La Fundación Affinity publica su Estudio de abandono y adopción 2019

Anualmente la Fundación Affinity publica el Estudio de Abandono y Adopción en España creado a partir de los datos del año anterior.

Os mostramos la infografía con todas las cifras de 2018. Este año hay más datos y detalles sobre los animales abandonados, nos ha gustado que incluyeran información sobre las colonias felinas, por fin cada vez hay más conciencia sobre este problema en nuestras ciudades.

Nosotros como siempre, hacemos una llamamiento a la tenencia responsable de mascotas. El año pasado, según la Fundación Affinity, se recogieron en los centros de adopción más de 104.000 perros y más de 33.000 gatos. Lamentablemente, el volumen sigue creciendo año tras año.

Si te encuentras en la tesitura de decidir si adoptar un animal, solo invitarte a reflexionarlo en profundidad con todos los miembros de casa y a tener en cuenta las cosas a considerar antes de adquirir o adoptar una mascota, un animal requiere una responsabilidad importante por tu parte, su vida va a estar en tus manos.

FOTOGRAFIAR MASCOTAS, el arte de fotografiar a tu mejor amigo. Un libro para mirar!!

Si te gustan los animales, te gusta la fotografía y si además… sufres lo tuyo por ser incapaz de inmortalizar esos momentazos que te regala tu mascota, te recomendamos encarecidamente este libro. Sus autores, FOTOPETS (Andrés López y Merce Alonso), amantes de los animales y de la fotografía, nos explican trucos esenciales para conseguir fotos increíbles.

La editorial Photo Club (Grupo Anaya) nos presenta este libro gráfico y didáctico, en el que se explica cómo realizar fotografías a los distintos tipos de animales domésticos.
De la mano de Fotopets, pioneros en España en el arte del retrato animalista, con un estilo creativo inconfundible.

SOBRE EL LIBRO

Los animales de compañía nos ofrecen la posibilidad de crear imágenes increíbles, de gran belleza y ternura, pero no resulta una tarea fácil. ¿Cómo conseguir que posen, cómo lograr que miren a la cámara? Este libro contesta a éstas y otras preguntas con ejemplos prácticos, además de ofrecer consejos sobre técnica fotográfica y estilo con el que conseguir grandes fotografías de perros, gatos, conejos y otros animales de compañía.

Crear retratos impactantes, fotografiar a nuestro perro en el parque, sin olvidar a los difíciles gatos, son algunas de las metas que aprenderemos de forma didáctica en este libro. Además explica muchos trucos y secretos cuyos autores han aprendido y puesto en práctica a lo largo de su trayectoria como retratistas profesionales de animales.

En definitiva, un manual para aficionados a la fotografía que quieran aprender a mejorar sus fotos de mascotas, sin olvidar el mensaje más profundo e implícito en cada una de las imágenes, de amor y respeto hacia los animales.

SOBRE EL AUTOR

FOTOPETS

ANDRÉS LÓPEZ es fotógrafo profesional dedicado a la fotografía de naturaleza y viajes desde hace más de dos décadas. Algunas de sus fotografías se encuentran en el banco de imágenes de National Geographic USA, y ha publicado en diversas revistas de naturaleza españolas.

MERCE ALONSO es el alma y corazón de Fotopets y el Proyecto Invisibles, gestionando todos los aspectos comerciales y de relación con las protectoras, y buscadora de refugios y asociaciones a las que poder echar una mano con las fotografías que se realizan desde este proyecto.

1 Millón de especies en peligro de extinción por la acción directa del hombre

Los científicos alertan a los gobiernos de tomar medidas urgentes para no perder “una devastadora proporción de biodiversidad” 😱

Fuente: eldiario.es
  • La pérdida de biodiversidad es “consecuencia directa” de las actividades de los seres humanos, explica el panel de la ONU encargado de evaluar los ecosistemas
  • La tasa de extinción de especies supera varias veces “la media de los últimos diez millones de años”, explica el IPBES en su último informe
  • Los científicos avisan a los gobiernos de que tomen medidas urgentes antes de que desaparezca “una devastadora proporción de biodiversidad”

El lince ibérico, una de las especies más amenazadas.

La rápida e inminente aceleración de las extinciones amenaza con hacer desaparecer hasta un millón de especies en el planeta, según la evaluación global que ha publicado este lunes el organismo de la ONU encargado de valorar el estado de la biodversidad del planeta (IPBES).

El medio natural está decayendo a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad.

“La tasa actual de extinción de especies es entre decenas y centenares de veces más alta que el promedio de los últimos diez millones de años. Y está acelerándose”, explican los expertos del IPBES.

Esta pérdida es “consecuencia directa de la acción humana” y supone, “al menos”, una amenaza tan grande como el cambio climático, han concluido los analistas. El documento reclama “un reordenamiento radical de la sociedad”.

El peligro afecta a todas las formas de vida. Un 40% de los anfibios está amenazado, un tercio de los corales, los tiburones y los mamíferos marinos también enfrentan la desaparición acelerada. Un 10% de todas las especies de insectos están afectadas por esta amenaza, según la estimación del informe. La abundancia de especies autóctonas en el medio terrestre se ha desplomado un 20% desde 1900. El deterioro y la pérdida de hábitats ha hecho que muchos ecosistemas hayan perdido su integridad: un tercio de todo el planeta padece esta degradación.

“La abrumadora evidencia del informe nos presenta un panorama siniestro”, ha dicho el director del IPBES, Robert Watson, durante la presentación.

“La salud de los ecosistemas de la que dependen el resto de especies se está deteriorando más rápidamente que nunca. Estamos erosionando los cimientos de la economía, la seguridad alimentaria, la salud y la calidad de vida en todo el mundo”, ha rematado el directivo.

