Reconstrucción de la nariz y premaxila de un perro maltratado

Ocurrió en Valencia, en el hospital veterinario AniCura Valencia Sur atendieron de urgencia a un cachorro con graves heridas en la cara y el hocico.

  • El perro, mostraba mordeduras causadas por otros animales que le habían provocado graves heridas en la cara y hocico haciendo que perdiera la nariz. Se intervino al animal en tres ocasiones, hasta conseguir que pudiera comer y respirar con normalidad.

El Hospital Veterinario AniCura Valencia Sur ha realizado con éxito una reconstrucción maxilofacial a un perro abandonado que había aparecido días antes en Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real). El animal, que llegó al hospital tras ser atendido de urgencia en la localidad manchega, mostraba mordeduras causadas por otros animales que le habían provocado graves heridas en la cara y hocico haciendo que perdiera la nariz. Tras varias intervenciones, se logró una reconstrucción total de la nariz permitiendo que Girasol, el paciente, pudiera recuperar su calidad de vida.

Girasol después de la operación

Girasol, un cachorro macho de raza cruzada, llegó al Hospital Veterinario AniCura Valencia Sur gracias a la asociación ArgAnimal que se puso en contacto con ellos tras rescatarlo en situación de abandono y pésimas condiciones.

“Tras una primera intervención llegó a nuestro hospital donde decidimos intervenirlo en tres fases: en la primera reconstruimos los tejidos blandos y el tabique nasal con una prótesis de silicona, y en las dos siguientes hicimos la reconstrucción de toda la parte de la maxila y los labios”, afirma Jorge Llinás, experto en cirugía maxilofacial y veterinario de AniCura Valencia Sur.

Con la primera operación,

“se consiguió que los tejidos blandos pudieran tapar el tabique nasal y en las dos siguientes se mejoró la funcionalidad con una mejor estética, dentro de que la prioridad siempre fue que el perro pudiera tener una buena calidad de vida, pudiendo comer y respirar sin problemas”, comenta Jorge Llinás, veterinario que fue el encargado de realizar la cirugía al can.

Tras un mes hospitalizado, Girasol recibió el alta y volvió a la asociación que lo había rescatado, donde tras una larga recuperación fue adoptado por una familia. En la actualidad, Girasol vive en Francia y lleva una vida feliz y completamente normal.

Otros casos de éxito de AniCura Valencia Sur Hospital Veterinario

El caso Girasol no fue la única reconstrucción maxilofacial que se ha llevado a cabo en el hospital Valencia Sur, existen otros casos como el de Apolo, un perro al que reconstruyeron la mandíbula partida con una prótesis. Otro caso reseñable es el de Sky, un perro que llegó a Valencia desde Alemania, al que se le realizó una cirugía maxilofacial para reconstruirle la mitad de la cara, que le había sido seccionada con un arma blanca.

También llegan casos que requieren otro tipo de cirugías, como es el caso de Lía, un cachorro de bichón maltés al que operaron del corazón, una cirugía muy complicada al tratarse de un perro de tan corta edad y tamaño. Se trata de un hospital referente en todo tipo de cirugías, que recibe unos 5.000 casos al año desde diferentes puntos de España y Europa.

 

El 74% de los españoles que conviven con un perro o un gato pasa mejor el confinamiento, según Fundación Affinity

Estaba claro, nuestras mascotas nos ayudan a pasar el confinamiento. 👍

Según estos datos el, 74% de estas personas pasan mejor el confinamiento, además, el 36% asegura que el confinamiento ha contribuido de forma positiva al vínculo que mantienen con su perro o gato, aunque el 62% han notado cambios negativos en el animal como demanda de mayor atención (40%), nerviosismo (25%) y excitabilidad (20%).

El 74% de los españoles que conviven con un animal de compañía aseguran que éstos les ayudan a pasar mejor el confinamiento. Así lo indica el nuevo estudio de Fundación Affinity, elaborado en colaboración con la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que ha analizado los efectos del confinamiento en el vínculo de las personas con sus animales de compañía. En España, casi la mitad de los hogares (47%) conviven con uno o más animales de compañía, y estos días están suponiendo un apoyo fundamental para muchas personas y familias, confinadas en casa desde el pasado 14 de marzo a raíz de la proclamación del estado de alarma debido al COVID-19.

