El gobierno prepara una ley de Bienestar Animal que pone fin a la lista de perros peligrosos PPP

Por fin la noticia más esperada, el Gobierno pone en marcha una ley que, además de acabar con el injusto listado de PPP (perros potencialmente peligrosos), prevé más protección a los animales, endurecer penas a los maltratadores y un sistema educativo para potenciar valores de respeto y empatía hacia los animales.

Fuente: as.com

El Gobierno tiene previsto modificar la Ley 50/99 para evaluar el comportamiento de cada animal “sin tener en cuenta la raza concreta con la que ha nacido”.

Pit Bull Terrier
American Pit Bull Terrier

La Ley 50/99 es la encargada de regular en España la tenencia de perros potencialmente peligrosos, pero el Gobierno tiene previsto modificarla. Así, el anteproyecto desarrollado por el Ejecutivo pretende evaluar el comportamiento de cada animal “sin tener en cuenta la raza concreta con la que ha nacido” y evitar así prejuicios “injustos”.

Homogeneizar las 17 normativas

Sergio García Torres, director general de Derechos Animales del Gobierno, lo desveló durante unas jornadas organizadas por la Real Sociedad Canina Española. Precisamente, esta organización ha solicitado una nueva ley que universalice la identificación canina, la educación con niños y jóvenes en valores que fomenten el respeto y la empatía animal, la protección y fomento de razas autóctonas y el reconocimiento al trabajo de los criadores éticos.

Aunque todavía se trata de un borrador, se intentará homogeneizar las 17 normativas autonómicas existentes para crear un marco de actuación común. También está previsto que se incluya un Sistema de Registro de Protección Animal, con el que se establecerán diferentes métodos de identificación.

Otra de las novedades anunciadas por García Torres está relacionada con la creación de un Registro Nacional de Criadores de Compañía. En él, se incorporarán tanto a profesionales como aficionados, pero solamente los que estén incluidos en esa lista podrán ser calificados como criadores oficiales.

Más dureza con los maltratadores

Las personas condenadas por maltrato tampoco podrán inscribir a ningún animal a su nombre, ya que estarán anotados en el Registro Nacional de Inhabilitación para la Tenencia de Animales de Compañía. Igualmente, se pretende aumentar las penas por estos delitos, que en la actualidad tienen un máximo de 18 meses de cárcel.

Por último, está previsto también que el proyecto de ley modifique el Código Civil para que se reconozca a los animales como ‘seres sintientes’ y seguir la línea marcada por el Tratado de Lisboa.

¿Cuáles son los perros potencialmente peligrosos (PPP)?

Staffordshire Terrier
Staffordshire Terrier

En la actualidad, las razas consideradas como PPP están recogidas en la Ley 50/99, desarrollada a través del Real Decreto 287/2002:

La norma explica que también se considerarán peligros aquellos que cumplan todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia
  • Marcado carácter y gran valor
  • Pelo corto
  • Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg
  • Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda
  • Cuello ancho, musculoso y corto
  • Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto
  • Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

Feliz reencuentro de Brutus, el perro que desapareció en la pasada explosión en Madrid, con su dueña

Brutus paseaba con su dueña en el momento de explosión. El animal huyó despavorido por el ruido y desde entonces, cuatro días ya, su dueña no ha dejado de buscarlo hasta que ayer, por fin, ¡Lo encontró!

Fuente: lavanguardia.com

La fatídica explosión de la calle Toledo de Madrid que causó cuatro víctimas la semana pasada también provocó la desaparición de Brutus, un perro que huyó desesperado por el ruido mientras paseaba con su dueña cerca de las inmediaciones del accidente. Desde entonces, Laura no ha escatimado en esfuerzos para encontrarle.

Tras cuatro días desaparecido y sin noticias de Brutus, la asociación NuevaVida adopciones y Ayuda Animal Chico anunciaron en Twitter que habían dado con él en un descampado de las Delicias, donde también se ha producido el emotivo reencuentro con su ‘mami’. Un momento precioso que los protagonistas de esta historia han querido compartir con todo el mundo.

Pese a que lo encontraron temeroso y con algunas heridas, salta a la vista que Brutus no ha perdido ni un ápice de energía al ver el ímpetu con el que saluda a su dueña.

“ No tengo palabras ¿Cómo has sobrevivido? Qué valiente”, expresa ella mientras lo acaricia.

Laura, su propietaria, ha querido lanzar un mensaje en su perfil personal de Facebook para agradecer a todos aquellos que han difundido su mensaje de socorro y que han ayudado a encontrar a su perro:

“Con mucha alegría y después de 4 días, Brutus está en casa, gracias a tanta gente que se ha preocupado de difundir y buscar a pesar de las horas, de la lluvia y del cansancio. Hay mucha gente buena de gran corazón que ayudan de forma altruista y eso es lo que hace a Madrid una gran cuidad. Mil gracias a todos de corazón.”

