Una araña devora a una pequeña zarigüeya en un hotel de Tasmania

¡¡Qué miedo!! 😱😱😱

Fuente: elconfidencial.com
  • La mujer envió las fotos a una página de insectos australiana y se han convertido en virales por lo poco habitual que es poder contemplar sucesos de este tipo

Si alguien tiene pesadillas con las arañas es mejor que no siga leyendo. Porque lo que le ha sucedido a una pareja australiana es para echarse a temblar, aunque ellos físicamente no lo hayan notado más allá del susto que se han llevado. El suceso ha tenido lugar en la isla de Tasmania, al sur de Australia, y ha tenido como protagonistas a una araña y una zarigüeya.

La pareja de turistas estaba de viaje en el Parque Nacional del Monte Field, en el centro de la isla de Tasmania. Cuando volvieron a la habitación de su hotel vieron que había algo colgando de la pared, pero cuando se acercaron para ver de qué se trataba, se llevaron uno de los sustos más grandes de su vida.

Una araña de considerables proporciones colgaba de un objeto instalado en la pared. Pero lo más impactante es que sujetaba con sus patas a una pequeña zarigüeya a la que se estaba comiendo entera. Justine Latton y su marido sacaron rápidamente la cámara de fotos y tomaron dos instantáneas del dramático suceso.

En las fotografías se ve cómo la araña está devorando a su víctima, sujetándose con apenas dos patas y utilizando el resto para tener al roedor atrapado. Después han querido compartir las imágenes en Facebook con un grupo australiano de insectos y arañas y en pocas horas se han vuelto virales en las redes sociales y provocando cientos de comentarios de amantes de los arácnidos… y también de quienes las tienen fobia.

El Zoo Aquarium de Madrid denunciado por supuesto maltrato a sus delfines

Problemas oculares y dermatológicos en los animales, esos serían los motivos más graves de la denuncia que ha interpuesto Proyecto Gran Simio. El Seprona ha abierto también una investigación.

Fuente: nationalgeographic.es
  • Un informe veterinario sobre los problemas oculares y dermatológicos que sufren los cetáceos de la capital ha abierto una investigación sobre las secuelas de las condiciones de su cautiverio. 

Estos delfines de nariz de botella (Tursiops truncatus) en Roatan, Honduras, están en semicautividad y se desplazan entre un gran recinto y el mar abierto como parte de un proyecto de investigación sobre su conducta. FOTO POR BRIAN J. SKERRY, NATIONAL GEOGRAPHIC CREATIVE IMAGEN CORTESÍA DE BRIAN J. SKERRY, NATIONAL GEOGRAPHIC CREATIVE

Las gradas del delfinario del Zoo Aquarium de Madrid son  uno de esos lugares de la capital por  donde han pasado desde ilusionados niños hasta complacidos ancianos de todos los lugares del mundo, a quienes los mamíferos deleitan día a día con sus acrobacias.

Esta semana, sin embargo, otro motivo muy diferente marca el hecho de que este delfinario se haya vuelto el foco de todas las miradas: las secuelas de su cautiverio. A raíz de la campaña que está realizando la Organización Sea Shepherd Conservation Society para comprobar el estado de los animales en cautividad, la organización Proyecto Gran Simio ha interpuesto una denuncia.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, el Seprona, ha abierto una investigación a raíz de un informe veterinario en el que se describen, según un comunicado de la organización,

“las úlceras dermatológicas en forma de cráter en Lala, uno de los delfines;  de una gran úlcera en otro delfín con pérdida de piel en la boca en el extremo superior de ambas mandíbulas y de graves problemas oculares en el resto de los delfines que permanecen con los ojos medio cerrados por causas posiblemente del cloro”.

En el marco de la operación 404 de Sea Sheperd, la organización cuenta que, mientras investigaban,

“nuestro equipo descubrió que dos de estos delfines parecen estar enfermos. Lala y Guarina, ambos delfines capturados en la naturaleza, actualmente padecen lo que parecen ser lesiones cutáneas”.

De los nueve delfines del zoológico, seis fueron capturados en las aguas de Cuba y tres nacieron en cautiverio, según los informes de la organización.

“Estamos muy preocupados por su bienestar y no podemos creer que se vean obligados a actuar en estas condiciones”, afirman.

El descanso de los cetáceos, en tela de juicio

En este mismo informe, la organización denuncia la falta de instalaciones donde los animales puedan descansar del trabajo y recuperarse de sus lesiones. Según del veterinario Agustín González,

“estos delfines se encuentran actualmente bajo un gran sufrimiento por las citadas patologías, ya que en todos los mamíferos, tanto en la dermis como en la epidermis, además de los ojos, tienen muchas terminaciones nerviosas”, por lo que cualquier patología “que afecte a esas zonas son muy dolorosas y aún más si ocupa una zona extensa como puede verse claramente en Lala”.

Sobre las lesiones de la mandíbula que señalan en otro de los delfines, aseguran que “es una zona de sensibilidad especial, ya que la utilizan  constantemente para tener sensaciones táctiles, por lo que las lesiones de ese tamaño e importancia las hacen especialmente dolorosas”.

