SeaWorld ha anunciado el nacimiento de su última orca en cautividad

La cría es hija de Takara, la que ya estaba embarazada cuando el parque tomó la decisión de suspender los programas de espectáculos y reproducción de esos cetáceos.

Fuente: emol.com

Takara nada junto a su cría recién nacida.

SeaWorld informó del nacimiento de su última orca en cautiverio después de que esta empresa de parques temáticos estadounidense suspendiera hace un año su programa de cría y espectáculos con estos cetáceos.

La cría nació a las 14:33 horas locales del miércoles (19:3 horas GMT) en el parque temático de SeaWorld en San Antonio (Texas), según reportó la empresa.

Los veterinarios aún no han bautizado al cetáceo porque no conocen si es macho o hembra. “Takara -la madre- nos hará saber cuando esté lista para que conozcamos a la cría y comencemos a desarrollar una relación de confianza”, explicó Julie, entrenadora de SeaWorld.

“Siendo éste el último nacimiento de una orca en un parque de SeaWorld, es la última oportunidad para que los investigadores estudien el desarrollo de las orcas de una manera que no se puede hacer en la naturaleza, ayudando a conservar esta asombrosa especie”, apuntó la empresa en su comunicado.

Takara, que tiene 25 años y nació en cautiverio en California, ya estaba embarazada cuando SeaWorld tomó en marzo de 2016 la decisión de suspender su programa de espectáculos y cría de orcas en cautividad tras una pérdida de visitantes.

El estreno del documental “Blackfish” (2013), dedicado a una orca (Tilikum) que ha causado la muerte de tres personas, entre ellas dos entrenadores, así como la muerte de tres orcas en el lapso de seis meses en el parque de San Antonio, había generado muchas dudas sobre las condiciones en las que vivían los cetáceos.

Las orcas que actualmente tiene SeaWorld (24 en los parques de San Antonio, Orlando (Florida) y San Diego (California) y otras seis en Tenerife (España)) permanecerán en cautiverio con fines educativos y de investigación durante décadas.

Según la organización About Whales and Dolphins, al concluir 2015 había 56 orcas en cautividad (23 de ellas capturadas en océanos) repartidas en al menos 12 parques marinos en Argentina, Canadá, Francia, España, Rusia, Japón y Estados Unidos.

Un perro persigue varios kilómetros el cortejo fúnebre de su dueña y permanece junto al ataúd

La historia de Bobby nos ha enternecido, lealtad en estado puro. Tras la muerte de su anciana dueña, el perro siguió a todo el cortejo fúnebre y permaneció junto al ataúd durante la ceremonia.  😦

Fuente: 20munutos.es
  • Tras perseguir al coche fúnebre durante más de tres kilómetros, Bobby se tumbó junto al lugar donde su dueña iba a ser enterrada y no se movió de allí.
  • El bisnieto de la anciana fallecida se dio cuenta y lo grabó para subirlo a las redes.

A comienzos de este mes, en un pueblo de Malasia, los amigos y familiares de una anciana mujer recientemente fallecida se reunieron para darle el último adiós. Lo que no se pudieron imaginar es que Bobby, el perro de la familia, había estado siguiendo el cortejo fúnebre para unirse también a la ceremonia.

Leong Khai Wai, el bisnieto de la fallecida, fue quien se dio cuenta de la presencia del animal a medida que se iban acercando al lugar donde iban a poner a descansar el cuerpo. Bobby seguía el cortejo fúnebre desde el borde de la carretera y anduvo así más de tres kilómetros.

Una vez en el lugar, el perro se tumbó a descansar cerca de donde iban a enterrar a la mujer y se negó a moverse de ahí. Parecía como si en todo momento supiera lo que estaba pasando y que esa era la manera que necesitaba de pasar el duelo.

El caso es que el fiel compañero no se separó de su mejor amiga bajo ningún concepto. Su comportamiento sorprendió tanto a los vecinos y conocidos que hubo quien dijo que era la primera vez que veía una lealtad tan extrema en un perro.

Muchas historias se han escrito y contado sobre la lealtad de los animales con quienes consideran parte de su familia. Esta es una prueba más de los puros sentimientos de estos seres.

Los perros de Mocoa, las otras víctimas de la tragedia.

Como suele ocurrir tras una tragedia como la ocurrida el viernes pasado en Mocoa, además de las terribles pérdidas personales, también tenemos que lamentar el daño causado a los animales. Afortunadamente, el albergue improvisado de unos voluntario, ha salvado las vidas de unos cuantos perros desconcertados y heridos tras la avalancha.