Un cazador abate a tiros a una osa en el Pirineo aragonés

Otro oso muerto por los tiros de un cazador ¡Indignante!

Se hace imperativo un acuerdo urgente para proteger a la escasa comunidad de plantígrados en España.

Fuente: lavanguardia.es

La batida se suspendió de inmediato y la Guardia Civil, que interrogó al autor de los tiros, investiga el caso

La osa Sarousse, de 21 años, fue liberada en Francia en el 2006 y había fijado su residencia en la Ribagorza (GOBIERNO DE ARAGÓN)

Jesús, así se llama el cazador que abatió el domingo la vieja osa Sarousse en la Ribagorza oscense, aún no se ha recuperado del susto.

“Era la osa o era yo”, afirma en declaraciones a La Vanguardia . Todo transcurrió en segundos. El animal se levantó primero sobre sus dos patas traseras, giró la cabeza, fijo los ojos en Jesús y arrancó a gran velocidad tras ponerse otra vez a cuatro patas en dirección al cazador. Cuando estaba a solo una docena de metros de Jesús, el cazador vació el cargador de su arma. Tres disparosy Sarousse cayó muerta a menos de diez metros de donde estaba plantado, inmóvil, el hombre.

Jesús, de 63 años, vive en un pequeño pueblo del Valle de Bardaji, en la falda del macizo del Turbón. El pasado domingo salió a cazar, como hace habitualmente, con su cuadrilla. La batida se montó en una zona que este hombre se conoce como la palma de su mano. Jamás se habían topado con un oso en ese paraje, aunque sí sabían que Sarousse suele moverse por esas montañas.

La jornada de caza estaba a punto de llegar a su fin, cuenta Jesús. El estaba en un punto de espera, una pista que hace las veces de corredor por el que suelen pasar los jabalíes si los encargados de acosar en las batidas con gritos y ruido a esos animales consiguen sacarlos de sus escondites para llevarlos hasta el punto en el que aguardan los tiradores. Pero esta vez no llegó a esa pista forestal la pieza esperada por Jesús. “Estaba ahí parado, cuando la osa pasó por una senda, a mi derecha. Me quedé muy quieto y en ningún momento grité”, asegura . “Tampoco le corté la dirección que llevaba”, continúa. Hizo, según su versión, todo lo que hay que hacer –lo que dice el manual– cuando uno se topa cara a cara con un oso.

Por un momento pensó que no iba a tener ningún problema y hasta estaba contento por ese avistamiento de un plantígrado. ¡El primero de mi vida¡”, exclama. La osa parecía alejarse. La seguía un perro, que hacía ya rato la estaría acosando. Y de repente todo se precipitó. “El animal se puso en pie sobre sus dos patas traseras, giró la cabeza y me miró. Estaría a unos sesenta metros. Dejó la senda y bajó a la pista. Se puso otra vez a cuatro patas, cambió inesperadamente de dirección y arrancó a gran velocidad hacia mí”, añade Jesús. El temple del cazador, dicen los que lo conocen, le habría salvado la vida. “Todo pasó en segundos; cuando tenía a la osa a una docena de metros, disparé. Vacié el cargador, tres tiros. ¿Escapar de ahí?, imposible. Era la osa o era yo”, insiste. El animal cayó muerto a menos de diez metros de Jesús.

Este cazador no se atrevió a acercarse hasta el animal, una vez abatido. “Me fui en dirección contraria, para encontrarme con algún compañero”, revela. Cuando volvió a ese lugar con otros cazadores confirmaron que las tres balas disparadas impactaron en el pecho de Sarousse. “Llamamos inmediatamente a la Guardia Civil para contar lo que había ocurrido”, sigue narrando Jesús. Una patrulla del Seprona se desplazó hasta ese punto y tras confirmar la muerte de la osa, Jesús y los agentes se desplazaron hasta el cuartel de la Guardia Civil de Graus, donde el cazador declaró, en presencia de abogado. Ahí narró por primera vez la versión que ayer repitió a La Vanguardia y que ahora los agentes deberán confirmar si coincide con lo visto sobre el terreno. Jesús tiene la conciencia tranquila y confía en que “esto se cierre cuando vean que actué en defensa propia”.

Sarousse tenía 21 años, hace más de una década que había fijado su residencia en la Ribagorza de Huesca y no consta que hubiese tenido descendencia en toda su vida.

