23.000 pollitos han muerto abandonados a su suerte en el aeropuerto de Barajas

La lluvia estropeó las cajas de cartón que los transportaban y como su traslado ya no era rentable, la empresa rechazó el envío. ☹️

Fuente: elpais.com

Solo 3.000 pollitos de una partida de 26.000 han sobrevivido abandonados como carga en la terminal. De ellos, 6.000 ejemplares murieron víctimas del canibalismo

Alrededor de 23.000 pollitos han muerto tras permanecer abandonados durante días en la terminal de carga del aeropuerto de Adolfo Suárez de Madrid-Barajas. El suceso se conoció el pasado domingo, cuando la Policía Nacional descubrió en la terminal de carga a 26.000 ejemplares hacinados en cajas de cartón y palés. Los animales llevaban tres días sin comer ni beber y en condiciones de hipotermia. 6.000 de ellos ya habían muerto en el momento del hallazgo, la mayoría por canibalismo de sus congéneres. Tras el rescate, solo 3.000 han sobrevivido.

Según los agentes, la empresa responsable de las dependencias contactó con la compañía que realizó el envío, y que rechazó hacerse cargo de los animales. La policía ha abierto una investigación para identificar a los posibles responsables de la muerte de los animales, que podrían ser acusados de un delito de maltrato animal, según señaló la policía en una nota de prensa.

Cuando intervino la Policía, los 20.000 animales vivos se encontraban en una situación crítica: agonizaban y trataban de sobrevivir alimentándose con los restos de los que ya habían fallecido. Los agentes contactaron de inmediato con la asociación protectora de animales ALBA para que acogiera a los ejemplares con vida. La presidenta, Carolina Corral, acudió al aeropuerto una hora después de recibir la foto enviada por los agentes.

“Fue suficiente para ponerme los pelos de punta”, confiesa. Admite que es la situación más dura que ha vivido en su carrera: “Era impresionante y nosotros no teníamos ni la experiencia para sacar adelante a tantos pollitos ni las infraestructuras adecuadas. Me quedé bloqueada”. Corral asegura que están en contacto con la Policía para denunciar a los responsables. “Nos vamos a apersonar como parte de las acusaciones”, ha afirmado.

Fernando Sánchez, presidente de la asociación Salvando Peludos, también acudió al aeropuerto y asegura que ha sido “la situación más grave” que ha visto en su vida. Cuenta que se dirigieron al aeropuerto madrileño pensando que solo había unos 300 pollos, pero finalmente se encontraron con muchos más. “Fue terrible”, comenta. En las instalaciones de la asociación prepararon algunos espacios para acogerlos, pero admite que eran más de lo que se esperaban: “Cuando no habíamos sacado ni un cuarto de los pollos parecía que ya todo estaba totalmente lleno. Y seguían apareciendo muchos”.

La asociación buscó ayuda a través de sus redes sociales para encontrar el material necesario para ayudarlos: lámparas de calor, bebederos y comida para poder salvar a los pollitos. Pero la situación era desbordante:

“El primer día terminamos de ubicarlos a las 23.00 horas, y al día siguiente la mitad había fallecido. Y eso que creíamos que estaban bien y que habían sido atendidos por veterinarios”. Sánchez estima que sobrevivieron unos 3.200 pollos y que todos están ubicados entre asociaciones, veterinarios colaboradores y casitas de acogida. “El problema será que dentro de 10 días nos encontraremos con 3.200 gallinas buscando hogar”, comenta el presidente de la asociación, quien asegura que se tratará de conseguir unos hogares para todos los pollitos y que no estén dentro de la cadena de consumo. “No queremos que se vayan a granjas industriales, sino a familias que viven en el campo y que amen a los animales”, concluye.

La terapia con perros ayuda a los enfermos con fibromialgia

Un ejemplo más del poder positivo del vínculo humano-animal. Las personas salen beneficiadas y en los animales también se observan señales de calma tras las sesiones.

