Los niños que conviven con un perro antes de los 12 años tienen menos riesgo de padecer esquizofrenia

Conocemos los innumerables beneficios para la salud derivados de la convivencia con perros. Ahora un nuevo estudio confirma que también evita el riesgo de padecer esquizofrenia.

Fuente: webconsultas.com
  • Los niños que conviven con un perro antes de los 12 años, y especialmente antes de cumplir los tres, podrían tener hasta un 24% menos de riesgo de desarrollar esquizofrenia en la edad adulta, según un reciente estudio.

Son muchos los estudios que han revelado los beneficios de tener una mascota, como perro o gato, desde la infancia, algunos de ellos son las mejoras en la autoestima y el desarrollo, menos riesgo de alergia y obesidad y una mayor salud en general. Ahora una reciente investigación ha encontrado que tener un can antes de los 12 años podría reducir el riesgo de desarrollar esquizofrenia en el futuro.

El trabajo, que se ha publicado en la revista PLOS One, investigó la relación entre estar expuesto a gatos o perros durante la infancia y el riesgo de tener trastornos mentales como esquizofrenia o bipolaridad. Para ello, contó con la participación de 1.371 personas entre 18 y 65 años, 396 de ellas tenían esquizofrenia, 381 trastorno bipolar y 594 pertenecían al grupo de control.

Cómo nos protegen los perros de la esquizofrenia

Las principales causas que se barajan sobre esta asociación es que los trastornos psiquiátricos graves están relacionados con cambios en el sistema inmunitario debido a una exposición ambiental durante la infancia. Uno de estos factores ambientales podría ser los perros, que pueden interferir por diversos medios como un mayor contacto con bacterias y virus, respuestas alérgicas, alteraciones en el microbioma y estrés producido por la mascota.

Tener un perro en la infancia expone a bacterias, virus y a cambios en el microbioma, fortaleciendo el sistema inmune frente a la esquizofrenia

Todo esto puede modular el sistema inmune y cambiar el riesgo de desarrollo de trastornos psiquiátricos en el futuro. También Robert Yolken, principal autor del estudio, subraya que tal vez una parte del microbioma canino pase al humano, reforzando su sistema inmunitario frente a la esquizofrenia. Si esto fuera cierto, tener un perro antes de los 12 años podría evitar unos 840.000 casos de este trastorno mental.

Sin hallazgos significativos en la convivencia con gatos

Los resultados del equipo que lo llevó a cabo, pertenecientes a Johns Hopkins Medicine, revelaron que hubo una disminución de hasta un 24% en el riesgo de esquizofrenia en los participantes que habían tenido perro antes de los 12 años y el efecto fue mayor en aquellos que convivieron con un can desde el nacimiento a los tres años de edad. Sin embargo, no encontraron resultados significativos en cuanto al desarrollo de trastorno de personalidad.

Por otro lado, los gatos no tuvieron resultados destacados, excepto que elevaban ligeramente el riesgo de ambos trastornos si se estaba en contacto entre los 9 y los 12 años. No obstante, los investigadores han expuesto que se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s