Fuente: elespectador.com

El veterinario José Darío Camacho atiende a los perros en un camión de la Policía. Gustavo Torrijos – El Espectador

Cerca de 20 voluntarios se unieron para rescatar de los escombros y recoger de la calle a los perros y gatos damnificados por la avalancha en Putumayo. Piden adecuar un albergue para estos animales y donaciones de medicamentos.

El pánico se apoderó la noche del viernes 31 de marzo de los habitantes de Mocoa, Putumayo. Gente desconcertada y bañada en barro bajaba corriendo de la montaña huyendo de la avalancha que mató a casi 300 personas. El parque central se convirtió en un punto de encuentro de las víctimas. En ese gentío y a oscuras, una diminuta perrita cubierta de lodo intentaba caminar entre los pies de las personas.

Ahí quedó moribunda hasta que amaneció. Tiempo después fue avistada por uno de los cuatro voluntarios que se han dado a la tarea de caminar las calles de la ciudad en busca de animales que perdieron a sus dueños y deambulan hambrientos. Ella era “Luna”, como la han apodado. Una perrita criolla de apenas un mes de nacida. Cuatro días después de la avalancha, es atendida bajo una carpa en los patios de la Policía, donde se instaló improvisadamente un consultorio de veterinaria. Unos cuantos medicamentos se observan en una estantería y una mesa Rimax hace de las veces de mesa de quirófano.

Cuando Luna llegó a este intento de albergue, estuvo a punto de morir por la cantidad de barro que había tragado. Fue tanto, que incluso los primeros días defecaba barro. Hoy, intenta al menos ponerse en pie y dar pasitos, pero llora cada vez que José Darío Camacho, uno de sus dos veterinarios, deja de acariciarla.

Las manos de Camacho han salvado a los 17 perros que están en ese sitio, ubicado al lado del Coliseo Olímpico, donde también funciona un albergue pero para humanos. Un camión de la Policía hace también las veces de guardería, ahí hay unas cinco perritas que tienen a su disposición platos con agua y concentrado. El veterinario de la Universidad Nacional llegó a Mocoa el domingo, tras un largo viaje por tierra desde Villavicencio hasta Putumayo.

José Darío Camacho ama a los animales, ha expuesto su vida al rescate de estos. Hace un año, para esta misma época, estaba en Pedeñales (Ecuador) ayudando a los perros damnificados por el terremoto. Desde entonces se quedó en el vecino país y construyó con sus propias manos un albergue para las mascotas que se quedaron huérfanas en esa tragedia, ellos son su familia. Este 2017, cuando quiso venir a Colombia a descansar unos días, y justo cuando iba a regresar a Pedeñales, se enteró de la avalancha en Mocoa. Estaba en la terminal de transporte de Bogotá, proveniente de Villavicencio (donde nació) y con rumbo al aeropuerto El Dorado; una amiga lo llamó para contarle la noticia más trágica de los últimos años en Colombia.

“No puedes darles la espalda a tu país”, le dijo ella. El veterinario canceló entonces su vuelo, y después de más de 20 horas de viaje pisó tierra mocoana. Camacho cuenta que su primera misión en la ciudad fue ir a las zonas del desastre para ver a qué perros podía rescatar. La escena que encontró fue la recuperación del cuerpo de una mujer embarazada y el llanto de las personas que alrededor observaban.

Indagó con la Policía si había ya un sitio dispuesto para los animales, pero la respuesta fue negativa. Casualmente se topó con Rosa y Camilo, dos animalistas de la zona que han dedicado su vida a los perros y gatos. Con ellos, buscó ayuda con los uniformados y se ubicaron en los patios de la institución para atender a los animales afectados. Se unieron la Fundación Arca, Corazón Animal y Happy Animal.

Allá han llegado decenas de personas con sus perritos y gaticos lastimados, como la mujer que sobrevivió a la avalancha agarrada de un cilindro de gas, pero sin soltar ni un minuto a su perro en brazos. Otros afectados por la tragedia han llegado para dejar a sus mascotas con Camacho, porque no tienen casa para garantizarles un buen vivir y están pasando los días en los albergues.

Laceraciones, hematomas y fracturas son las afectaciones más comunes de las mascotas en Mocoa. Escasean medicamentos como analgésicos y antibióticos, así mismo las frazadas para darle calor en las noches, alimento y agua. “Los animales son maestros que nos enseñan el amor condicional, la confianza en el otro, la paciencia. Ese es el legado de mis padres, el amor por los animales”, dice Rosa Guerrero Zambrano, de la Fundación Arca y quien se encarga de coordinar el refugio para las mascotas. Ella está organizando un registro fotográfico de todos los animales que encuentra en la calle, para después ir a los albergues y mostrarlas a los damnificados. El objetivo es reintegrarlos a sus familias.

