MARC BEKOFF, etólogo y experto en conducta animal: “Los animales aman sin dobleces”

Hace unos días, en el foro de mundoAnimalia asistimos a un debate sobre lo que sienten nuestras mascotas. Por ese motivo, creemos interesante recuperar la entrevista que La contra de La Vanguardia le dedicó a Marc Bekoff, experto en comportamiento animal y autor de libros como La vida emocional de los animales.

___________

Fuente: el blog alternativo

Marc Bekoff

Marc Bekoff by: skeptic.com

Tengo 60 años. Nací en Nueva York y vivo en las Montañas Rocosas. Soy profesor e investigador en la Universidad de Colorado. Escribo artículos, libros y viajo demasiado. Mi especialidad son los cánidos, investigo sus sentimientos. Estoy casado y cuido a los perros de todos mis vecinos. Soy de izquierdas. Creo en un bien superior.

¿Se ha especializado en las emociones y sentimientos de los animales?
Llevo 40 años estudiando el comportamiento social de los animales, pero cuanto más sé, más me interesan sus sentimientos. Una de mis especialidades es el comportamiento de juego. De hecho, estoy escribiendo un libro sobre la moralidad en los animales.

¿Los animales saben diferenciar entre el bien y el mal?
Tienen un sentimiento moral y en ciertas situaciones saben lo que deberían hacer y lo que no, especialmente en el juego. ¿Sabe? Me sorprende que la gente se sorprenda de este hecho. Los animales fabrican herramientas, viven en sociedad, tienen normas, amigos preferidos, empatía… Es una simpleza decir que todo eso se debe al instinto.

¿Hasta dónde llega esa moral animal?
Cuando juegan, sean perros, gatos, osos, lobos o rapaces, se comunican que van a jugar y, en ese juego, pueden simular que se atacan, que se matan, que se reproducen, pero lo hacen como juego. Nunca traicionan el juego, es decir, no atacan a un congénere cuando han pactado que están jugando.

¿Cómo se dicen los perros “quiero jugar”?
Apoyan las patas delanteras en el suelo, mantienen erguidas las traseras y mueven el rabo, esto significa: “¿Quieres jugar conmigo?”. Este comportamiento lo hemos visto en perros, en coyotes, en lobos y en hienas; lo llamamos justicia salvaje y demuestra que estos animales confían el uno en el otro.

Si se hacen daño, ¿se disculpan?
Sí, grabamos grupos de animales durante largos periodos y también hemos observado comportamientos de compasión, perdón, capacidad de disculparse, empatía… Comportamientos muy semejantes a los de los humanos.

¿Existe la traición entre ellos?
Existe, pero en proporciones mucho menores que entre los humanos. En las especies que viven en grupos es rara la traición porque si un miembro del grupo ve a otro traicionando ya no quieren relacionarse con él, y para ellos es básica la vida social.

¿Es cierto que los perros ríen?
Se han hecho estudios neurológicos en los que se observa que a los perros se les activa la misma zona cerebral que a los humanos cuando ríen. Lo expresan con un jadeo y su risa es tan contagiosa como la nuestra: cuando un perro jadea, los de alrededor también lo hacen.

¿Se enamoran?
Absolutamente, sí. Tengo un grupo de zorros en observación, y precisamente ayer mostré una película en la que se ve todo el proceso de enamoramiento, cómo un pareja duerme entrelazada, viajan juntos, comen juntos y se tratan con mucho mimo. Es muy arrogante por parte de los humanos pensar que sólo ellos pueden sentir amor.

¿Es otro tipo de amor?
Los cánidos expresan mucho mejor sus emociones profundas. En general expresan mejor la tristeza y la felicidad porque son más abiertos, no tienen prejuicios y no se reprimen. Son libres de expresar sus sentimientos. Entre ellos se sostienen la mirada, buscan en los ojos del otro.

¿Tienen intuición?
Sí, perciben si el otro está abierto o cerrado porque es muy importante para la convivencia en grupo.

¿Intuyen las intenciones humanas?
En especial perros y gatos, animales que llevan mucho tiempo conviviendo con nosotros, prevén e intuyen nuestras emociones.

¿Qué siente el perro por su amo?
Los perros han evolucionado de los lobos y ven a su guardián como parte de su manada, y creen que tienen que colaborar y hacer las cosas en común como harían los lobos.

¿También tienen depresiones?
Sí, ellos lo dan todo y tienen expectativas. Si los abandonas, se les hunde el mundo, has roto los códigos, se sienten confusos y deprimidos. Ese comportamiento se ha estudiado en perros, en gatos y en chimpancés. Todos ellos pueden llegar a morir de pena.

¿Qué ha aprendido de los animales?
Que tienen una vida sentimental muy profunda. Son mucho más de lo que se piensa, y no deberían estar encerrados en los zoos ni se deberían hacer experimentos con ellos. Cuanto más te metes en sus mentes, más compasión sientes hacia ellos y hacia los otros humanos, porque ves los sentimientos en estado puro; los animales no tienen dobleces.

¿Qué episodio vivido con animales le ha conmocionado?
Cuando mi perro Jethro era joven, un día vi con asombro como sacaba de la boca una bola de pelo y la depositaba en mi mano: era una cría de conejo cuya madre probablemente había sido cazada por un coyote. Se sentó y me miró con una ternura infinita. Yo cogí a la cría y la puse en una caja; Jethro se sentó junta a ella y no se movió de ahí en dos semanas, se había propuesto cuidar del conejo.