Fuente: Nestle Purina

• El estudio Better Together, llevado a cabo por Purina y la Clínica Mayo, encontró que las personas con fibromialgia experimentaron un estado emocional-fisiológico más positivo después de una sola sesión con perros de terapia

• Para este tipo de afecciones sin curas conocidas, los investigadores han detectado que la actividad asistida con animales es una herramienta eficaz para ayudar a controlar la salud física y mental de los pacientes

• Los perros de terapia también han sido estudiados, habiéndose detectado que los animales se mostraron más calmados al final de las sesiones con los pacientes

Una reciente investigación llevada a cabo por Purina y la Clínica Mayo de St. Louis, Estados Unidos, ofrece un nuevo tratamiento con mascotas para pacientes con fibromialgia. La fibromialgia es un trastorno de sensibilidad al dolor crónico y centralizado caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado de fatiga, sueño, problemas de memoria y estado de ánimo. Este estudio investigó el impacto de las sesiones asistidas con perros en pacientes con fibromialgia y encontró beneficios tanto para los pacientes como para los animales, a partir de la interacción mutua.

La Asociación Nacional de Fibromialgia de Estados Unidos estima que 10 millones de estadounidenses y entre el 3% y el 6% de la población mundial sufre de fibromialgia. En España, se estima que el 2,3% de la población, padece esta enfermedad. Purina y la Clínica Mayo llevaron a cabo el estudio Better Together para investigar los efectos directos de la actividad asistida con animales en pacientes que padecen dicha enfermedad. Al mismo tiempo, el estudio midió, también, el estado emocional de los perros de terapia durante estas sesiones para comprender mejor los impactos en estos caninos especialmente entrenados. Tanto para los pacientes como para los perros, los investigadores utilizaron
múltiples biomarcadores fisiológicos no invasivos, incluyendo concentraciones salivales de oxitocina y cortisol, temperaturas de membrana timpánica y varios parámetros cardíacos.

“El estudio Better Together muestra como la terapia con animales puede ser una clara opción de tratamiento basado en la evidencia, y como los profesionales del sector sanitario deberían considerar llevar a cabo actividades con animales de asistencia para el cuidado de sus pacientes con fibromialgia”, manifestó Arya Mohabbat, M.D, profesor asistente de medicina en la División de Medicina Interna General de la Clínica Mayo, y líder de la investigación.

Aunque la fibromialgia tiene algunos tratamientos efectivos, la mayoría de las personas viven con síntomas crónicos y buscan tratamientos no convencionales para encontrar algo de alivio. Así, para 221 pacientes, cada uno inscrito en el Programa de Tratamiento de Fibromialgia de la Clínica Mayo, un programa ambulatorio atendido por médicos de la División de Medicina Interna General de dicho centro, el estudio Better Together proporcionó una prórroga de los síntomas para aquellos en el grupo de tratamiento y esperanza para aquellos en el grupo de control.

El estudio Better Together puso de manifiesto que los pacientes del grupo de tratamiento se encontraban en un estado emocional-fisiológico más positivo a raíz de la sesión de actividad asistida con animales en comparación con los pacientes del grupo de control. Las personas que interactuaron con perros de terapia aumentaron significativamente sus niveles de oxitocina, mientras que sus ritmos cardíacos disminuyeron. Reportaron menos emociones negativas y más emociones positivas. Los resultados sugieren que una visita de 20 minutos de terapia con perros puede afectar de manera significativa y positiva la salud física y mental de los pacientes con fibromialgia.

Los perros de terapia, más calmados

A pesar del uso generalizado de perros de terapia en entornos clínicos, aún hay cierta falta de comprensión del impacto que estas terapias pueden tener en el estado emocional de estos animales. Además de interactuar con pacientes de todas las edades en diferentes estados físicos y emocionales como parte de su trabajo, los perros de terapia están expuestos a entornos novedosos que pueden incluir nuevas vistas, sonidos y texturas que les requieren un enfoque y adaptación continuos.

El estudio encontró que los perros – todos ellos miembros del Programa de Cuidado Canino de la Clínica Mayo, de diferentes razas, edades y tamaños – no mostraron signos de estrés durante la sesión y pudieron haber estado en un estado más relajado al final de la sesión. En la mayoría de los parámetros, no hubo cambios en los perros, señalando especialmente su satisfacción; sin embargo, para aquellos parámetros que sí cambiaron, se manifestó un estado emocional y fisiológico más positivo y una frecuencia cardíaca significativamente más baja, al final de la sesión. Esto indica que los perros no solo son buenos en su trabajo, sino que en muchos casos disfrutaron del trabajo que estaban haciendo con los pacientes.