La iniciativa privada de unos 15 voluntarios ha permitido este trabajo, pero no es suficiente. En menos de tres horas de estar ahí, unas cuatro mascotas escaparon porque las cuerdas que los sujetan no son lo suficientemente fuertes. Hace falta adecuar un albergue de verdad, con encerramiento y condiciones para que los animales no se estresen. Se espera que esta semana arriben desde Bogotá, la Universidad del Tolima y la Universidad de la Amazonia, varios veterinarios y estudiantes de Veterinaria, para apoyar las labores.

Uruguay registra un nuevo felino: el yaguarundí

Entre tantas extinciones de especies y otras tantas en peligro inminente de extinción, el regristro del Yaguarundí es un soplo de esperanza ¡Qué buena noticia! 🙂

Fuente: elpais.com.uy

Foto: Joachim S. Mueller

La organización civil Julana (Jugando en la Naturaleza) identificó un nuevo felino en Uruguay. Se trata del yaguarundí, un gato de “cuerpo chico y alargado”.

Según explicaron en un comunicado, tiene una cabeza pequeña y aplanada, orejas redondeadas y patas cortas.

El registro se logró realizar en la localidad de Paso Centurión en Cerro Largo. Con las cámaras trampa —dispositivos que tienen sensores que detectan movimientos y sacan fotografías— se obtuvieron dos registros de un ejemplar de yaguarundí en agosto de 2015.

Hasta ahora, la especie podía encontrarse en el litoral argentino y en Río Grande do Sul en Brasil. Su presencia en Uruguay solo podía considerarse ocasional. Según la organización, la especie podría estar desplazándose hacia el país por la degradación que se está haciendo de su hábitat natural.

 

 

 

La galgoterapia se imparte con exito en enfermos mentales de Navarra

Qué idea tan brillante la del Centro Hospitalario Benito Menni al incluir a un par de galgos como parte de la terapia con sus pacientes. ¡Nos encantan los galgos! 🙂

 Fuente: elconfidencial.com

Andrés García abraza a Argi (Foto: Reuters – Susana Vera)

Elizondo, un pueblo de 3.500 habitantes de Navarra, ya es una referencia en todo el mundo gracias a la terapia asistida con animales que ofrece para sus pacientes psiquiátricos y con dificultades en el aprendizaje.

El Centro Hospitalario Benito Menni cuenta con dos integrantes de cuatro patas, Atila y Argi, dos galgos que se dejan mimar y cuidar tanto por los pacientes, como por el personal del centro. Lo que no saben estos perros es que hacen mucho más que entretener a sus compañeros de centro: les ayudan a ser más empáticos, les aportan beneficios en las relaciones sociales, mejoran su autoestima y la comunicación…

¿Por qué galgos? Son animales perfectos para este cometido, por su sociabilidad y por la facilidad con la que se adaptan a las personas.

¡Atención DogLovers! Si quieres mostrarle amor a tu perro, mejor una caricia que un beso

Algunas bacterias de la boca de los perros son zoonóticas, es decir, pueden causar graves enfermedades a los humanos. Si no quieres correr riesgos  con tu perro, evita besos y lametazos ¡Mejor caricias y achuchones! 🙂

Fuente: nytimes.com

Parece bastante inofensivo. Tu perro y tú están nariz contra nariz y le hablas mientras te da lengüetazos en la boca y mejillas, o llegas a casa del trabajo y le das un beso a tu perro para saludarlo.

Tal vez te parezca la máxima muestra de afecto pero, tratándose de esos besos, los expertos advierten: cuidado con el perro.

¿Por qué es dañino?

Neilanjan Nandi, profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Drexel en Filadelfia, explicó en un correo electrónico que la mayoría de las bocas de los animales son hogar de “un enorme microbioma oral de bacterias, virus y levadura”.

Nandi afirma que la saliva del perro tiene proteínas que pueden ayudarle a limpiar o sanar sus heridas, pero en un párrafo titulado “Por qué no besarte con tu perro”, escribió: “Hay algunos organismos que solo se encuentran en los perros y que nosotros sencillamente no estamos hechos para tolerar ni combatir”.

Ciertas bacterias en las bocas de los perros son zoonóticas, lo que quiere decir que los animales pueden transmitirlas a los humanos y causarles enfermedades.