Un perro muy compasivo
Podría contarle mil historias similares a ésa. Hay muchos libros con títulos que son variaciones de la vida secreta de los animales, pero los animales son muy públicos, basta mirarlos para entender sus motivos y sus sentimientos. Si usted le da cariño a una vaca, la vaca le corresponderá, y si se lo da a un periquito, también le corresponderá.

Dicen que no tienen conciencia de muerte.
Esta demostradísimo que los animales echan de menos al que se va o muere. Se ha estudiado en perros, en elefantes e incluso en ratas. Cuando huelen que un miembro de su grupo familiar ha muerto, muestran comportamientos de duelo, pero eso no significa que entiendan la muerte como lo hacemos nosotros.

Entrevista a Steven Wise, impulsor del derecho animal

“Los animales son tratados como cosas por la ley”. Por este motivo, Steven Wise ha dedicado su vida a la defensa legal del mundo animal. Esta entrevista nos invita a conocer al abogado de los animales.

_______________

Fuente: lavanguardia.com

Wise el sabio

Su actividad en la defensa de los derechos legales de los animales siempre se ha movido en el ámbito académico (creó la primera cátedra del mundo dedicada a este fin), y en el ámbito legal los defiende en los tribunales. Es experto en primatología e inteligencia animal y profesor de derecho en la Universidad de Harvard y en la de Vermont, entre otras. Autor de varios libros, uno de ellos, Rattling the cage (2000), logró que la cuestión animal pasara del campo del activismo a ser un tema respetado y reconocido en las facultades de derecho y entre los profesionales del derecho. Ha participado en el posgrado que organiza el grupo de investigación Animales, Derecho y Sociedad de la UAB.

Steven Wise, impulsor del derecho animal Foto: Xavier Gómez

Steven Wise, impulsor del derecho animal Foto: Xavier Gómez

Por qué se especializó en derecho animal?

Por razones de coherencia.

¿Qué tipo de razones?

Si hay algo que me ha importado siempre ha sido luchar contra la injusticia, por eso quise ser abogado. Y cuando concluí mis estudios advertí que los más desprotegidos y los que sufren un trato verdaderamente injusto son los animales. Por eso además de profesor y conferenciante soy abogado de animales.

Pues sus colegas al principio debían de alucinar.

Sí, era realmente un bicho raro; hasta que empecé a argumentar y a ganar casos.

Póngame un ejemplo.

Un hombre llama a la policía quejándose de los ladridos del perro del vecino. Se presenta la policía y pide la documentación del perro. En ese momento está solo el marido y no la encuentra, les dice que en cuanto vuelva su mujer él mismo llevará los documentos, pero la policía se lleva al perro.

Qué poco razonables.

Vuelve la mujer y van con la documentación, pero la cosa se eterniza. Cuando van a buscar al perro, todavía en horario de visita, les dicen que vuelvan al día siguiente, y al día siguiente el perro está muerto.

Una falta de respeto absoluta.

No hay ningún caso que haya defendido de derecho animal que no sea un auténtico atropello. Son invisibles ante la ley, por eso es tan importante luchar desde el derecho.

Entiendo.

Los humanos nos hemos asignado estatus de personas jurídicas, hemos decidido que entre todos los millones de especies que hay en el planeta somos los únicos con derechos, el resto son literalmente considerados y tratados como cosas desde el punto de vista jurídico. Ese estatus de cosa les niega los derechos más básicos y fundamentales: son intencionadamente ignorados y pisoteados, y sufren abusos de manera rutinaria.

¿Ignorancia?

Los antiguos filósofos defendieron que todos los animales no humanos estaban en la tierra para uso y disfrute de los hombres, de manera que los antiguos juristas establecieron que la ley había sido creada sólo para los seres humanos. Con el tiempo la filosofía y la ciencia se retractó, pero no la ley.

¿Una hormiga tiene derechos?

La ciencia que estudia el comportamiento, la etología, es muy reciente, y pese a ello en muy pocos años de estudio hemos descubierto por ejemplo que los chimpancés son capaces de hablar a través del lenguaje de los signos, y hemos entendido lo poco que nos separa de ellos. Se ha estudiado y demostrado la inteligencia de perros y aves.

Alex el loro es famoso por listo.

Sí, el loro gris que la doctora Pepperberg estudió 31 años. Demostró que su inteligencia equivalía a la de un niño de cinco años.

Descartes decía que los animales no humanos sólo tienen instinto.

Pero ya Darwin demostró que mucho de lo que llamamos instinto es inteligencia (la capacidad para entender o comprender): “Las distintas emociones y facultades de las que el ser humano se cree único dueño se encuentran de modo naciente y a veces bien desarrolladas en los animales inferiores”.

¿Todo ser vivo tiene derechos?

Eso pienso, pero por el momento creo que hay que centrarse en los que son capaces de desear cosas, de actuar en forma intencional para adquirirlas, y tienen el sentido de sí mismos, es decir, saben que existen.

¿Gorilas, orangutanes y chimpancés?

Sí, y bonobos, elefantes, loros , perros, gatos y delfines cumplen esos criterios.

¿Y hemos avanzado algo?

Muy poco, por eso en 1995 fundé el Center for Fundamental Rights, un proyecto para la expansión de los derechos a los no humanos a través de la enseñanza y la actuación ante los tribunales de justicia, en el que trabajan más de 40 personas de todo el mundo. También fundé el Animal Legal Defense Fund, la institución académica del ramo más prestigiosa de Estados Unidos, que reúne a todos los profesores e investigadores jurídicos que defienden a los animales.

