La terapia con perros ayuda a los enfermos con fibromialgia

Un ejemplo más del poder positivo del vínculo humano-animal. Las personas salen beneficiadas y en los animales también se observan señales de calma tras las sesiones.

Fuente: Nestle Purina

• El estudio Better Together, llevado a cabo por Purina y la Clínica Mayo, encontró que las personas con fibromialgia experimentaron un estado emocional-fisiológico más positivo después de una sola sesión con perros de terapia

• Para este tipo de afecciones sin curas conocidas, los investigadores han detectado que la actividad asistida con animales es una herramienta eficaz para ayudar a controlar la salud física y mental de los pacientes

• Los perros de terapia también han sido estudiados, habiéndose detectado que los animales se mostraron más calmados al final de las sesiones con los pacientes

Una reciente investigación llevada a cabo por Purina y la Clínica Mayo de St. Louis, Estados Unidos, ofrece un nuevo tratamiento con mascotas para pacientes con fibromialgia. La fibromialgia es un trastorno de sensibilidad al dolor crónico y centralizado caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado de fatiga, sueño, problemas de memoria y estado de ánimo. Este estudio investigó el impacto de las sesiones asistidas con perros en pacientes con fibromialgia y encontró beneficios tanto para los pacientes como para los animales, a partir de la interacción mutua.

La Asociación Nacional de Fibromialgia de Estados Unidos estima que 10 millones de estadounidenses y entre el 3% y el 6% de la población mundial sufre de fibromialgia. En España, se estima que el 2,3% de la población, padece esta enfermedad. Purina y la Clínica Mayo llevaron a cabo el estudio Better Together para investigar los efectos directos de la actividad asistida con animales en pacientes que padecen dicha enfermedad. Al mismo tiempo, el estudio midió, también, el estado emocional de los perros de terapia durante estas sesiones para comprender mejor los impactos en estos caninos especialmente entrenados. Tanto para los pacientes como para los perros, los investigadores utilizaron
múltiples biomarcadores fisiológicos no invasivos, incluyendo concentraciones salivales de oxitocina y cortisol, temperaturas de membrana timpánica y varios parámetros cardíacos.

“El estudio Better Together muestra como la terapia con animales puede ser una clara opción de tratamiento basado en la evidencia, y como los profesionales del sector sanitario deberían considerar llevar a cabo actividades con animales de asistencia para el cuidado de sus pacientes con fibromialgia”, manifestó Arya Mohabbat, M.D, profesor asistente de medicina en la División de Medicina Interna General de la Clínica Mayo, y líder de la investigación.

Aunque la fibromialgia tiene algunos tratamientos efectivos, la mayoría de las personas viven con síntomas crónicos y buscan tratamientos no convencionales para encontrar algo de alivio. Así, para 221 pacientes, cada uno inscrito en el Programa de Tratamiento de Fibromialgia de la Clínica Mayo, un programa ambulatorio atendido por médicos de la División de Medicina Interna General de dicho centro, el estudio Better Together proporcionó una prórroga de los síntomas para aquellos en el grupo de tratamiento y esperanza para aquellos en el grupo de control.

El estudio Better Together puso de manifiesto que los pacientes del grupo de tratamiento se encontraban en un estado emocional-fisiológico más positivo a raíz de la sesión de actividad asistida con animales en comparación con los pacientes del grupo de control. Las personas que interactuaron con perros de terapia aumentaron significativamente sus niveles de oxitocina, mientras que sus ritmos cardíacos disminuyeron. Reportaron menos emociones negativas y más emociones positivas. Los resultados sugieren que una visita de 20 minutos de terapia con perros puede afectar de manera significativa y positiva la salud física y mental de los pacientes con fibromialgia.

Los perros de terapia, más calmados

A pesar del uso generalizado de perros de terapia en entornos clínicos, aún hay cierta falta de comprensión del impacto que estas terapias pueden tener en el estado emocional de estos animales. Además de interactuar con pacientes de todas las edades en diferentes estados físicos y emocionales como parte de su trabajo, los perros de terapia están expuestos a entornos novedosos que pueden incluir nuevas vistas, sonidos y texturas que les requieren un enfoque y adaptación continuos.

El estudio encontró que los perros – todos ellos miembros del Programa de Cuidado Canino de la Clínica Mayo, de diferentes razas, edades y tamaños – no mostraron signos de estrés durante la sesión y pudieron haber estado en un estado más relajado al final de la sesión. En la mayoría de los parámetros, no hubo cambios en los perros, señalando especialmente su satisfacción; sin embargo, para aquellos parámetros que sí cambiaron, se manifestó un estado emocional y fisiológico más positivo y una frecuencia cardíaca significativamente más baja, al final de la sesión. Esto indica que los perros no solo son buenos en su trabajo, sino que en muchos casos disfrutaron del trabajo que estaban haciendo con los pacientes.