Algunas de las bacterias zoonóticas comunes incluyen clostridium, E. coli, salmonela y campylobacter, que pueden ocasionar enfermedades gastrointestinales graves en los humanos, comentó Leni K. Kaplan, ponente del servicio de práctica comunitaria en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell.

¿Entonces nunca debo permitir que mi perro me lama?

No del todo.

“Cuando la saliva de los perros toca la piel humana intacta, en especial en una persona sana, es muy poco probable que cause problemas, ya que habrá muy poca absorción a través de la piel”, contestó Kaplan mediante un correo electrónico.

Sin embargo, la saliva y los patógenos de los perros se pueden absorber más fácilmente a través de las membranas mucosas de la nariz, la boca y los ojos de una persona. Si bien es raro que se transmitan enfermedades de esta forma, Kaplan manifestó que era mejor evitar que los perros laman esas partes del rostro.

John Oxford, profesor de virología en la Universidad Reina María de Londres y experto en microbiología, dijo que nunca permitiría que un perro le lamiera el rostro, informó The Hippocratic Post.

“No solo se trata de lo que hay en la saliva” explicó. “Los perros pasan la mitad de su vida poniendo la nariz en lugares muy desagradables o acercándose a oler excrementos de perros, por lo que sus hocicos están llenos de bacterias, virus y gérmenes de todo tipo”.

¿Qué otras enfermedades pueden transmitir?

En una práctica llamada coprofagia, en la que el animal ingiere heces o lame el ano de otro perro, se pueden transmitir otras infecciones, como anquilostomas y ascárides, agregó Nandi.

Joe Kinnarney, el expresidente más reciente de la Asociación Médica Veterinaria de Estados Unidos, declaró en una entrevista que un estudio calculaba que un cachorro podía tener entre 20 y 30 millones de huevos de ascárides en su tracto intestinal en una semana. Relató que el hijo de un paciente que vio en consulta en Greensboro, Carolina del Norte, casi perdió un ojo a causa de una infección de ascárides.

Es concebible que un perro con materia fecal en la boca pueda transmitir un parásito intestinal a un humano a través de la lengua, pero es poco probable, comentó en un correo electrónico Sarah Proctor, profesora clínica asistente y directora del programa de tecnología veterinaria en la Universidad de New Hampshire.

Lo que sucede más comúnmente es que se contraigan parásitos al ingerir tierra contaminada, del jardín de la casa, por ejemplo, donde los perros han depositado sus heces.

Incluso el presidente Obama habló sobre el tema en una entrevista con la revista Wired que se publicó en agosto: “Sigo sin dejar que Sunny y Bo me laman porque cuando los paseo por el jardín lateral veo algunas de las cosas que levantan y mastican y no, amigo, no quiero eso”, dijo Obama entre risas.

¿Hay algún otro peligro?

Proctor dice que la gente debería ser consciente de que no todos los perros quieren besos o abrazos.

“La mayoría de la gente no se percata del sutil lenguaje corporal del perro mediante el cual muestra miedo, estrés o agresión”, escribió. “Poner el rostro frente a la cara del perro y besarlo podría llevar a una mordida en la cara si no se tiene cuidado”.

¿Y qué hay de los gatos?

Los gatos no comen heces y, por ende, es poco probable que los humanos se infecten con sus parásitos, afirma la página web petMD.

Las bocas de los gatos tienen Pasteurella, que puede ocasionar infecciones en la piel y los ganglios linfáticos, así como Bartonella henselae, una bacteria que puede provocar graves infecciones en la piel y en los ganglios linfáticos que se conoce como la fiebre por arañazos de gato, según el mismo sitio.

La mayoría de esas infecciones provienen de mordeduras o arañazos.

¿Qué precauciones debo tomar?

Los expertos recomiendan:

• Asegúrate de que tu mascota esté al día con sus vacunas.
• Hay que desparasitar a las mascotas recién adquiridas.
• Mantén a tus mascotas lejos de las heces de otros animales.
• Lávate las manos con regularidad con agua y jabón. Aquí te mostramos cómo hacerlo bien.

Arden Moore, quien conduce “Oh Behave”, un podcast en Pet Life Radio, dijo en un correo electrónico que aceptaba los besos ocasionales de sus cinco perros y un gato, y que besaba la cabeza de sus perros en agradecimiento.

“A los perros, como a la gente, les encanta la atención y el cariño”, comentó. “Siempre y cuando yo esté sana y mis perros también, tomaré este ‘riesgo’ y aceptaré sus besos”.