Entiendo que la gran lucha es la de los derechos reconocidos por la ley.

Sí. Durante el esclavismo, muchos intentaban defender los derechos de los negros, pero no se dio el gran paso hasta que los negros dejaron de ser cosas legales y pasaron a tener personalidad jurídica, lo explico en Though the Heavens may fall (aunque el cielo puede caer): el juicio histórico que condujo al fin de la esclavitud humana.

Cuénteme esa historia.

Cuenta cómo un hombre invisible se hizo visible y la forma en que cambió el mundo. Narra el juicio en 1772 en Inglaterra de un niño esclavo, James Somersett. Su propietario lo encadenó en un barco, rumbo al mercado de esclavos de las Indias Occidentales, del que fue rescatado y hubo un juicio.

Y conquistó la libertad.

Sí, lord Mansfield, el juez conservador que presidió el procedimiento, decidió darle la libertad. Un juicio aparentemente sin importancia puso en marcha la abolición de la esclavitud en Inglaterra y Estados Unidos.

Hay quien dice que mejor que entregara sus energías a defender a indigentes.

Explotar a cualquier ser vivo y privarlo de sus derechos sin razones convincentes para hacerlo amenaza las bases de los derechos humanos fundamentales porque socava los principios que justifican estos derechos.

Entrevista a Rosana Álvarez, Veterinaria especialista en Etología clínica

Hoy la protagonista del Blog es Rosana Alvarez, Veterinaria especialista en Etología clínica y asesora en comportamiento canino y felino.

Os dejamos una interesante entrevista que le hicieron en el Diario de Cádiz Naturaleza Urbana.

________

Fuente: etologiaveterinaria.net

La mayoría de los animales domésticos acepta la llegada de un bebé sin problemas, pero si se quiere estar completamente seguro, ¿cómo se puede empezar a preparar a nuestra mascota durante los meses previos a este acontecimiento importante y único?

Rosana Alvarez, Veterinaria especialista en Etología clínica y asesora en comportamiento canino y felino.

Bien, en realidad no es cierto que la mayoría de los animales domésticos,  refiriéndonos sobre todo a perros y gatos, acepten sin problema la llegada de un bebé. En realidad esto depende mucho del carácter del perro, la raza y la educación a que haya sido sometido dicho animal durante su vida en compañía de humanos. Una buena socialización temprana, sobre todo, es fundamental a la hora del trato posterior con niños, a la vez que una buena selección genética en cuanto al carácter por parte del criador.

Asumiendo que todo lo anterior ha sido llevado a cabo a rajatabla, podemos decir que la convivencia va a ser muy llevadera. No es necesario preparar al perro, simplemente tenerlo posicionado jerárquicamente en la escala familiar, haberle dado una buena educación y saber que podemos tenerlo bajo control en determinados momentos y que el perro respeta eso.

En el caso de perros que no hayan tenido estos condicionantes, deberemos tener cuidado y consultar con un especialista si no queremos que la llegada del bebé represente una competencia en cuanto a recursos para el perro.

¿Hay que tomar medidas especiales en el caso de tener perros en casa?

Las medidas a tomar no son otras que las higiénicas y las de espacio. Se trata de que el perro esté desparasitado, vacunado y limpio. El animal debe tener su espacio en el que sentirse cómodo y tranquilo y no debe invadir el del bebé ni molestarlo cuando él esté en su refugio. Asimismo, no debemos dejar solos nunca a perro y bebé, sino estar siempre presentes en la estancia en la que se encuentren los dos. No se debe restar atención al perro, simplemente demostrarle que el bebé va a ser uno más de la manada y prestar atención al perro en su presencia, no dejarlo de lado.

¿Y con los gatos? (ambas mascotas son las más comunes)

Con los gatos es distinto, ya que pertenecen a otra especie que no lleva tantos miles de años de domesticación como el perro, además de que no son animales sociales, no buscan el gregarismo (salvo algunas razas en las que esto se ha potenciado, como por ejemplo los persas) Si queremos que un gato se deje manejar hay que manipularlo desde muy temprana edad para que luego no existan problemas. Lo mejor con los gatos es no molestarlos en su territorio, y tener especial cuidado con las uñas.

¿Hay especies no recomendadas para estos casos?

Toda especie que no permita un manejo, no esté bien estudiada, su estructura social no sea adecuada o no haya sido bien socializada con niños.

Rosana Alvarez

Rosana Alvarez

No hay que llegar a los extremos. Por supuesto adecuar la higiene del perro y de los suelos o utensilios que use el bebé. Pero está muy demostrado en estudios que un niño que se cría con un perro es mucho más fuerte inmunológicamente hablando y más rico personal y socialmente.

¿Sería conveniente actualizar la cartilla de vacunación de nuestro animal?

Por supuesto, es algo indispensable.

¿Hay que contar con la ayuda de un adiestrador profesional o los propios dueños son los que tienen que educar o reeducar a la mascota ante la llegada de un nuevo miembro a la familia?

Es preferible contar con la ayuda de un etólogo o un veterinario especialista en conducta, ya que estamos hablando de un bebé, nuestra descendencia, nuestros genes. Es mejor actuar informados y asesorados que arrepentirse después. Este profesional les dará a los dueños unas pautas a seguir e irá haciendo revisiones de la conducta del perro a medida que se acerca el acontecimiento. Es fundamental impartir al animal, si no la tiene, un aprendizaje en  obediencia básica.

¿Aconseja empezar a utilizar productos de bebé, como colonias o polvos de talco infantiles, para que el animal reconozca el olor del niño antes de su llegada?