Ayudas para las mascotas de personas desempleadas por la COVID-19

Aplaudimos esta noble idea del grupo veterinario AniCura. Se trata de un fondo social destinado a ayudar a las mascotas de las personas que se encuentre en situación de desempleo debido a la pandemia del Covid-19  👏👏

El grupo de hospitales, clínicas y centros veterinarios AniCura pone en marcha el ‘Fondo Social AniCura’. Una iniciativa diseñada para atender las necesidades veterinarias del colectivo vulnerable de las mascotas cuyos cuidadores se encuentran en situación de desempleo, ERTE o autónomos que se hayan visto obligados a cesar la actividad de su negocio. El fondo, que cuenta con una inversión inicial de 45.000€, cubrirá aquellos servicios de medicina veterinaria especializada hasta un máximo de 500€ por mascota como: cirugías, tratamientos oncológicos o pruebas diagnósticas como la tomografía computarizada (TAC) entre otras.

“En AniCura queremos apoyar a aquellas personas que estén pasando por un momento complicado a causa de los efectos económicos ocasionados por la COVID-19”, comenta Guillermo Ruiz, Country Manager de AniCura en España. “Las mascotas son un miembro más de nuestra familia y queremos ayudar a que puedan ser adecuadamente atendidas, evitando abandonos o eutanasias”, añade el máximo responsable de AniCura en España.

El ‘Fondo Social AniCura’ es una de las primeras iniciativas de estas características que se pone en marcha en España. Además de la creación del fondo social en España, el grupo veterinario ha invertido 100.000€ en programas de ayuda a las mascotas en Francia e Italia, países altamente afectados por la Covid-19. La compañía en España también ha realizado una donación de 6.000€ a Cruz Roja Española para ayudar a otros colectivos vulnerables.

¿Cómo aplicar al ‘Fondo Social AniCura’?

Las personas que quieran beneficiarse del ‘Fondo Social AniCura’ deben hacerlo desde el siguiente enlace[4]: www.anicura.es/fondo-social-anicura

·       Desempleados: las personas que hayan perdido su trabajo o se encuentren en situación de desempleo deben cumplimentar el formulario web y adjuntar documento acreditativo de la situación actual de desempleo[5].

·       Autónomos: los trabajadores por cuenta propia también pueden beneficiarse de esta iniciativa. Se debe rellenar el formulario web y adjuntar documento acreditativo del cese de la actividad.

·       ERTE: las personas que se encuentren afectadas por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal deben rellenar el formulario y adjuntar documento acreditativo de esta situación emitido por las autoridades[6].

17 centros veterinarios AniCura preparados para ayudar

Los hospitales y clínicas veterinarias AniCura que se encargarán de ofrecer asistencia veterinaria a través del ‘Fondo Social AniCura’ son:

Andalucía:

·       AniCura Bahía de Málaga Referencia Veterinaria (Alhaurín de la Torre, Málaga)

·       AniCura Lepanto Referencia Veterinaria (Mairena del Aljarafe, Sevilla)

Asturias:

·       AniCura Asturpet Hospital Veterinario (Gijón, Asturias)

·       AniCura Buenavista Hospital Veterinario (Oviedo, Asturias)

Cataluña:

·       AniCura Vetamic Clínica Veterinaria (Cambrils, Tarragona)

·       AniCura Arvivet Hospital Veterinario (Terrassa, Barcelona)

·       AniCura Vet’s Avinguda Hospital Veterinario (Sabadell, Barcelona)

Comunidad de Madrid:

·       AniCura Velázquez Hospital Veterinario (Madrid)

Comunidad Valenciana:

·       AniCura Marina Alta Centro Veterinario (Denia, Alicante)

·       AniCura Marina Baixa Hospital Veterinario (Alfáz del Pí, Alicante)

·       AniCura Valencia Sur Hospital Veterinario (Silla, Valencia)

·       AniCura Aitana Hospital Veterinario (Mislata, Valencia)

·       AniCura Constitución Hospital Veterinario (Valencia)

Galicia:

·       AniCura Abros Hospital Veterinario (Pereiro de Aguiar, Ourense)

Islas Canarias:

·       AniCura Albea Hospital Veterinario (Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas)

Navarra:

·       AniCura San Fermín Hospital Veterinario (Mutilva Alta, Navarra)

País Vasco:

·       AniCura Uribe Kosta Clínica Veterinaria (Sopela, Bizkaia)

 

Sobre AniCura

AniCura es un grupo de hospitales y clínicas veterinarias especializadas en animales de compañía. AniCura se fundó en 2011 tras la primera fusión de hospitales veterinarios en la región nórdica, bajo la idea de compartir recursos y crear oportunidades para lograr una mejor atención veterinaria. En la actualidad, AniCura es un referente en materia de atención veterinaria especializada para los cuidadores de mascotas y los veterinarios de todo Europa.