“Tenemos que ampliar nuestra comprensión de cómo la actividad asistida con animales influye, también, en el bienestar de los perros de terapia. Este significativo estudio, llevado a cabo con 19 perros de varias razas, proporciona evidencia sólida de que la actividad asistida con animales, llevada a cabo en condiciones  adecuadas, no tiene impactos negativos en perros de terapia bien entrenados”, dijo François Martin, M.A., Ph.D., líder de la sección de investigación de comportamiento aplicado y bienestar en Purina, y líder científico de Purina en este proyecto. “Esto sólo nos anima a hacer más investigación para seguir demostrando el poder del vínculo humano-animal en las personas, al tiempo que garantiza que los animales de asistencia también experimentan un bienestar positivo como resultado de su trabajo.”

El estudio Better Together es el primero en utilizar parámetros fisiológicos para proporcionar evidencia científica de que las actividades asistidas con animales son una opción válida para el manejo de la fibromialgia. Los autores del estudio creen que este tipo de terapia debería convertirse en una estrategia de tratamiento estándar para ayudar a los pacientes a manejar esta condición crónica.

Para obtener más información sobre los impactos positivos para la salud humana del estudio Better
Together, visite:
http://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(20)30519-X/fulltext.

Para más información sobre los impactos caninos de dicho estudio, visite:
http://www.mdpi.com/2076-2615/10/5/819.

 

Starbucks ofrece su Puppuccino para perros, crema batida sin teína ni cafeína

Si vas a Estados Unidos con tu perro, podéis tomaros juntos un tentempié en Starbucks! ☕

Fuente: 20minutos.es
  • Esta bebida es sencillamente crema batida y es gratuita. Aun así, solo se ofrece en EE UU, al menos de momento

Un golden retriever comiendo un Puppuccino. LIFEWITH_JACKSON / INSTAGRAM

Cada vez son más las marcas que no piensan solo en sus consumidores, sino también en sus mascotas. Ya hay tiendas que dejan entrar animales o restaurantes que disponen de un bebedero para perros. Y, como no podía ser de otra forma, Starbucks también piensa en el mejor amigo del hombre y por eso le dedica una bebida.

El Puppuccino, nombre proveniente de puppy (cachorro en inglés) y capuchino, es sencillamente un vaso con crema batida. No contiene ningún tipo de teína ni cafeína, por lo que no es dañina para los perros.

Esta es una bebida secreta, por así decirlo, puesno aparece en la carta. Sin embargo, los empleados de Starbucks sí saben prepararla, por lo que solo es necesario pedirla para que te la sirvan. Aun así, de momento solo se hace en Estados Unidos, pero seguro que se irá extendiendo y las mascotas de todo el mundo podrán probarla.

El Puppuccino es totalmente gratuito y quizá por ese motivo no aparece en la carta, para evitar el gorroneo masivo de crema batida. Por lo tanto, si vas de visita a norteamérica y pides esta bebida para perros, o si termina llegando a España, recuerda dejar algo de propina cada vez que te la sirvan.

Justin Bieber de nuevo en el punto de mira de PETA por la adquisición de dos gatos Savannah

De nuevo polémica con el cantante, esta vez por el desorbitado precio pagado por sus gatos, 35.000 dólares.

Fuente: elpais.com
  • La organización animal recrimina al cantante que con su acción contribuye a la superpoblación de esta especie en vez de promover la adopción. El artista responde: “Preocupaos por problemas reales”

Tuna y Sushi, los gatos Savannah de Justin Bieber

Justin Bieber vuelve a estar en el punto de mira de la Ong PETA. La organización que lucha por los derechos de los animales ha criticado al cantante por haberse comprado dos gatos exóticos por el valor de 35.000 dólares y presumir de ellos en sus redes sociales.

Justin Bieber podría inspirar a sus seguidores de todo el mundo a salvar una vida adoptando un gato de cualquier refugio en lugar de contribuir a la superpoblación de animales”, aseguró la vicepresidenta de PETA, Lisa Lange, a la revista People.

Bieber, que el pasado lunes se casó por segunda vez con la modelo Hailey Baldwin, compró los pequeños animales este verano por 20.000 y 15.000 dólares cada uno en Select Exotics, un criadero con sede en Illinois. Los felinos, con un gran parecido al lince, son de una raza llamada Savannah, que proviene de un cruce entre un gato doméstico y un serval africano. Esta raza es legal en California, donde reside el cantante junto a su esposa, pero no lo es en la mayoría de estados de Estados Unidos como Nueva York, Georgia, Hawái, Massachusetts, Texas o Colorado, entre otros.

Sushi y Tuna, como ha nombrado Bieber a sus nuevas mascotas, tienen su propia cuenta de Instagram y ya acumulan casi 300.000 seguidores. Allí, el cantante publica fotos, vídeos y todo tipo de aventuras de los pequeños felinos, quienes conviven además con el perrito de Hailey Baldwin.