Hay muchas recomendaciones sobre este particular: utilizar colonia, productos, ropa del bebé o incluso los pañales. Normalmente preparamos la habitación del bebé bastante tiempo antes de que éste llegue a casa. Una buena recomendación es llevar del hospital alguna toallita o ropita que ya se haya puesto el bebé y presentársela al perro a la vez que jugamos y lo premiamos. De esta manera asociará ese olor con algo agradable y positivo.

¿Qué hay que hacer la primera vez que la mascota se encuentra con nuestro hijo?

Los perros tienen una curiosidad natural que no hay que impedir, ya que actuaríamos contra natura. Se debe dejar que el perro satisfaga esta curiosidad a la vez que evitamos que pueda hacerle daño.  Hay que estar relajados, la madre con el bebé y otra persona controlando al perro. No favorecer la excitación excesiva, permitir que el perro huela al niño y premiar ese acercamiento calmado. No forzar la situación durante mucho rato, ya habrá tiempo para seguir el acercamiento. Insisto, no se debe dejar de lado al perro, de lo contrario establecerá una asociación negativa con la presencia del niño que traerá problemas de comportamiento más adelante.

Rosana Alvarez

¿En qué medida la mascota protegerá al niño y viceversa?

Hasta los 7 años los niños ven al perro como su compañero de juegos y el perro a su amigo en la misma medida. A partir de entonces se establece un vínculo afectivo entre ellos, el perro es el amigo del niño, es su colega de batallas y confidencias. Esto es bueno, sin embargo debemos inculcarle a nuestro hijo una serie de valores que hagan que empiece a dejarse ver como jefe de la manada, posición que hasta entonces han tenido los padres. Hay que enseñarle al niño a darle órdenes a su perro, a ponerle de comer y a infundir un respeto. Los perros que protegen no están haciendo otra cosa que desarrollar su instinto de supervivencia mediante la conducta de la defensa del territorio y de la manada. Sin embargo este es un rol que debemos asumir nosotros en todo momento, aunque dejemos que nuestro perro nos avise, hay que tomar siempre el control de la situación. No olvidemos nunca que los humanos no somos el alfa de la manada canina, sino el súper alfa, es decir, estamos por encima, ya que somos una especie más evolucionada. Por supuesto eso no nos va a hacer querer menos a nuestro perro, todo lo contrario, existirá un equilibrio y una armonía en la convivencia por ambas partes… ¡Y a disfrutar de nuestro amigo!

________

Si quieres contactar con Rosana Alvarez lo puedes hacer en: Servicio de Etología Clínica Veterinaria

Etología Veterinaria

Entervista a Kida, la dueña de Zasha, Lara y Kida

Inma, más conocida por todos nosotros como Kida, lleva desde los 8 años conviviendo con animales. En la actualidad es dueña de Kida y Lara, dos Staffordshire Bull Terrier, y de Zasha, una mestiza recogida de la perrera.

Kida

Hoy hemos querido hablar con ella para que nos cuente un poco acerca de su pasión por los perros y para que nos revele el secreto de cómo puede compaginar en su vida diaria con las tres perras, el marido y sus dos hijos.

Ante todo, agradecerte el querer contestar nuestras preguntas.

Comentas que llevas desde los ocho años conviviendo con animales, ¿cuál fue tu primera mascota? ¿nos podrías explicar un poco qué tipo de animales han pasado por tu casa?

La primera mascota fue una gata, se llamaba Perla, me la regalo mi tía Tere de una de sus camadas, era una gata siamesa, con los ojos azules muy bonita.

En mi casa he tenido casi de todo, he tenido gatos, perros, hamsters, cobayas, una iguana , un lagarto verde, una serpiente del campo, un topillo, ratones jeje , en jaulas, hamsters ruso, una tortuga, canarios, mandarines, un mina, periquitos, gorriones, peces de colores de varios tipos, una rana, renacuajos, a mi niño le da por traer insectos, grillos, escarabajos varios (los escarabajos son su pasión, con el asco que me dan!) en fin creo que no olvido ninguno, pero mis favoritos son los perros .

Ahora tienes dos Stafforshire Bull Terrier, ¿Por qué te decantaste por esta raza? ¿Qué te atrajo de ella?

En realidad la raza la escogió mi marido, yo solo me aseguré de que era realmente adecuada, y lo es. Tiene un tamaño mediano, apropiado para tener con niños, ni demasiado grande, ni demasiado pequeño, no ladra apenas, tiene el pelo corto, es cómodo de tener, es un perro activo y resistente. Para entonces mi niño ya había sido diagnosticado como hiperactivo y busque un perro que le acompañara en el juego y no le resultara pesado aguantarlo.

A Zasha la sacaste de la perrera, ¿verdad? De entre tantos perros, ¿cómo es qué fue ella la escogida?

Fue realmente difícil decidirse por ella, pero reunía las condiciones que la hacían adecuada, para empezar era un cachorro, así no teníamos que preocuparnos por los posibles problemas de conducta que pudiera tener, mi niño tenía un año recién cumplido y pensábamos en su seguridad.

Kida y Zasha

De los cachorros que allí estaban fue la que se mostró más curiosa y tranquila al mismo tiempo y tenía un tamañito mediano, nos gustó.

De no ser por el niño, me habría llevado un Braco que había, pero sus enormes dientes me echaron a tras en el momento, era ya un perro adulto y se mostraba excitado, para mi sola no habría supuesto ningún problema, pero no queríamos riesgos.