“Tenemos que ampliar nuestra comprensión de cómo la actividad asistida con animales influye, también, en el bienestar de los perros de terapia. Este significativo estudio, llevado a cabo con 19 perros de varias razas, proporciona evidencia sólida de que la actividad asistida con animales, llevada a cabo en condiciones  adecuadas, no tiene impactos negativos en perros de terapia bien entrenados”, dijo François Martin, M.A., Ph.D., líder de la sección de investigación de comportamiento aplicado y bienestar en Purina, y líder científico de Purina en este proyecto. “Esto sólo nos anima a hacer más investigación para seguir demostrando el poder del vínculo humano-animal en las personas, al tiempo que garantiza que los animales de asistencia también experimentan un bienestar positivo como resultado de su trabajo.”

El estudio Better Together es el primero en utilizar parámetros fisiológicos para proporcionar evidencia científica de que las actividades asistidas con animales son una opción válida para el manejo de la fibromialgia. Los autores del estudio creen que este tipo de terapia debería convertirse en una estrategia de tratamiento estándar para ayudar a los pacientes a manejar esta condición crónica.

Para obtener más información sobre los impactos positivos para la salud humana del estudio Better
Together, visite:
http://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(20)30519-X/fulltext.

Para más información sobre los impactos caninos de dicho estudio, visite:
http://www.mdpi.com/2076-2615/10/5/819.

 

La momia de un gato escaneada

¡Increible! Poder ver perfectamente al animal momificado sin dañar las telas milenarias que lo envuelven 😲

Fuente: abc.es
  • Una nueva técnica de escaneo 3D ha permitido «desenrollar» el pasado de un gato, un pájaro y una serpiente momificados hace más de 2.000 años

Vista recerada en 3D del gato momificado – Universidad de Swansea

En el antiguo Egipto no solo se embalsamaba a los muertos: es ampliamente conocido que se hacía lo mismo con sus mascotas o animales de referencia, para que ellos, en calidad de representación de los dioses, les ayudaran en el viaje hacia el otro lado. También se sacrificaban animales como ofrenda de los vivos a las deidades, que se vendían en las puertas de los templos. Se calcula que existen unas 70.000 momias animales de más de 2.000 años de antigüedad. Precisamente el tiempo es lo que más preocupa a la hora de estudiarlos, ya que muchos análisis requieren del contacto directo con los restos o dañar las telas de lino en las que fueron envueltos. Sin embargo, las nuevas tecnologías están proporcionando novedosas herramientas que permiten desvelar cada vez más datos sin dañar las momias.

En esta línea se encuentra un reciente estudio del Centro de Egipto de la Universidad de Swansea, junto con las universidades de Cardiff y Leicester. Publicada en « Scientific Reports», la investigación desvela cómo utilizando escaneos 3D de alta resolución han encontrado detalles sin precedentes sobre la vida y muerte de un gato, un pájaro y una serpiente momificados.

Un pequeño gato y una serpiente muerta a latigazos

Si bien ya se conocían las especies de las momias, gracias al escaneo micro CT de rayos X, que genera imágenes en 3D con una resolución 100 veces mayor que una tomografía computarizada médica, los restos de los animales se pudieron analizar con un detalle extraordinario, hasta sus huesos y dientes más pequeños.

Mandíbula inferior (mandíbula) y dientes del gatito momificado disecados digitalmente. Revela fracturas y primeros molares mandibulares no erupcionados (rojo) que indican que era un gatito en el momento de la muerte. – Universidad de Swansea

El equipo, utilizando equipos de micro CT -que se usan para obtener imágenes de estructuras internas de los materiales a microescala- en las instalaciones de Advanced Imaging of Materials (AIM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Swansea, se descubrieron varias cosas. Por ejemplo, se halló que el felino era un gato de unos cinco meses, tal y como indicaban sus pequeños dientes y el hueso de la mandíbula no desarrollado; por otro lado, la separación de las vértebras indicaba que seguramente había sido estrangulado.

Por su parte, el ave seguramente fuese un cernícalo común, ave de presa en Egipto. Algunos estudios indican que estos animales eran criados en cautividad para ser empleados como aves de cetrería. En cuanto a la serpiente, se trata de una cobra egipcia juvenil momificada (Naja haje). La evidencia de daño renal mostró que probablemente estuvo privada de agua durante su vida, desarrollando una forma de gota. Según muestran las fracturas óseas de la serpiente, el animal murió a causa de unos latigazos, si bien después le sometieron un procedimiento de «apertura de boca» durante la momificación. «Si este extremo es cierto, demuestra la primera evidencia de un comportamiento ritual complejo aplicado a una serpiente», afirman los autores.

Restos de la cobra – Universidad de Swansea

Richard Johnston, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Swansea, quien dirigió la investigación, afirma:

«Utilizando micro CT podemos realizar de forma eficaz una autopsia en estos animales, más de 2.000 años después de su muerte (…) Nuestro trabajo muestra cómo las herramientas pueden arrojar nueva luz sobre el pasado distante».