Bieber no ha dudado en responder a las críticas de PETA y, a través de sus stories de Instagram —el formato que desaparece a las 24 horas de su publicación— el cantante ha sido contundente:

PETA que te den. Preocupaos por problemas reales, como la caza furtiva y la brutalidad animal. ¿De verdad estáis enloqueciendo porque yo quiero un tipo específico de gato? No os comportasteis igual cuando tuve a mi perro Oscar y él no fue adoptado… ¿todas las mascotas que tengamos deben ser de adopción? Yo pienso que la adopción ayuda pero también pienso que cada uno puede elegir y para eso existen los criaderos“.

No es la primera vez que Bieber protagoniza una polémica con animales. En 2013, las autoridades alemanas le confiscaron su bebé mono OG Mally a su llegada a Múnich, donde viajó desde Los Ángeles para un concierto. Hace tres años, en 2016, desde PETA le afearon que vistiera con abrigos de piel animal, concretamente de coyote y, unos meses antes, le habían criticado por publicar en sus redes sociales fotos con tigres. Los animales, que aparecían encadenados en las imágenes, eran propiedad del dueño de un zoo que tenía a sus espaldas cinco denuncias por crueldad animal. Además, en alguna ocasión, el cantante también ha incluido en la lista de invitados a sus fiestas a leones.

El Govern balear quiere instaurar el ‘sacrificio cero’ de animales abandonados

Magnífica iniciativa, recordar que sólo 4 comunidades (Catalunya, Galicia, Madrid y Murcia) contemplan la ley “sacrificio cero” para animales abandonados perfectamente compatibles con su adopción.

Fuente:  diariodemallorca.es

El Govern promoverá el “sacrificio cero” de mascotas abandonadas

La Conselleria de Presidencia, Cultura e Igualdad prepara una iniciativa legislativa para fomentar la adopción y facilitarla y para instaurar el “sacrificio cero” de animales de compañía abandonados.

El anuncio de dicha normativa lo ha realizado el ejecutivo autonómico con motivo de la aprobación de una declaración institucional por el Día Mundial de los Animales, en el Consell de Govern de este viernes, cuando se conmemora el 90 aniversario desde que la Organización Mundial de Protección Animal creó dicha jornada conmemorativa.

Además, el día 15 se cumplirán 22 años de la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, ha recalcado el Govern en una nota en la que destaca que,

en las sociedades más avanzadas, los animales “han dejado de ser considerados un instrumento al servicio de las personas y son sujetos dignos de respeto y protección como seres vivos sensibles y valiosos per se”.

La Declaración Universal de los Derechos de los Animales, proclamada el 15 de octubre de 1987 y posteriormente adoptada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y por la ONU, ha contribuido crear una conciencia colectiva en este sentido, acogida por España desde 2004, cuando se implantó la censura penal del maltrato y el abandono de los animales.

La primera ley balear proteccionista data de 1992 y el Govern la considera “desfasada” en cuestiones como la permisividad de las mutilaciones de carácter estético, vedada en el Convenio europeo sobre la protección de los animales de compañía de 1987.

El Govern balear ha declarado este viernes su “firme compromiso con la defensa de los animales“, mostrado ya en la pasada legislatura con la ley de bienestar animal.

El ejecutivo cree necesario “dar un paso más en la mejora del bienestar y la protección de los animales de compañía, dado que es constatable la persistencia del abandono, por lo que desde los poderes públicos es obligado dar respuesta a esta lacra y fomentar la adopción“.

A pesar de la importante tarea que realizan las asociaciones protectoras de animales y otros colectivos, la problemática del abandono se mantiene en Baleares, por lo que el Govern considera necesario “combinar la disuasión que supone la actividad sancionadora de la Administración con acciones de sensibilización y concienciación, así como el fomento de la adopción”.

Por todo ello, el Consell de Govern ha encargado a la Conselleria de Presidencia, Cultura e Igualdad que elabore una iniciativa legislativa para instaurar el denominado sacrificio cero de animales de compañía abandonados y el fomento de la adopción.

El objetivo es contar con un marco legal que facilite la adopción de los animales abandonados que se encuentren en los centros de recogida, e incluso su acogida temporal. Esta normativa tendría que recoger los principios de prohibir el sacrificio de animales de compañía abandonados, excepto en los casos médicos prescritos por un veterinario.