¿Nos podrías definir un poco el carácter de tus tres perras? ¿Qué es lo que más te gusta de ellas? ¿Y lo que menos?

Empezaré por  Zasha, que es la que lleva más tiempo en casa. Es muy tranquila, hasta el punto de parecer una perra de porcelana, también es muy obediente, es la perra perfecta para esas personas que no quieren responsabilidades con sus perros, pues no da trabajo ninguno, vamos como no tener perro, por otro lado es una guardiana excelente, guarda la casa con mucho celo y muy inteligentemente, pues no ladra al menos que estén llamando a la puerta.
Lo que más me gusta de ella es tal vez la manera en que está con mis niños, siempre tan tolerante y paciente, a ellos les aguanta de todo.
Lo que menos, que a veces sea tan posesiva con la casa y los niños en cuanto me descuido y la mimo un poco se me vuelve dominante, así que no me gusta tener que tratarla a distancia para que no se vuelva dominante, me gustaría poder mimarla sin problemas igual que hago con las otras.

La siguiente es Lara Lara es una perra muy activa, todo lo contrario de  Zasha, es lo que queríamos cuando la compramos, pues  Zasha era como no tener perro y yo quería tener uno, jeje.
Es muy intolerante con otros perros que no pertenecen a la casa, pero no agresiva ni dominante, con los niños es muy especial y cuidadosa. Esta ya algo vieja, jeje y por supuesto empiezan las consecuencias de la edad, es el primer perro que tengo con los síntomas de la tercera edad, así que será toda una experiencia que solo ha comenzado.
Lo que más me gusta de mi Lara es ella en sí.
Lo que menos, no poder estar tranquila cuando hay otros perros cerca.

Lara

Por último hablamos de Kida. Kida es una jarona de mucho cuidado, muy muy glotona, de por ella se pegaba el día comiendo y durmiendo, jejeje. Es todavía tolerante con otros perros , pero algo recelosa porque ya le han mordido bodegueros y chiguaguas , así que… es un poco desconfiada con los perros nuevos, por otro lado le encanta estar con los niños, le da igual el niño que sea, le gusta bañarse en la playa sin importar el fio que hace y dormir al solecito.
No es demasiado obediente, pero tampoco es mala.
Lo que más me gusta de ella es esa cara de foca que tiene jajaja, parece un peluche!
Lo que menos que sea tan jarona.

¿Qué tal se llevan tu hijo y tu hija con las perras?  ¿Han heredado tu pasión?

Bueno los niños siempre han tenido perros en casa, así que no tienen otra que llevarse bien, lo que sí es cierto es que su relación con ellos es diferente, por ejemplo, mi niño es un niño, no sé si por ser hiperactivo, que no es cariñoso, el es más experimental, la relación que él tiene con los perros es más de tipo trabajar con ellos, le gusta adiestrarlos y enseñarles cosas nuevas. Mi niña en cambio es más cariñosa, a ella le gusta acicalarlos y pasearlos.

Yo diría que la niña más que el niño hereda mi pasión por los animales, aunque bien es cierto que mi niño presta mucha atención a algunos temas como la genética, el estándar de las razas, la educación y cómo solucionar algunos problemas de conducta, lo que quiere decir que a su manera también le gusta.

¿Nos podrías contar alguna travesura o anécdota de Kida, Lara o Zasha?

En estos años anécdotas hay un montón… Quizás toque contar alguna de  Zasha, pues es de la que menos hablo en los foros.
Zasha tiene un tremendo instinto de perro pastor, mi suegro tiene ovejas, y en alguna ocasión hemos ido con Zasha a ver las ovejas, y ella ha demostrado sus dotes, pero donde más me he podido fijar de ese don es en el parque.
Zasha vino a casa cuando mi niño acababa de cumplir su primer año, y siendo todavía cachorro la llevábamos a pasear al paseo marítimo, allí bajábamos al niño del carrito y él andaba con paso tambaleante sin dirección, pues siendo  Zasha todavía una cachorra, ya caminaba junto al niño, y cuando ella pensaba que se había alejado demasiado le cortaba el paso y lo guiaba hasta mi con delicadeza, cuando el niño no tomaba la dirección que ella quería, lo cogía del panton y tiraba suavemente jejeje, lo mismo ha hecho con los cachorros cuando hemos tenido, o con mi segunda hija.

¿A quién recomendarías que tenga un Staffordshire Bull Terrier? ¿Y a quién no?

Zasha

Es cierto que el staffy no es un perro para todo el mundo.
¿A quién se lo recomendaría? A cualquiera que le guste el perro en sí, que le guste hacer deporte o pasear largo, a aquellas personas que tengan niños que les guste los perros, básicamente a cualquier persona que no reúna la siguiente característica.

No deberían tener staffys aquellas personas con un carácter inestable, o que tengan un carácter demasiao débil, o aquellas a las que no les guste salir o las responsabilidades, pues un staffy es un perro que necesita mucha atención por parte de su dueño, el staffy no es un perro adecuado para tener guardando una finca o un campo, el staffy necesita a su dueño el mayor tiempo posible a su lado sino no es feliz, por eso es un perro ideal para amas de casa o deportistas o para niños, porque son personas que les dan lo que ellos necesitan, compañía,  juego y deporte.

¿Cómo es que pusiste el nombre de Kida, Lara y Zasha a tus perras?

