La vida continúa, a puerta cerrada, en Poema del Mar

El acuario de Las Palmas de Gran Canaria también ha tenido que cerrar al público ante la crisis sanitaria producida por el COVID-19, pero podemos visitar virtualmente sus instalaciones y toda la actividad en el interior.

No os perdáis los vídeos, os dejamos este divertido paseo de las tortugas Miguela y Fernanda 🙂

Poema del Mar ha cerrado también sus puertas desde que se decretara el estado de alarma, pero la vida continúa dentro de sus instalaciones. Así, el personal trabaja a diario para asegurar el bienestar de todos los animales y el acuario invita a sus seguidores y visitantes a sumergirse cada día en una nueva aventura a través de sus redes sociales.

En línea con la filosofía de la Compañía Loro Parque, la prioridad de Poema del Mar es garantizar que los animales que habitan en sus instalaciones tengan todas sus necesidades cubiertas y continúen recibiendo todos los cuidados para asegurar su máximo bienestar. Además, el acuario se compromete a que el personal trabaje con todas las medidas de prevención recomendadas por las autoridades para mantenerse con buena salud.

Asimismo, mientras dura la cuarentena, todos los interesados podrán seguir visitando las instalaciones de Poema del Mar de forma virtual gracias a las publicaciones que el equipo del acuario está haciendo en redes sociales con el hashtag #EnCasaConPoemaDelMar, a través del que pueden bucear por las diferentes exhibiciones, aprender curiosidades sobre sus enigmáticas especies y descubrir las maravillas que esconden los océanos, mares y ríos del planeta.

Esta es una iniciativa conjunta con Loro Parque, que también ha reforzado sus contenidos digitales con el hashtag #EnCasaConLoroParque y que está teniendo gran acogida entre sus seguidores de todas las edades con contenidos que refuerzan la importante labor que hacen estos centros de conservación de la vida silvestre en materia de bienestar animal, protección de especies en peligro, educación y concienciación.

Dos tortugas de espolones africanas pasean por el acuario
Aprovechando que Poema del Mar se encuentra cerrado al público, Miguela y Fernanda, dos tortugas de espolones africanas, han salido de su instalación para explorar el acuario. Esta actividad forma parte de un entrenamiento que han planteado sus cuidadores y con el que han visitado a sus vecinas las rayas; han caminado por encima de un cenote mexicano; han conocido a los personajes de Buscando a Nemo, e, incluso, han visto tiburones en el impresionante Deep Sea.

La ciudad china de Zhuhai se suma a la prohibición de comer perros y gatos

Ya son dos, junto a Shenzhen, las ciudades chinas que prohíben este brutal comercio y, aunque es un inicio muy positivo, lo deseable sería que la medida fuese a nivel nacional en vez de iniciativas locales.

Fuente: lavanguardia.com
  • Se une a Shenzhen, que prohibió a principios de mes de forma permanente el comercio y consumo de animales silvestres

Uno de los restaurantes en China donde habitualmente se comen perros (Reuters/ Kim Kyung-hoon)

Otra ciudad china ha prohibido el consumo de carne de perros y gatos de forma permanente. Se trata de la ciudad de Zhuhai, situada en la provincia de Guangdong, en el sur de la China, que sigue el ejemplo de Shenzhen, donde la misma prohibición se anunció a principios de mes.

Esta prohibición, que ha sido celebrada por los defensores de los derechos de los animales, forma parte de nuevas medidas de seguridad alimentaria lanzadas como respuesta a la pandemia de COVID-19.

Además de no poder comer perros y gatos, la nueva normativa prohíbe también el consumo humano de animales salvajes tales como serpientes, civetas o pangolines.

Algunos mercados venden escamas de pangolín al ser muy apreciadas por la medicina tradicional china y vietnamita (EIA-Singapore Customs)

La prohibición entrará en vigor el próximo 1 de mayo, según informa China News.

El origen del brote de coronavirus se sitúa en un mercado de Wuhan donde se venden animales exóticos, y se cree que fue de uno de estos animales que el virus dio el salto a los humanos.

Hace tiempo que las asociaciones de defensa de los derechos de los animales piden que se prohíba el comercio de estas especies. Un portavoz de la organización benéfica de animales Humane Society International citado por The Independent considera que el anunció de las prohibiciones impuestas en Shenzhen y Zhuhai “es una gran noticia” que podría provocar un efecto dominó de la legislación de protección animal en China.

En este sentido, el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China declaró la semana pasada y por primera vez que los perros deben ser tratados como mascotas en lugar de como ganado.

Sin embargo, no existe una legislación nacional para todo el país, por lo que son las ciudades las que están impulsando su propia legislación para detener el consumo de perros y gatos.

En el caso de Zhuhai, las autoridades locales se habrían basado en un borrador revisado de la “lista blanca” publicado hace unos días por el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China. Esta lista describe qué animales son aptos para el consumo humano en la China y establece que los perros y otros animales de compañía no son “ganado”.

“La prohibición de Zhuhai de comer carne de perro y gato es una noticia emocionante para todos aquellos en China y en todo el mundo que han hecho campaña durante tanto tiempo para poner fin a este brutal comercio”, asegura Wendy Higgins, directora de medios internacionales de Humane Society International.

Festival de la carne de perro de Yulin, provincia de Guangxi (China)

Higgins también señala que la legislación china sobre seguridad alimentaria se ha impulsado como consecuencia de la pandemia de Covid-19, pero añade que

“la razón para agregar perros y gatos, a pesar de que no están implicados en absoluto en el coronavirus, es específicamente el reconocimiento de su estatus especial como animales de compañía”.

Según la portavoz de HSI, una gran parte de la población china ya piensa de esta manera, puesto que el consumo de perros y gatos es bastante minoritario. Cada año se estima que unos 10 millones de perros y 4 millones de gatos son asesinados en China para estos fines.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no existe ninguna evidencia clara que indique que perros y gatos puedan transmitir el virus a los humanos. En cambio, se considera que el consumo de carne de perro puede propagar la rabia y aumentar el riesgo de cólera.