Vigilias veganas, el último adiós al ganado en las puertas del matadero

Hace unos años que va siendo habitual en ciudades como Barcelona y Madrid ver a grupos de personas a primera hora de la mañana en las puertas de los mataderos a la espera de la llegada de los camiones cargados de ganado para el sacrificio. El motivo principal no es otro que intentar dignificar la vida de estos animales ofreciéndoles un último adiós.

Un grupo de activistas animalistas recibe a un camión de cerdos en el matadero de Getafe./Alejandro Tena

Nuestro llamamiento a los gobiernos a crear leyes respetuosas con los animales de granja. El destino de estos animales está marcado, eso es así en estos tiempos, lo que se podría cambiar es que sus cortas vidas fuesen algo más dignas, se les podría tratar como los seres vivos que son. No es HUMANO que desde su nacimiento hasta el momento de su fatal desenlace, sus vidas sean un despiadado y cruel maltrato.

Al respecto, os dejamos esta interesante crónica de Alex Tena

Fuente: publico.es
  • En los últimos meses la organización Save Movement Madrid está organizando actos para documentar con vídeos y fotografías cómo llegan los animales a los mataderos de la capital. En ‘Público’, te contamos qué hay detrás de este tipo de acciones.

Vista de los cerdos en el interior del camión./ Alejandro Tena

Son las ocho de la mañana. El sol está comenzando a salir y un grupo de personas vinculadas a la lucha por los derechos animales se concentra en un aparcamiento cercano al matadero de Getafe (Madrid). Los coches llegan y sus ocupantes se van congregando poco a poco. Están allí para hacer una vigilia vegana, un acto que se está popularizando en España, en el que activistas se despiden de los animales que van a ser sacrificados por la industria cárnica. Después de una espera larga y fría, Toño, que se encarga de coordinar la organización Save Movement Madrid, agarra un megáfono y comienza a hablar.

“Nos vamos a dirigir a las puertas del matadero”, explica a la multitud. Allí, en la entrada, esperarán a que lleguen los camiones que, esta vez, transportan cerdos de unos cinco y nueve meses. Toño, que tiene una barba poblada y los ojos azules, pide tranquilidad y “no armar jaleo”.

Bajo ningún concepto quiere que haya enfrentamientos verbales con los trabajadores del centro, para quienes exige respeto. La multitud le escucha en silencio. Unos, los más jóvenes, lo hacen con la atención de la primera vez. Otros esperan que termine para empezar un ritual que les es de sobra conocido.

Después del discurso, el grupo echa a andar por un sendero hasta plantarse en la puerta del matadero. Los activistas quieren despedirse de los animales, pero esa no es la razón principal de las vigilias. Tras este madrugón, hay un deseo de documentar las condiciones de maltrato animal que esconde la industria cárnica. Tanto es así, que todos llevan cámaras para retratar la llegada de los cerdos y, después, difundirla en las redes sociales la experiencia.

“Estamos aquí para explicar a la gente que tiene una dieta carnívora que lo que comen no llega sus platos por obra del espíritu santo”, comenta a este diario Ana Marraco, una de las asistentes, que aprovecha la coyuntura del momento para pedir a la gente que firme los avales para respaldar la candidatura electoral de Pacma. “Hay mucha gente que no relaciona la bandeja de carne que compra en el supermercado con situaciones de maltrato animal”, argumenta, mientras camina hacia las puertas del matadero.

“Este es un activismo de difusión”, añade María, una joven que lleva “cinco años siendo vegana y siete sin comer animales”. Junto al resto, se planta frente a la fachada principal del edificio industrial. La espera del camión se hace larga y los nervios se apoderan de ella a pesar de que esta no es la primera vez que acude a una vigilia. “Sufro mucho, nunca me acostumbro a esto”, manifiesta.

Carlos, vegano declarado, es un habitual en este tipo de actos. De su experiencia saca una conclusión: el respaldo de las vigilias está creciendo en los últimos meses. “Antes éramos cuatro gatos, pero en las últimas convocatorias hemos llegado a ser sesenta personas”, detalla, para explicar que, tras varios meses sin comer carne, decidió que tenía que compartir su experiencia con otras personas y encontró en el activismo un respaldo fuerte.

Los minutos pasan y el silencio domina la escena. “Creemos que están retrasando la llegada del primer camión porque estamos nosotros”, opina uno de los presentes. Mientras, un grupo de trabajadores, ataviados con monos verdes, salen a las puertas del edificio. Mientras se fuman un pitillo y se terminan el desayuno, observan atónitos a los animalistas. Sin embargo, nadie dice nada. Sólo hay miradas cruzadas.