Jejejeje, esto es muy personal, jajajaja , bien ,  Zasha , que es un nombre que suena muy bien  se lo puse equivocado, pues lo copie de oírlo en unos dibujitos, con el tiempo descubrí que no era  Zasha sino Sacha y que era de varón, pero bueno…, no queda mal .
Lara, es Lara Croft, jajaja , se lo puso mi hermana Macarena y no hace falta que diga de donde salió, le queda como anillo al dedo, pues ella es morena, alta, guapa y atlética luchadora jajajaja , por eso es Lara!

Y Kida también está equivocado, lo escuche en los dibujitos de atlantis de disney lo había oído pero no lo vi escrito, yo la llame Kidagashka, y resulta que es Kidagakash, jejeje , es la princesa de la Atlantida (que como en los dibujitos sale con los pelos plateados casi blancos…).

Y por último, si quieres añadir algo más…

No sabría qué más añadir, solo decir que para mí, y creo que también para mi familia, los perros son parte de nuestras vidas, la vida sin ellos pierde sentido. ¿Qué haría yo sin mi niñera cuando tengo algún niño aburrido?

El toro podrá ser apadrinado y visitado en su santuario

Para variar un poco, ¡hoy os daremos una buena noticia¡

Tame, que así se llama el famoso Toro de Porriño, ha logrado escapar de la muerte. Gracias a la proeza que protagonizó la semana pasada, varias organizaciones se han interesado por él. Finalmente, ha sido a Fundación Altarriba-Amigos de los Animales la que se quedará con el animal (rebautizado como Santiago).

____________

Fuente: farodevigo.es

Matilde Figueroa es la directora general de la Fundación Altarriba-Amigos de los Animales, con sede en Barcelona, a la que el Grupo Coren decidió donar la semana pasada a Tame, el conocido como “Toro de Porriño” por haber huido del matadero y estar más de 26 horas sin poder ser localizado. El animal todavía no ha iniciado su viaje a Cataluña ya que la asociación ultima con la Generalitat la documentación que permitirá la entrada del novillo, denominado ahora Santiago por Altarriba.

Matilde Figueroa con su perra.

Matilde Figueroa con su perra.

¿Será posible adoptar al “toro de Porriño”?

– Entre los animales que tenemos hay algunos que están en adopción y otros no, pero siempre se pueden apadrinar.

¿En que consistirá ese apadrinamiento?

– Serán personas o instituciones que quieran figurar como padrinos oficiales de Santiago. El dinero que aporten será invertido en educación e información sobre los animales de consumo. Pretendemos que el consumidor conozca claramente la diferencia entre la ganadería extensiva y la ganadería intensiva.

¿Podrá ser visitado en Cataluña “el Toro de Porriño”?

– Esperaremos cuatro o cinco meses pero nuestra intención es que pueda ser visitado, especialmente por las personas que lo apadrinen.

¿Cómo surgió en ustedes el interés por esta res que había huido de Frigolouro?

– A través de las noticias de prensa, y por medio de numerosas llamadas a nuestro centro.

¿Llamaron ustedes a la empresa para solicitar el animal?

– Sí, fuimos una de las numerosas organizaciones que se interesaron para que el animal no se recondujera a sacrificio y para hacerse cargo de él.

¿Hubo reticiencias de la empresa?

– No, en su ánimo estaba no sacrificarlo. Es una empresa, con todas las reservas, que se preocupa del bienestar animal y trabajan en ganadería extensiva, a priori tienen una sensibilidad diferente a aquellas empresas que tienen a animales atados y en jaulas de contención. No hubo que hacer presión alguna para que nos donasen a Tame, ahora Santiago.

¿El toro vivirá con otros animales de su especie?

– Será el primer animal de granja en nuestro santuario para animales de granja. Él estará en un periodo de cuarentena en una finca donde hay otros animales de granja de su especie donde los veterinarios podrán valorar su forma física y su salud y después pasará al sitio definitivo donde convivirá con caballos, perros y otros de su especie…

Ustedes son una Fundación catalana. ¿Es cierto que su país esta más avanzado en temas de bienestar animal?

– Da esa sensación al menos en el aspecto legal pero creo que muchas explotaciones ganaderas catalanas deberían aprender de las explotaciones gallegas, donde el animal se destina a consumo pero tiene una vida con una calidad y libertad que en Cataluña ya quisiéramos. Desde aquí quiero felicitar a los ganaderos que tienen a sus animales en libertad aunque su destino final sea el consumo.

Entrevista a Lorelain, la dueña de Blau

Lorena, más conocida por todos como lorelain, es dueña de Blau, un precioso Británico de Pelo Corto Azul. Blau es un gato revoltoso y muy juguetón,  como ya hemos podido comprobar en sus múltiples videos.
Hoy Lorena nos cuenta cómo Blau llegó a su vida y cómo es su día a día con él.

Lorena, ante todo, queremos agradecerte que hayas aceptado a contestar nuestras preguntas, creemos que los verdaderos protagonistas de mundoAnimalia sois todos vosotros.

Blau (Británico de Pelo Corto Azul)

¿Cómo es que decidiste poner un gato en tu vida?

Lorena: Desde pequeñita quise tener un perro o un gato, pero sólo me “dejaron” tener peces, tortugas y un periquito (al que domestiqué y que se pasaba más horas fuera de la jaula que dentro). La verdad es que siempre quise ser veterinaria, pero al final estudié para maestra 😉 Cuando me independicé pensé en tener un gato, ya que viviendo en un piso y en Barcelona, sin campo para correr, etc,  pensé que sería mejor tener un gato.
Empecé a indagar sobre ellos, me leí un libro de razas y me encantaron el British y el Maine coon (quería una raza grande). Leyendo descubrí que el Maine coon necesita espacio para correr, preferiblemente jardín y mucha actividad y yo no se lo podía proporcionar. Después leí sobre el British y al ver videos por internet, ¡me enamoré!
Así que me decidí a tener un gato y a aprender de él todo lo que pudiera, ya que de los animales y de los niños, cada día se aprende algo… ¡y no me equivocaba!