El mismo convenio de las colas de los perros prohibirá también la extirpación de las uñas a los gatos

¡Siguen las buenas noticias! 🙂

No olvidemos que la extirpación de las uñas de los gatos es una de las prácticas más crueles que se le pueden hacer al animal, además de la complicada cirugía (hay que amputar la última falange del dedo) y del penoso postoperatorio, se modifican conductas inherentes en la propia naturaleza del animal como arañar, caminar o agarrar cualquier objeto.

Fuente: eldiario.es

Un gato se lame la zarpa.

La amputación de la cola de los perros se ha convertido en estrella parlamentaria durante diez días en el Congreso. La tramitación para ratificar el convenio internacional que prohíbe esta práctica (y los intentos del Partido Popular de introducir excepciones acordes con los deseos del sector de la caza) han dado lustre legislativo a las caudectomías.

Pero el tratado que debatió el Pleno el pasado jueves también proscribe otras intervenciones quirúrgicas con las que se extirpan partes del cuerpo de las mascotas no por motivos de salud. Amputaciones todavía practicadas y amparadas: corte de orejas, de cuerdas vocales y extirpación de uñas o colmillos.

Actualmente, la protección animal está regulada por las comunidades autónomas. Por lo tanto, lo que en Madrid, Andalucía, Cataluña o Aragón es ilegal, tiene vías de escape en Castilla-La Mancha, Castilla y León o Extremadura. Basta con que la ley diga que las mutilaciones no están permitidas “excepto las controladas por los veterinarios en caso de necesidad, o por exigencia funcional, o para mantener los estándares raciales”, como aparece en varias regulaciones autonómicas en vigor, para que haya animales amputados.

Zarpas y ladridos molestos

La desungulación consiste en la extirpación de las uñas –normalmente de los gatos–. “Es la intervención más dolorosa y problemática”, analiza José Enrique Zaldívar, veterinario y presidente de la asociación Avatma. No es una simple extracción sino “que se amputa el hueso sobre el que se asienta la garra”, explica Zaldívar. Una intervención que solo realizan veterinarios porque precisa anestesia general. “El posoperatorio es muy complicado porque hay que vendar las cuatro extremidades, los animales se quitan los puntos…”.

Otra de las mutilaciones específicamente reflejadas en el convenio  que se ha votado esta semana es la de las cuerdas vocales de los animales. Se denomina cordectomía. Sin estos órganos desaparece el ladrido. Está asociada a algunos criadores que las extirpan antes de vender sus cachorros. “El último caso del que tuve noticia fue el de un criador de raza teckel en Málaga que no cumplía con la normativa para criar y, sin ladridos, no había alerta sobre su actividad”, recuerda el veterinario.

En una línea argumental parecida a la de los rabos, grupos de cazadores dueños de perros seccionan los quintos dedos de las patas delanteras de sus animales. Estos espolones crecen por encima de los pies y cuelgan. Al igual que con las colas, se aduce que eliminarlos evita el riesgo de que se enganchen y desgarren al correr por el campo.

“Creemos que, en realidad, responde más a la comodidad de los dueños para transportar los perros y ahorrarse problemas por el estilo de vida que les dan: solos y enjaulados la mayoría del tiempo lo que deriva muchas veces en autolesiones”, cuenta Zaldívar.

El caso de los colmillos. Sacar los caninos a las mascotas va a ser ilegal. “Es algo que yo no he visto nunca”, contrapone el veterinario de Avatma a pesar de haberle llegado testimonios de que los perros pastores son tratados así para evitar mordeduras al ganado. Unos colmillos romos pueden estar provocados por la ingesta de piedras (muy común) que liman las piezas dentales.

La mayoría dilatoria del PP en el Senado

La votación del pasado jueves envía el texto del convenio íntegro, sin reservas, al Senado. La asociación cinegética Oficina Nacional de Caza se ha mostrado contrariada por la derrota que sufrieron sus intereses: “Los lobbis animalistas han logrado que aprueben una norma marcada por la hipocresía”. Se refieren a que el convenio no elimina las castraciones de animales “con las que las protectoras pretenden, por ejemplo, ganar dinero a costa de los gatos asilvestrados sueltos por las ciudades de España”. Para ellos, la amputación es “en muchos casos adecuada para que los perros no sufran en el futuro”.

Sin embargo, en la Cámara Alta, la mayoría absoluta del Partido Popular puede rechazar la ratificación. Si una comisión mixta del Congreso y el Senado no llega a un consenso, el tratado volverá a ser votado en la Cámara Baja. A la entrada en vigor de la prohibición de las mutilaciones todavía le quedan meses.