“En este matadero tenemos buena relación con los matarifes. Ellos nos respetan y nosotros les respetamos a ellos. Nosotros empatizamos con ellos porque están aquí por un sistema que les obliga a estar donde están. Comprendemos lo que están haciendo”, declara a Público el coordinador de Save Movement Madrid.

La llegada del camión

Al final de la carretera que conduce al matadero aparece el primer camión. Su llegada genera contradicciones sentimentales. Por un lado, rompe con la incertidumbre del momento, pero por otro, genera cierta impotencia en los activistas, que son conscientes que no podrán evitar que los cerdos entren en el interior del edificio para no volver a salir.

Sin embargo, no hay mucho tiempo para pararse a pensar. Rapidamente, el grupo se coloca en la entrada levantando los brazos y el camión frena. El conductor no dice nada. Ni siquiera baja la ventanilla. Algunos le dan las gracias por parar el vehículo, mientras se acercan a las rejas del remolque para grabar y fotografiar el estado en el que llegan los cerdos.

El silencio sigue estando presente. Nadie habla. Sólo se escuchan los jadeos de los animales, que acercan sus bocas a las cavidades de las jaulas para beber del agua que los activistas les ofrecen. Después de cinco minutos vertiginosos, el tumulto se disipa y el camión entra en el matadero. Es entonces cuando las lágrimas aparecen.  “Es muy duro. Lo había visto en vídeos, pero no en directo y se sufre mucho”, explica Víctor, un joven de 18 años que, compungido, apenas puede articular las palabras.

Con la entrada del camión, una parte del grupo comienza a bordear las vallas del recinto para ir a la parte posterior, donde se puede ver como descargan a los animales y los dirigen hacia el interior del matadero. “Ahora les van a empezar a meter palazos para que entren. Ellos [los cerdos] ya saben a dónde van”, explica entre lágrimas Marina, una joven de 16 años que se acaba de estrenar en las vigilias.

Los animalistas se plantan entre los barrotes metálicos de la valla y el mutismo regresa. Sólo se escuchan los gritos de los cerdos y las voces de los matarifes que tratan de dirigir a los lechones hacia el interior del edificio. “Necesitamos gente en la entrada. Va a venir otro camión”, advierten algunos de los activistas. Después de presenciar la descarga, el grupo regresa a las puertas del matadero, donde se vuelve a reiniciar el rito.

Todo saldrá bien, el nuevo libro de Emilio Ortiz

Somos muy fans de Emilio Ortiz desde su primera novela, A través de mis pequeños ojosEmilio es invidente y siempre convierte a los perros guía en protagonistas de peso en sus novelas.

Hoy hablamos de su nuevo libro, Todo saldrá bien, secuela del primero. Igual de entretenido, conmovedor y fiel al mensaje: humanos y animales en completa armonía para conseguir cualquier desafío.

¡Muy recomendable!

 

 

 

Os dejamos la presentación del libro por el autor.

 

¡Gatitos en el jardín de mundoAnimalia! La historia se repite

¿Recordáis a Garfield, el gato naranja que vivía en nuestro jardín? Pues hoy volvemos a hablar de una historia parecida, algún desaprensivo ha dejado un cesto con ¡¡😻😻😻 gatitos en nuestro jardín!!  

Los gatines aparecieron en una mañana lluviosa. En un cesto de ropa se movían tres cabecitas junto a un puñado de pienso húmedo.

Afortunadamente, el cesto duró en la intemperie poco tiempo, una compañera los rescató y nos pusimos rápidamente en movimiento para buscarles hogar. La idea era adoptarlos entre los propios compañeros ¡¡Somos muchos!!

Y…, en menos de 1 Hora, y sin salir de la oficina, ¡¡LO CONSEGUIMOS!! Ya teníamos estupendos adoptantes para los tres 🙂

¡Final feliz para los peques! 👍

¡Muchas gracias a tod@s los compañer@s por la buena predisposición! 🙂

No nos cansaremos de repetir que la adopción es, para estos animales, una segunda oportunidad de vivir la vida feliz y digna que merecen.

Un orangután se enfrenta a la excavadora que destruye su bosque en la isla de Borneo

Estos animales sufren y mueren por la destrucción y reducción de su hábitat. El orangután de Borneo es una especie en peligro de extinción. ¡BASTA YA de destruir bosques con cultivos devastadores!