¿Por qué te decantaste por el Británico de Pelo Corto Azul? ¿Qué te enamoró de la raza?

¡Todo! A primera vista, su carita de osito de peluche, su mirada sincera, sus mofletes, vi que era muy “abrazable”. Luego el color me encantó, aunque los lilac y los tabbies también me gustaban mucho. Al escoger el azul, por ello le puse “Blau” (“azul! en catalán).
Después me encantó su carácter sociable, cariñoso, juguetón, silencioso, curioso, sus ganas de aprender, yo no los considero “holgazanes”, todos los gatos duermen mucho, pero cuando está despierto, puede estar jugando solo, pidiéndote jugar, mirando por la ventana o descansando a tu lado… ¡es un amor!

Antes de conocer a Blau, ¿Contactaste con varios criadores? ¿Cómo fue la búsqueda de tu gatito?

La verdad es que antes de que llegara Blau a casa tuve una mala experiencia. Yo no tenía ni idea de que habían criadores, yo pensaba que vendían los gatos en tiendas y pensaba que había persas, siameses y poco más. Descubrí que había muchas razas e impecé a indagar y buscando por internet encontré a una “criadora” que tenía una camada y nos “tomó el pelo”, se aprovechó de nuestra inexperiencia y de nuestra ilusión, nos quería vender un animal enfermo y delgadísimo (cuando la raza es “regordeta”) cobrándonos 700 euros… Lo pasé fatal, y al final lo dejamos.

Blau (Británico de Pelo Corto Azul)

Ésa misma tarde mi novio me llevó a una tienda que tienen unos criadores cerca de mi ciudad, son gatos para llevarlos a concursos, de hecho ellos los llevan. Los tienen en casa y luego en la tienda en un espacio donde pueden correr y socializarse, ya que están en contacto con personas y con sus hermanos. Me enseñó a Blau, y al acariciarlo y ponserse a ronronear, me encantó (a veces ronronean por miedo, pero yo quiero creer que no era por ello), lo pusieron en un transportín mientras me enseñó a los otros, al coger al segundo gato, Blau empezó a maullar muy fuerte y yo pensé: “Ése es mi gato!”. siempre digo que él me escogió a mí 😉
Sé que era un buen criador porque Blau no es miedoso como otros gatos, es cariñoso y sociable y sé que los 4 meses que estuvo con ellos lo trataron bien.
Ahora sé que hay estupendos criadores, que cuidan de sus animales, en el foro he aprendido un montón porque hay gente estupenda y pienso que antes de comprar un gatito, tienes que informarte bien. ¡De los errores se aprende!

¿Con qué dificultades te encontraste al principio de tener a Blau ? ¿Cómo era tu día a día con el recién llegado?

La verdad es que antes de que Blau llegara me compré 3 libros (sí, soy un poco “exagerada” jeje), fui al veterinario de al lado de mi casa a hacerle preguntas, miré por internet, les pregunté a los criadores, que me dieron su teléfono para cualquier consulta y me dieron pautas y aprendí mucho sobre la “llegada” del gatito a casa (ahora he aprendido mucho más gracias a un curso que hice de educación felina).
Igualmente podía tener la “teoría”, pero los dos primeros días estaba muy nerviosa por si echaría de menos a sus hermanos, si tendría miedo, etc.
Llegamos a casa, le abrí el transportín y esperé a que saliera, no salía. Recordé lo que había leído: “aunque quieras cogerlo, no lo cojas, no lo saques de ahí, él tiene que adaptarse al territorio y luego a ti” etc etc. Le dejé el rascador, el arenero, agua y comida y dejé que él fuera quien saliera. Por la noche vi que había salido porque había comido y se había escondido detrás del mueble del comedor. Se pasó ahí un día más. Yo salía de casa para que él investigara. No maullaba, no se le oía…
Al tercer día, lo llamé y se me acercó, no lo miraba y él se empezó a restregar en mi mano y a “marcarme” con sus mofletes. A partir de ahí nació nuestra amistad y ya empezó a investigar…

Blau (Británico de Pelo Corto Azul)

Ahora que Blau ya tiene un año y medio, ¿cómo es la convivencia? ¿En qué ha cambiado tu vida?

Yo cada día estoy más encantada con mi decisión de tener un gato. Cuando viene gente a casa se quedan embobados, no se esconde, le tiras la pelota y la trae, es muy cariñoso, me despierta cada mañana con su ronroneo, le encanta aprender cosas. En el curso de educadora tuve que hacerle una sesión de entrenamiento y aprendía muy rápido, ¡nunca pensé que un gato pudiera aprender tantas cosas!
Por la mañana me levanto antes para poder jugar media hora con él, ya me espera con la pelota (parece un perro jeje) y se pone a correr por el pasillo, luego le doy de comer y me voy a trabajar. Voy sacando juguetes y escondo otros, para que se divierta y no los aburra, le abro la persiana para que vea el exterior y cuando llego por la tarde me espera en la puerta de casa al oir las llaves, lo cojo en brazos boca arriba (le encanta y ronronea) y lo acaricio, juego un ratito con él y por la noche le doy la comida, lo peino, juego un poquito y a dormir.
Mi vida ha cambiado totalmente, tanto yo como mi novio estamos encantados con él!

