, antes de 2015, el numero total de rinocerontes cazados suponía el 25% del total de la provincia.  Desde que el descuerne empezó, esa cifra ha bajado al 5%; los números nos dicen que la amenaza se reduce muy sustancialmente”, detalló Galliers.

Con un total de alrededor de 20.000 ejemplares si se combinan las cifras de los blancos y negros (ambas, especies en peligro de extinción), Sudáfrica alberga la mayor colonia de rinocerontes del mundo y sus reservas se usan para repoblar otros paisajes africanos donde prácticamente han desaparecido.

Precio astronómico en el mercado negro asiático

Pese a los esfuerzos para protegerlos, solo en ese país murieron en 2017 más de un millar a manos de los furtivos que buscan hacerse con el preciado cuerno, normalmente contratados por mafias. En el mercado negro, el cuerno alcanza valores de entre 60.000 y 80.000 dólares por kilo y va a parar principalmente a países asiáticos como China o Vietnam.

Allí se le atribuye propiedades medicinales, se emplea en joyería o se usa como símbolo de estatus socioeconómico. Hay quienes, incluso, lo compran como inversión de futuro contando con que un día los rinocerontes se extinguirán y los cuernos valdrán una fortuna.

En Sudáfrica, las alarmas por la escalada de la caza furtiva empezaron a sonar en 2008 -en 2007 solo habían muerto 13- y, para las reservas naturales desplegadas por todo el país esto ha supuesto un incremento de entre el 35% y el 50% en los costes de seguridad. Algunas no pueden asumirlo y optan por no tener rinocerontes, con lo que a las muertes directas, la caza ha sumado la reducción del hábitat de esta especie.

Un mal menor

En este escenario, la opción de serrar el cuerno aparece como un mal menor. “No es una situación ideal, no es algo que nos guste hacer porque, por un lado, es muy costoso y, por otro, son animales salvajes. Lo mejor sería no molestarles”, expuso Galliers. “No nos gusta hacerlo pero, si lo comparamos con el nivel de amenaza bajo el que están, esta es una intervención que por ahora tenemos que hacer porque está funcionando”, agregó.

El equipo tiene que emplear un helicóptero, así como a veterinarios expertos, estar en regla con multitud de permisos y volver al cabo de unos ocho meses, cuando el cuerno ya habrá crecido de nuevo.

Según las observaciones realizadas hasta ahora, la operación no tiene impacto en la vida de los rinocerontes, ni en comportamiento ni en términos de autodefensa. “La mayoría de las amenazas no provienen de otros animales sino de otros rinocerontes. Los negros son más proclives a ser depredados por leones (porque son más pequeños), pero eso es tanto con cuernos como sin”, indicó el coordinador de Project Rhino.

Descornar a la población entera

La “clave”, detalló Galliers, es descornar a la población entera porque dejar, por ejemplo, a un macho con cuerno crearía un escenario “injusto”. “Obviamente habría algún impacto en la especie a largo plazo pero, si lo ponemos en la balanza, la amenaza de los furtivos es mucho mayor”, recalcó.

Descornar a la población entera también es una diferencia fundamental respecto al único precedente de descuerne a este nivel que existe, según Galliers, en la historia : una iniciativa en Zimbabue en los años 90. Allí, al no quitarles el cuerno a todos, los furtivos mataban a los descornados para no volver a encontrárselos.

Rhino Project, una organización que se financia a través de donaciones, no descarta que esta iniciativa pueda extenderse fuera de las fronteras de KwaZulu-Natal. Aunque hay reservas que ya descuernan a título particular, el esfuerzo combinado es, según Galliers, lo que puede marcar la diferencia en la lucha contra la caza furtiva.

Una niña de 12 años fotografía al mítico monstruo del lago Ness

El mítico Nessie, la hipotética criatura antediluviana moradora del famoso lago Ness, ha vuelto a aparecer. ¿Será realmente el monstruo de la leyenda? Habrá que esperar a principios del 2019, cuando se publiquen los resultados del estudio del ADN de las aguas del lago que se está realizando desde el pasado mes de junio.

Fuente: excelsior.com
  • La menor de 12 años señaló que la criatura ‘tenía un cuello y una cabeza con forma de gancho’; su instantánea fue calificada por Steve Feltham como ‘la mejor en años’

Como bien sabes, el monstruo del lago Ness es uno de los grandes misterios del mundo.

Según la leyenda, habita en aguas dulces cerca de la ciudad de Inverness, en Escocia.

Y aunque la mayoría de los científicos y expertos afirman que las pruebas no son convincentes y las consideran fraude, muchas personas que lo han visto con sus propios ojos aseguran lo contrario.