Fuente: elpais.com

  • Las poblaciones de estos simios en la isla de Borneo han disminuido más de un 50% en los últimos 60 años, según International Animal Rescue

Un orangután frente a una excavadora en Indonesia. INTERNATIONAL ANIMAL RESCUE

Un orangután camina por encima del tronco de un árbol. Se dirige hacia una excavadora que tala los árboles de su hábitat natural en Indonesia. Al enfrentarse a la máquina, se cae al suelo. El paisaje es desolador. Su hábitat está completamente destrozado y el animal trata de buscar un refugio. Estas duras imágenes forman parte de un vídeo grabado en 2013 y publicado en Facebook el pasado martes por la organización International Animal Rescue.

Este orangután desesperado busca frenéticamente refugio ante el poder destructivo de la excavadora, una máquina que ya ha diezmado todo lo que le rodea”, afirma la organización en la red social. La entidad, que finalmente consiguió rescatar al orangután, alerta en su página web de que los animales en Indonesia sufren y se mueren por la destrucción de la selva. La tala de árboles tiene como objetivo principal la producción de aceite de palma.

Las poblaciones de orangutanes en la isla de Borneo han disminuido más de un 50% en los últimos 60 años, según  International Animal Rescue. Además, su hábitat se ha reducido en al menos un 55% en los últimos 20 años. “Desafortunadamente, escenas como esta son cada vez más frecuentes en Indonesia. La deforestación ha provocado que la población de orangutanes caiga en picado. Los hábitats se destruyen y los orangutanes se mueren de hambre”, agrega la organización.

El equipo de International Animal Rescue traslada a los orangutanes cuyo hábitat ha sido destruido a áreas seguras de bosque protegido. Además, rescata y cuida a bebés orangutanes que han sido separados de sus madres, ya que en ocasiones los ejemplares se venden de forma ilegal como mascotas.

La organización publicó este vídeo en redes sociales el pasado 5 de junio, el Día Mundial del Medio Ambiente, con el siguiente mensaje:
Planta un árbol y ayúdanos a reconstruir y proteger el preciado hábitat de los orangutanes”. El vídeo ya ha sido reproducido más de 160.000 veces y compartido en más de 5.000 ocasiones.

¡Es muy duro verlo! Este orangután estaba tratando de proteger el único hogar que conocía. Un humano habría hecho lo mismo si alguien hubiera destruido su hogar”, afirma un usuario de Facebook. “¿Por qué estos trabajadores no detuvieron lo que le estaban haciendo a esta pobre criatura? Deberían haberse asegurado de que el animal estaba a salvo y fuera de peligro antes de continuar su trabajo?”, comenta otro. El partido animalista PACMA también ha comentado el vídeo en Twitter: “Ellos no pueden hacer nada, pero nosotros sí. Evitando el consumo de aceite de palma podemos detener esta masacre”.

Chanel no utilizará pieles de animales exóticos en sus creaciones

¡Por fin! Es la primera marca de lujo que anuncia dejar de utilizar pieles de animales exóticos (cocodrilos, serpientes, lagartos…) en sus artículos.

Fuente: informador.mx
  • Chanel dejará de usar pieles de animales exóticos
  • La marca francesa informa que no volverá a utilizar pieles de cocodrilo, serpiente, lagarto y otras; este martes, los bolsos de pitón ya no estaban en la venta

Los artículos de Chanel confeccionados con pieles exóticas se vendían hasta ahora a precios altísimos. TWITTER / @CHANEL

Chanel dejará de usar en sus colecciones pieles de animales exóticos, como cocodrilos y serpientes, convirtiéndose así en la primera marca de lujo en tomar esta decisión, aplaudida por los defensores de los animales.

La marca francesa”no volverá a utilizar pieles exóticas para sus futuras creaciones”, esto es, de cocodrilo, serpiente, lagarto y otras, indicó este martes en un comunicado.

 

Los artículos de Chanel, como bolsos, abrigos y zapatos confeccionados con pieles exóticas, se vendían hasta ahora a precios altísimos, hasta nueve mil euros. Este martes, en el sitio web de Chanel, los bolsos de pitón ya no estaban disponibles a la venta.

“Lo hicimos porque es lo que se lleva, pero no es que la gente nos lo impusiera”, dijo por su parte el diseñador Karl Lagerfeld, según el sitio especializado WWD.

La asociación militante PETA aplaudió la medida: “No hay ningún signo de modernidad en utilizar pieles robadas de animales atormentados para ropa y complementos“, dijo.

“Está claro que ha llegado el momento de que todas las firmas, como Louis Vuitton, sigan el ejemplo de Chanel y pasen a utilizar materiales innovadores” en vez de piel animal, agregó Peta.

Hasta ahora, otras marcas de lujo, como Gucci, Versace, Armani y Hugo Boss habían anunciado que abandonaban el uso de pieles de visón, zorro y conejo, ante un consumidor cada vez más sensibilizado con el bienestar animal.