¿Qué es lo que más te gusta de él? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta:
Que sea tan cariñoso, sociable e independiente a la vez, escucharle ronronear a todas horas, lo curioso que es, cuando me comunico con él con gestos y nos entendemos. Me gusta ÉL 😉

Lo que menos:
Ufff…. que esté la casa llena de pelos, ejjeje. De verdad, que ¡no hay nada que no me guste! Si estamos jugando y me muerde (no es de arañar, aunque sea gato) pues interrumpo el juego y ya está. A veces sale su vena salvaje, pero con la educación aprende que no puede morder porque hace daño (bueno, él interpreta: mordisco= no hay juego). No sé que más decir de negativo…

¿Nos podrías contar alguna travesura o anécdota de Blau?

Momentos especiales:
El primer día que con 5 meses me trajo la pelota, a partir de ese día, le encanta jugar a traérmela y que se la tire. Nunca pensé que un gato jugara de esta manera!

Blau (Británico de Pelo Corto Azul)

Cuando pone la cara de juego y la “pose” de “quero jugaaar”, ¡es muy divertido!
El dormir “panza arriba” como si dijera “manos arriba esto es un atraco!”
Le gustan las olivas y el melocotón! Nunca había visto un gato comiendo melocotón 😉
Cuando persigue las moscas, ¡¡es divertidísimo!!

¿A quién recomendarías esta raza? ¿Y a quién no se la recomendarías?

Se la recomendaría a las personas que quieran tener un gato tranquilo, equilibrado, sociable, cariñoso, que no precisa de mucho ejercicio (media hora al día es suficiente para que sea feliz), que se adapta perfectamente al entorno y a las personas, personas que quieran un gato que apenas maúlle, a familias con niños, ya que es cariñoso y los niños pueden aprender mucho de él.
En EEUU utilizan a los British para hacer anuncios de TV, para hacer películas, porque no se estresan tanto como otras razas. ¡Son los mejores! jeje.

No se la recomendaría a quien quiera a un gato muy activo, que le guste hacer mucho ejercicio.

Si quieres añadir algo más… ¡adelante!

Quien quiera un gato British, que entre en el foro y vea todo lo que dice la gente, siempre bueno, de sus “gatitos”, porque son grandes pero son especiales y se hacen querer mucho.
La prueba está que quién ha tenido un British, cuando éste se va, no duda en encontrar a otro British que ocupe su lugar… Si ahora me preguntaran, no lo dudaría ni un segundo, tendría otro British.

Gracias por “leerme” y espero no haberme “enrollado” mucho… Me voy a jugar con Blau, que lleva ya bastante rato mirándome y por la cara que pone creo que quiere jugar 😉

“La gente no debería distraer a nuestros perros cuando están trabajando”

Patricia Carrascal es una periodista que perdió la visión a los 16 años. Hoy en día es dueña de Brailyn, una perra guía que le permite moverse más libremente.
_________

Fuente: Diana G. Arranz/Valladolid. abc.es

Esta joven periodista perdió difinitivamente la visión a los 16 años y ahora se estrena como dueña y usuaria de su perra guía Brailyn.

Patricia Carrascal. Invidente

¿Desde cuándo tiene a su perra golden Brailyn y por qué decide dar ese paso?

—Brailyn vive conmigo desde el pasado mes de octubre, cuando regresamos de la escuela de perros guía de Rochester, con quien la Fundación ONCE tiene un convenio de colaboración. La decisión parte de las experiencias y consejos de otros compañeros, cuando te dicen que pasar del bastón al perro es como pasar de un seiscientos a un ferrari.

¿Cuál ha sido la mayor mejora en este cambio?

—Lo bonito de conseguir cierta independencia y seguridad cuando te estás desplazando por tu ciudad. Con un bastón manejas una distancia de un metro pero con un perro guía te mueves «libremente» porque tienes la seguridad de que te llevará directo al objetivo.

¿Cómo ha sido el proceso de adaptación con Brailyn?

—El primer año sabemos que es muy duro, sobre todo el tiempo que pasas en la escuela. Cuando comienzas a trabajar con el perro incluso tienes dolores físicos por la tensión con la que te mueves. La suerte de tener un golden retrivier es que se acostumbran rápido a sus dueños y son muy inteligentes, pero también muy cariñosos lo que supone que quieran irse con todo el mundo.

¿La sociedad sabe tratar y respetar a este tipo de perros?

—Lo cierto es que no y eso nos causa muchos problemas a los invidentes y a nuestros canes. La gente debe entender que cuando el perro lleva el arnés está trabajando y si se le toca o despista puede ocasionar un accidente a su dueño. Otra cosa es cuando llega su tiempo de descanso y juegos, que también lo tienen como cualquier mascota.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido de este cambio?

—Muchas veces el animal te sorprende porque tú te has desorientado totalmente y ves cómo él lo resuelve sin problemas y te dirige perfectamente al objetivo. Conseguir poder ir sola a buscar a mi pareja a la Estación de trenes de Valladolid ha sido una de las cosas más bonitas que he compartido con Brailyn. Además, ha aprendido a identificarme los asientos libres del autobús.

¿Se ha encontrado con alguna dificultad de acceso?

—Lo cierto es que cuando iba a presentarme a unas pruebas de oposición me impidieron acceder a un edificio público de la ciudad, pero por suerte se habló con el responsable y finalmente permitieron que se cumpliera la legislación que ampara nuestros derechos.