Recientemente se dio a conocer que Charlotte Robinson, una pequeña de 12 años, logró tomar la mejor foto de ‘Nessie’.

De acuerdo con información de Mirror, la menor se encontraba de vacaciones con su familia en el lago, cuando a unos 15 metros de la orilla observó un animal parecido a la legendaria criatura.

Era negra y tenía un cuello y una cabeza con forma de ganchó“, aseguró.

Al minuto, el mítico animal desapareció bajo la superficie y luego volvió a aparecer más lejos.

La instantánea que tomó la pequeña ha sido calificada por Steve Feltham, experto en el tema, como la mejor en años.

Estoy totalmente emocionado con la fotografía. Es la mejor de Nessie en años“, dijo.

El hombre de 55 años es reconocido por el Libro de los Récord Guiness por la vigilia más larga para localizar al monstruo.

En lo que va del año se han registrado cuatro avistamientos de Nessie.

 

El localizador de una cigüeña provoca una desmesurada factura telefónica a la ONG responsable

Qué sorpresa tan desagradable se llevó la ONG polaca cuando descubrió, además del elevado importe de la factura telefónica, el incierto desenlace de la cigüeña. 😦

Fuente: elespanol.com
  • Una organización sin ánimo de lucro quiso seguir la ruta migratoria del animal y un mes después de perder la señal recibieron una desagradable sorpresa en forma de factura.

Cualquiera que haya vivido una “telesiesta” con documentales de La 2 estará familiarizado con ver a los investigadores colocar rastreadores para seguir el movimiento y las rutas de los animales, una tremenda invasión de la privacidad digna de Facebook. La ONG polaca Grupa EkoLogiczna quiso seguir la posición de una cigüeña llamada Kajtka para comprobar los movimientos migratorios y lo hizo con un localizador que se enganchaba a la espalda del animal y que tenía una tarjeta SIM incorporada. Sin embargo, lo que les trajo el animal fue una sorpresa y no, no en forma de bebé.

La organización, sin ánimo de lucro, colocó el dispositivo al animal en abril de 2017 para comprobar el impacto humano en las rutas migratorias de las aves. Siguieron su vuelo de casi 6000 kilómetros a lo largo del río Nilo, llegando al este de Sudán donde estuvo durante el invierno europeo. El siguiente paso era seguir el retorno del animal al viejo continente, pero eso ya no salió tan bien. Todo lo contrario.A principios de Febrero Kajtka comenzó el regreso a casa y a los 10 días llegó al valle del Nilo Azul, en Sudán. Todo iba bien hasta que empezaron a pasar cosas raras, que dirían los autores clásicos. Y es que el animal, en vez de seguir la ruta, comenzó a moverse en distintas direcciones en tramos de 25 kilómetros. El 26 de abril recibieron la señal de Kajtka por última vez.

Silencio hasta el 7 de junio. Pasaron casi un mes sin saber nada del animal y entonces recibieron novedades inesperadas en forma de una factura de 2200€ -recordamos que hablamos de una organización sin ánimo de lucro-. Alguien, en Sudán, había extraído la tarjeta SIM del GPS y había tenido a bien probar si podía realizar llamadas con ella.

Y vaya si podía: 20 horas se pasó el afortunado dándole a la sin hueso. Sin duda, serían llamadas importantes. Se desconoce qué ha sido de Kajtka, pero parece que podemos asumir lo peor. “Conmoción e incredulidad”, sentenció la ONG al final de la explicación.

La cría de hipopótamo del Zoo de Guadalajara se convierte en la sensación del verano

No hay nada más tierno que ver retozar a cualquier mamá con su pequeño, se trate de perritos, ositos o hipopótamos 🙂

Fuente: elinformador.mx
  • Aunque nació el 28 de mayo pasado, tan solo hace unos días el público ha podido conocer a esta cría macho de 56 kilos de peso

Una cría de hipopótamo nacida en mayo pasado se ha convertido en la principal atracción de verano para los visitantes del Zoológico Guadalajara.

Aunque nació el 28 de mayo pasado, tan solo hace unos días el público ha podido conocer a esta cría macho de 56 kilos de peso, que todo el tiempo está bajo la protección de su madre, de nombre Gina, dijo la encargada de comunicación del parque, Danae Vázquez.

Con apenas seis semanas de edad, el pequeño hipopótamo es inquieto, atrevido e intenta moverse solo en el agua, siempre bajo la mirada cuidadosa de su madre, que también es nacida en este zoológico.

“Gina es una excelente mamá, es cuidadosa, amorosa y cuando tiene que poner límites, los pone. Todavía no lo deja ir solo a lo más hondo, sino que permanecen en una parte más bajita donde la cría puede nadar y estar dentro del agua”, explica Vázquez.