AniCura ofrece una amplia gama de servicios veterinarios de alta calidad que cubren la atención médica preventiva y básica, diagnóstico avanzado, medicina interna, cuidados intensivos, cirugía y ortopedia. AniCura también ofrece servicios de rehabilitación, fisioterapia, asesoramiento dietético, así como productos de alimentación y complementos para el cuidado de las mascotas.

AniCura proporciona una atención veterinaria de alta calidad en los 300 establecimientos que existen alrededor de Europa, dando un servicio seguro y accesible tanto para el paciente como para su cuidador. Cada año, los 6.000 profesionales que forman parte de AniCura atienden a más de tres millones de pacientes. AniCura es un socio de confianza para la formación veterinaria y la referencia de casos complejos.

Desde 2018, AniCura forma parte de Mars Petcare, compañía familiar centrada en la medicina veterinaria.

23.000 pollitos han muerto abandonados a su suerte en el aeropuerto de Barajas

La lluvia estropeó las cajas de cartón que los transportaban y como su traslado ya no era rentable, la empresa rechazó el envío. ☹️

Fuente: elpais.com

Solo 3.000 pollitos de una partida de 26.000 han sobrevivido abandonados como carga en la terminal. De ellos, 6.000 ejemplares murieron víctimas del canibalismo

Alrededor de 23.000 pollitos han muerto tras permanecer abandonados durante días en la terminal de carga del aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas. El suceso se conoció el pasado domingo, cuando la Policía Nacional descubrió en la terminal de carga a 26.000 ejemplares hacinados en cajas de cartón y palés. Los animales llevaban tres días sin comer ni beber y en condiciones de hipotermia. 6.000 de ellos ya habían muerto en el momento del hallazgo, la mayoría por canibalismo de sus congéneres. Tras el rescate, solo 3.000 han sobrevivido.

Según los agentes, la empresa responsable de las dependencias contactó con la compañía que realizó el envío, y que rechazó hacerse cargo de los animales. La policía ha abierto una investigación para identificar a los posibles responsables de la muerte de los animales, que podrían ser acusados de un delito de maltrato animal, según señaló la policía en una nota de prensa.

Cuando intervino la Policía, los 20.000 animales vivos se encontraban en una situación crítica: agonizaban y trataban de sobrevivir alimentándose con los restos de los que ya habían fallecido. Los agentes contactaron de inmediato con la asociación protectora de animales ALBA para que acogiera a los ejemplares con vida. La presidenta, Carolina Corral, acudió al aeropuerto una hora después de recibir la foto enviada por los agentes.

“Fue suficiente para ponerme los pelos de punta”, confiesa. Admite que es la situación más dura que ha vivido en su carrera: “Era impresionante y nosotros no teníamos ni la experiencia para sacar adelante a tantos pollitos ni las infraestructuras adecuadas. Me quedé bloqueada”. Corral asegura que están en contacto con la Policía para denunciar a los responsables. “Nos vamos a apersonar como parte de las acusaciones”, ha afirmado.

Fernando Sánchez, presidente de la asociación Salvando Peludos, también acudió al aeropuerto y asegura que ha sido “la situación más grave” que ha visto en su vida. Cuenta que se dirigieron al aeropuerto madrileño pensando que solo había unos 300 pollos, pero finalmente se encontraron con muchos más. “Fue terrible”, comenta. En las instalaciones de la asociación prepararon algunos espacios para acogerlos, pero admite que eran más de lo que se esperaban: “Cuando no habíamos sacado ni un cuarto de los pollos parecía que ya todo estaba totalmente lleno. Y seguían apareciendo muchos”.

La asociación buscó ayuda a través de sus redes sociales para encontrar el material necesario para ayudarlos: lámparas de calor, bebederos y comida para poder salvar a los pollitos. Pero la situación era desbordante:

“El primer día terminamos de ubicarlos a las 23.00 horas, y al día siguiente la mitad había fallecido. Y eso que creíamos que estaban bien y que habían sido atendidos por veterinarios”. Sánchez estima que sobrevivieron unos 3.200 pollos y que todos están ubicados entre asociaciones, veterinarios colaboradores y casitas de acogida. “El problema será que dentro de 10 días nos encontraremos con 3.200 gallinas buscando hogar”, comenta el presidente de la asociación, quien asegura que se tratará de conseguir unos hogares para todos los pollitos y que no estén dentro de la cadena de consumo. “No queremos que se vayan a granjas industriales, sino a familias que viven en el campo y que amen a los animales”, concluye.