Pasar tanto tiempo en casa significa también compartir más tiempo con los animales de compañía, y esto contribuye a reforzar el vínculo existente entre ambos. De hecho, el 36% de españoles que conviven con un perro o un gato aseguran que esta situación está contribuyendo de forma positiva a este vínculo, reforzándolo aún más si cabe. Para el 44% de los encuestados, su animal de compañía les está ayudando a superar los momentos más difíciles derivados de esta situación. Además, el coste percibido de mantener al animal no ha aumentado durante esta crisis, un hecho muy relevante y positivo, que acentúa que los animales de compañía son percibidos como un miembro más de la familia y no como una “carga”. Sin duda, un vínculo fuerte y estable es la mejor prevención del abandono de animales.

Compañía constante, más abrazos y juegos

El 56% de los españoles asegura que su perro o gato le hace compañía constantemente durante esta difícil situación. Además, la gran mayoría ha aumentado el tiempo que dedica a interactuar con el animal y compartir momentos de calidad: el 59% asegura acariciarle todavía más y el 63% dedica más tiempo a jugar con él. Además, el 54% de personas que conviven con un perro aseguran que ahora le cepillan más y dedican más tiempo a sus cuidados.

Los perros y los gatos también sufren el confinamiento

Pese a que los animales de compañía seguro que están contentos de compartir más tiempo con su familia, ellos también sufren las consecuencias físicas y mentales del confinamiento. El caso de los perros es el más evidente, pues han visto limitados sus paseos, la práctica de ejercicio físico y el contacto con otros canes. De hecho, el 52% de los españoles pasean menos de 30 minutos al día con su perro. Antes del confinamiento, esta cifra era del 11%.

El 62% de los españoles que conviven con uno o más perros consideran que el confinamiento ha afectado negativamente a su calidad de vida. Además, muchas personas han notado cambios en el animal: éste demanda mayor atención (40%) y está más nervioso (25%) y excitable (20%).

Los gatos también sufren las consecuencias del confinamiento pero de distinto modo, ya que estos animales ya están acostumbrados a estar la mayor parte del tiempo en casa. Para ellos, el cambio principal es que ahora nosotros también lo estamos. En líneas generales, los gatos son animales más independientes y necesitan su espacio. Mientras esto se respete, el bienestar del animal no debería disminuir. En este sentido, y para evitar posibles casos de estrés, la principal recomendación de la Fundación es asegurar es que los padres supervisen el contacto de los niños con sus animales de compañía y puedan marcar límites.

El 45% de los españoles que conviven con un gato no ha percibido cambios notorios en el temperamento de sus gatos. No obstante, el 35% sí que asegura que su gato le demanda una mayor atención y el 20% que ven al animal relajado.

El desconfinamiento, la principal preocupación

La situación que se está viviendo por el COVID-19 hace que los españoles estén preocupados por muchos temas (salud, trabajo, no poder ver a sus familiares y amigos…) pero también por sus animales de compañía.

En el momento de hacer la encuesta, la principal preocupación de las personas que conviven con un perro estaba relacionada con los paseos. Más del 60% de los encuestados se mostraron preocupados por si llegaba el día en que se prohibiese bajar a pasear con él para que hiciese sus necesidades. No obstante, es improbable a día de hoy que se llegue a esta situación.

El 40% de los encuestados también se muestran preocupados porque la perdida de rutina y normas pueda afectar al comportamiento del perro, y también el mismo porcentaje está preocupado por si el animal no sabe adaptarse de nuevo al día a día una vez podamos volver a la normalidad. Esta última es también una de las principales preocupaciones que tienen las personas que conviven con uno o más gatos.

Para ayudar a todas las personas que lo necesiten, Fundación Affinity ha puesto en marcha un Servicio Temporal de Orientación atendido por etólogos veterinarios, sobre comportamiento y bienestar animal durante el confinamiento, para tratar de resolver todas las dudas que puedan surgir a las familias que conviven con un animal de compañía.