Para su nacimiento se diseñó un espacio especial conocido como “Kiboko Bwawa“, una especie de playa donde los visitantes pueden ver a la mamá y al bebé tanto en el espacio terrestre como bajo el agua.

Los hipopótamos son una especie con piel gruesa, además de que tienen párpados transparentes y pueden cerrar sus fosas nasales y sus oídos para sumergirse hasta por 20 minutos sin salir a respirar.

Sus ojos, oídos y nariz están alineados para quedar en la superficie mientras el resto de su cuerpo está sumergido.

Por ahora, Tartúfo, el padre de la cría, no convive con ellos ya que sus cuidadores decidieron que era mejor que madre e hijo tengan espacio para que se conozcan y se sientan tranquilos.

El pequeño hipopótamo ya es llamado Beto de manera provisional y en honor a un cuidador de esa especie, aunque es probable que le cambien el nombre muy pronto.

Los hipopótamos son la tercera especie de animales terrestres más pesados de la tierra luego del elefante y los rinocerontes y llegan a pesar entre una a tres toneladas.

 

La cocaína en los ríos afecta peligrosamente a las anguilas

Otra noticia inquietante sobre el peligro de la contaminación en las aguas naturales. Esta vez se trata de un residuo poco frecuente pero muy nocivo para los organismos acuáticos, la cocaína. 😮

Fuente: elespanol.com
  • Un nuevo estudio demuestra que la presencia en el agua de esta droga les impide reproducirse normalmente, conduciéndolas a la extinción. 

Poco a poco, la población comienza a concienciarse sobre los peligros de la liberación a los ríos y los mares de residuos como el plástico, las latas y otros desechos de uso común. Sin embargo, pocos saben de la contaminación que causan otras sustancias menos frecuentes, pero si cabe aún más peligrosas.

Este es el caso, por ejemplo, de la cocaína. Está claro que no es un residuo habitual en los hogares, pero también es cierto que muchas personas la consumen con frecuencia. Ni que decir tiene que el primer perjudicado es el que la toma, pero también salen gravemente afectados los organismos acuáticos, que ven cómo su hábitat natural se ve alterado por los vertidos de esta peligrosa sustancia.

Un ejemplo de ello son las anguilas europeas. Según un estudio publicado recientemente en Science of Total Environment por investigadores de la Universidad Federico II de Nápoles, la presencia de cocaína en los ríos está contribuyendo notablemente a su declive.

Cocainómanas a la fuerza

Ya en 2009, un estudio publicado en Environmental Pollution demostraba la presencia de cocaína en los ríos belgas y aguas residuales. También analizaron la concentración de su principal metabolito, la benzoilecgonina, que resultó llegar hasta los 2.258 nanogramos por litro. Pero la cosa no quedaba restringida sólo a las aguas belgas. También se encontraron resultados similares en otros ríos de Europa.

En 2012, otro estudio, esta vez publicado en Water, Air and Soil Pollution, demostraba que la exposición de las anguilas europeas a concentraciones de 20 nanogramos por litro durante un mes dejaba un pernicioso rastro en sus tejidos, contribuyendo claramente a su deterioro.

Todo esto ha provocado la realización de este nuevo estudio, para el cual el equipo de la bióloga Anna Capaldo ha ampliado el periodo de exposición, administrando a un grupo de anguilas 20 nanogramos por litro de cocaína disuelta en etanol durante 50 días. Pasado este tiempo, las anguilas que habían sido drogadas se mostraban mucho más hiperactivas que las que no habían sido expuestas a la cocaína.

Pero eso no fue lo peor, ya que también se comprobó que la droga se había acumulado en regiones de su cuerpo, tales como las branquias, el cerebro o los tejidos musculares. Los síntomas más graves se hallaron en el músculo, que poco a poco había comenzado a deteriorase, dificultando la movilidad de los animales.

Las anguilas europeas pasan buena parte de su vida alrededor de los cursos fluviales de Europa, pero finalmente viajan hasta el océano, para reproducirse y, finalmente, morir. Para llegar hasta allí a menudo tienen que recorrer grandes distancias, que pueden alcanzar los 6.000 kilómetros, por lo que un músculo deteriorado dificultaría el viaje, impidiendo que se reproduzcan y conduciéndolas a la extinción.

Está claro que es un problema bastante grave, pero para solucionarlo a bote pronto sería necesario concienciar a un sector de la población muy concreto que, si no se preocupa por su salud, podría importarle poco la de las anguilas.

Por eso, la solución estaría en mejorar las infraestructuras de tratamiento de aguas, para que se tenga en cuenta la eliminación de este tipo de drogas, que tanto daño le hacen a los ecosistemas acuáticos.