Desde la organización denuncian además que la respuesta por parte del zoológico ha sido vaga e incompleta, y “confirma la enfermedad de Lala”, pero “sin embargo, en lugar de apartarla de los espectáculos hasta que se reponga, la siguen utilizando”.

Proyecto Gran Simio añade además que

“sobre las patologías de los ojos y de la herida ulcerosa muy desarrollada en el hocico de otro delfín, callan y no responden”.

Por ello, la organización ha interpuesto una denuncia por un posible delito de maltrato animal e incumplimiento de la ley de conservación silvestre en los parques zoológicos.

La respuesta del zoológico

Sin embargo, el Zoológico de Madrid ha asegurado en declaraciones a El País que su

“equipo legal está estudiando si denunciar estas acusaciones falsas y sin fundamento”.

Tomando como ejemplo el zoológico público de Barcelona, que está reconvirtiendo sus instalaciones en un centro de rescate, el director ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España y  miembro del Comité Español de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)ha declarado que los

“espectáculos circenses en cetáceos y otras especies deberían estar prohibidos en los zoológicos”.

“Así lo recomienda el Manual Guía para la aplicación de la Ley de  zoológicos publicado por el Ministerio de Medio Ambiente en su día y por la Fundación de Biodiversidad”, declara, “en la que los zoológicos no deben consentir la utilización de animales en espectáculos ni en otras actividades similares que se encuentren claramente alejadas de las tareas educativas”.

¡Gatitos en el jardín de mundoAnimalia! La historia se repite

¿Recordáis a Garfield, el gato naranja que vivía en nuestro jardín? Pues hoy volvemos a hablar de una historia parecida, algún desaprensivo ha dejado un cesto con ¡¡😻😻😻 gatitos en nuestro jardín!!  

Los gatines aparecieron en una mañana lluviosa. En un cesto de ropa se movían tres cabecitas junto a un puñado de pienso húmedo.

Afortunadamente, el cesto duró en la intemperie poco tiempo, una compañera los rescató y nos pusimos rápidamente en movimiento para buscarles hogar. La idea era adoptarlos entre los propios compañeros ¡¡Somos muchos!!

Y…, en menos de 1 Hora, y sin salir de la oficina, ¡¡LO CONSEGUIMOS!! Ya teníamos estupendos adoptantes para los tres 🙂

¡Final feliz para los peques! 👍

¡Muchas gracias a tod@s los compañer@s por la buena predisposición! 🙂

No nos cansaremos de repetir que la adopción es, para estos animales, una segunda oportunidad de vivir la vida feliz y digna que merecen.

El guardia urbano que mató a la perra ‘Sota’ será investigado

Volvemos con este triste suceso, se activa por fin la investigación.

Fuente: lavanguardia.com
  • El caso incendió las redes sociales y desencadenó protestas y manifestaciones convocadas por grupos animalistas

 

Manifestación animalista por la muerte de la perra Sota (Mané Espinosa)

La muerte de la perra Sota desató la ira el pasado mes de diciembre. Este mestizo labrador, que siempre acompañaba a su dueño, el sintecho Tauri Ruusalu, falleció de un disparo en la cabeza en la Gran Vía de Barcelona, muy cerca de plaza España.

Este miércoles, tal como ha avanzado El Periódico, un juez de la ciudad condal ha citado a declarar como imputados para el próximo 1 de julio al agente de la Guardia Urbana responsable de este acto y a su compañero de patrulla. El fallecimiento de Sota está ahora en manos de la justicia. Cabe recordar que el caso incendió las redes sociales y desencadenó protestas y manifestaciones convocadas por grupos animalistas.

En su día el urbano argumentó que su actuación fue en defensa propia. Algo que siempre ha negado el dueño del animal, que aseguró todo lo contrario. Según su versión, el agente se le acercó para que se identificara. Como su nombre es extranjero, se ofreció para escribirlo en una libreta, pero el agente le dio un manotazo en la cara. Fue entonces cuando el perro se interpuso.

El partido animalista PACMA se sumó a la movilización, organizada por SOS Animales Maresme, tras calificar de

“inadmisible que un ayuntamiento autoproclamado animalista resuelva a tiros los problemas de los animales”, por lo que exigió “explicaciones urgentes que determinen los motivos de esta terrible muerte”.

Unos bomberos de Turín salvan a dos gatos intoxicados por un incendio

Nos encantan estas noticias, de no haber sido por la reanimación, los gatos hubieran muerto.

Fuente: elpais.com
  • Los felinos se salvaron gracias al suministro de oxígeno

Un equipo de bomberos rescató a dos gatos que se encontraban dentro de un edificio en llamas el pasado 24 de abril en la ciudad de Turín (Italia). Según fuentes oficiales, el incendio pudo ser ocasionado por el cortocircuito de un electrodoméstico. La Policía Nacional ha difundido las imágenes por Twitter y se han vuelto virales en redes sociales. En ellas, se muestra cómo los profesionales reaniman a los felinos administrándoles agua y oxígeno.