Delfines en las calles inundadas por la tormenta Florence

¡Insólito! Se desconoce si los delfines llegaron a las calles por la fuerza de la corriente o si se protegían de la tormenta.

Fuente: informador.mx
  • En la grabación, se aprecia a dos de estos animales cerca de la línea costera de Carolina

En un video grabado durante las inundaciones causadas por la tormenta tropical “Florence”, se pueden ver a al menos dos delfines nadando contracorriente, cerca de la línea costera de Carolina.

No se conoce si los mamíferos llegaron a las calles inundadas de Wilmington para protegerse de la tormenta o si fue la fuerza de la corriente la que arrastró a los delfines tierra adentro.

En el material se observa la poderosa corriente y vientos creada por “Florence”, en Carolina del Norte.

El fenómeno, que se degradó a tormenta tropical poco después de tocar tierra, ha dejado al menos 31 muertos en Carolina. Se prevé que deje devastaciones por más de 20 mil millones de dólares.

¿Un cachalote en el río Manzanares?

Los vecinos no daban crédito, esta mañana en Madrid, a lo que tenían a la vista, un enorme cetáceo varado en el río y rodeado de “científicos” ¡¡Intentando salvarle!!

Fuente: lasexta.com
  • Los vecinos de Madrid Río se despertaron la mañana de este viernes con un hecho insólito, y es que un cachalote gigante apareció varado en el río Manzanares, a la altura del puente de Segovia. Se trata de una intervención artística que simula un caso real de emergencia ante una ballena varada.

Un cachalote apareció varado este viernes a la altura del puente de Segovia de Madrid, en el río Manzanares, ante lo que muchos viandantes han reaccionado en redes sociales. El Ayuntamiento de Madrid afirmana que en breve daría toda la información. Finalmente, el misterio ha sido desvelado: se trata de una intervención artística que simula un caso real de emergencia ante una ballena varada.

Madrid Río ha amanecido este viernes con la estatua de un cachalote varado a la altura del Puente de Segovia, una intervención artística que simula un caso real de emergencia ante una ballena varada, con la que se da comiendo al programa cultural CiudaDistrito.

‘Whale’ es la primera de las más de 200 actividades gratuitas que el programa CiudaDistrito desplegará a lo largo del otoño en los 21 distritos de la ciudad. La programación, dirigida a todo tipo de públicos, abordará disciplinas como música, teatro, talleres, paseos, cuentacuentos o procesos de creación comunitaria, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

La actividad que ha abierto la temporada de otoño de CiudaDistrito es una ‘performance’ que aúna arte, educación y comunidad. Esta acción artística de Captain Boomer juega con los límites entre la realidad y la ficción y es una metáfora de la disrupción de nuestro ecosistema. Simula un caso real de emergencia ante una ballena varada e involucra al espectador en esta ficción, como un agente más del proceso.

Un grupo de actores, que simulan ser científicos, atenderá durante todo el fin de semana al cachalote varado. El animal es una escultura hiperrealista de más de 15 metros y 1.000 kilos de peso que replica, a escala real, un cachalote macho de 18 años.

La instalación se desarrollará durante este fin de semana al aire libre y podrá ser visitada por todos aquellos vecinos se quieran acercar a participar. La activación de la instalación con la presencia de los actores.

Esta pieza hiperrealista fue un encargo del Festival Internacional de Greenwich and Docklands al estudio Zephyr Wildlife, especializado en trabajos de esculturas hiperrealistas para museos, galerías y festivales de todo el mundo.

La acción que desarrolla la asociación Captain Boomer Collective se ha llevado a cabo en ciudades como Londres, Greenwich (Reino Unido), Valencia (España), Scheveningen (Holanda), Ostende (Bélgica), Amberes (Bélgica), Duisburg (Alemania), París (Francia) y Rennes (Francia). Tras su paso por Madrid, la instalación viajará a Estados Unidos.

Esta instalación da continuidad a las intervenciones artísticas desarrolladas en la ciudad que pretenden poner la mirada en el medio ambiente. Para el Gobierno local, esta acción propone a los ciudadanos reflexionar a través del arte “sobre el modelo de ciudad en que quieren vivir y qué papel juegan en el cuidado del medio ambiente”.

El colectivo Captain Boomer fue fundado en 2008 y tiene su sede en Antwerp (Bélgica). El colectivo está conformado por artistas y científicos que han realizado intervenciones en diferentes ciudades europeas, generando una dinámica social con un vivo sentimiento de realidad. Las acciones de Captain Boomer están llenas de significado y desafían al espectador a tomar una posición ante ellas.