En el documento se subraya también que hasta el 66% de los ecosistemas marinos se han visto “severamente alterados” por la acción humana.

“La pesca industrial deja una huella ambiental cuatro veces mayor que la agricultura. Más de la mitad de superficie marina está cubierta por esta actividad. Las previsiones dicen que la biomasa pueda caer entre un 3 y un 25% para el final del siglo.

La evaluación del IPBES explica que ni los gobiernos ni las empresas se encuentran “cerca de hacer lo suficiente”. El documento afea que no se esté en el camino para cumplir con el Acuerdo de París sobre cambio climático, pero tampoco en la senda de los Objetivos de Aichi sobre biodiversidad. En ambos casos lo achacan a “la mala gestión del medio natural”.

Un 42% de los dueños de perros y gatos considera que sus mascotas prefieren una alimentación omnívora

Virbac, la compañía experta en salud animal, ha realizado esta interesante encuesta sobre el conocimiento de los dueños de mascotas acerca de las necesidades de sus animales, cuidados, salud, alimentación y hábitos de ejercicio físico.

  • Una encuesta mide cuánto saben los dueños de perros y gatos sobre los cuidados, salud y alimentación de sus mascotas 
  • Pese a que recientes estudios demuestran el origen carnívoro de perros y gatos, tan solo un 16% de los encuestados optaría por una dieta de alto porcentaje en proteínas animales para ofrecer la mejor alimentación a su mascota 
  • Mientras que para los encuestados el factor más importante al elegir la alimentación de su animal de compañía son los ingredientes, tan solo el 32% de éstos conoce el % de nutrientes que contiene su elección final                          

Un 42% de los dueños de perros y gatos considera que sus mascotas prefieren una alimentación omnívora. Este dato se ha obtenido a raíz de una encuesta impulsada por los expertos de Virbac, primera compañía independiente dedicada exclusivamente a la salud animal a nivel mundial que a su vez, es pionera en devolver a perros y gatos el equilibrio de su alimentación ancestral de carnívoros cazadores a través de su línea Veterinary HPM. Esta encuesta ha permitido medir cuánto saben los dueños de perros y gatos sobre los cuidados, salud, alimentación y hábitos de ejercicio físico de sus mascotas.

Pese a que el 100% de los encuestados define a su animal de compañía como uno más de la familia, los resultados de la encuesta demuestran que en el ámbito de la alimentación existe un amplio  desconocimiento de los instintos carnívoros de estas mascotas.

Aunque más del 56% de los dueños sabe que perros y gatos tienen preferencia instintiva por dietas carnívoras, tan solo un 21% optaría por una dieta con alto contenido de proteínas para ofrecer a sus mascotas la mejor alimentación.

La alimentación de perros y gatos, una asignatura pendiente para los dueños

Mientras que el 98% de los encuestados afirma tener la cartilla de vacunas al día y el 84% declara llevar protegida a su mascota todo el año con un tratamiento antiparasitario adecuado, un 42% de los dueños de perros y gatos considera que sus mascotas prefieren una alimentación omnívora pese a que diversos estudios científicos demuestran que en situación de libertad, perros y gatos prefieren una alimentación carnívora (rica en proteínas animales y baja en carbohidratos).

Además, tan solo un 16% optaría por una dieta de alto porcentaje en proteínas animales para ofrecer la mejor alimentación a su mascota. Este dato contradice la evidencia científica que demuestra que entre otras características, el aparato digestivo de perros y gatos está diseñado para digerir proteínas y grasas de origen animal dado sus orígenes carnívoros.

“Debemos buscar alimentos que contengan alrededor de un 35-40% de proteína animal”, afirma  Ricardo Coedo, Technical Manager de Animales de Compañía en Virbac. “Pese a que una gran parte de los encuestados los consideraba como tal, los hidratos de carbono (maíz, patata, trigo, arroz…) no son elementos esenciales en la dieta de los carnívoros, aunque éstos tengan que gastar niveles elevados de energía.”

Diferencias en los criterios al elegir la mejor alimentación para humanos y mascotas

La encuesta ha puesto de manifiesto las diferencias en los criterios de elección de los alimentos de los propios dueños y sus mascotas. Mientras que los dueños encuestados afirman que el factor más importante a la hora de elegir su propia alimentación es la calidad de los ingredientes que contiene, el elemento menos importante para ellos es la marca de dichos productos.

Estos factores de elección varían al consultarles los hábitos de compra de la alimentación de sus animales de compañía. En este caso, declaran que los ingredientes son clave en su elección, pese a que realmente tan solo el 32% de los encuestados conoce el % de nutrientes que contiene el alimento de sus animales de compañía.  

Por lo contrario, los dueños restan relevancia al precio de la alimentación de sus mascotas poniendo en énfasis que el coste no es un freno para ofrecer la que ellos consideran la mejor alimentación para sus animales de compañía.

Sobre Veterinary HPM de Virbac

La línea Veterinary HPM se posiciona como la nueva generación de alimentos para perros y gatos, de Virbac, porque por primera vez, una compañía especializada en salud animal desarrolla una alimentación para estos animales, teniendo en cuenta sus necesidades nutricionales y los orígenes carnívoros de estos.

Asimismo, tanto su gama fisiológica como la de prescripción, están diseñadas para preservar su salud, incluyendo en su formulación, complementos alimenticios beneficiosos para el animal y sus características concretas. Un enfoque, que reafirma aún más a Virbac en su objetivo de construir el futuro de la salud animal.

Boda en un zoo ante la mirada “de suegra” de un oso

Una boda en un zoo ya es bastante original pero que además haya un oso en primera fila con expresión de indignación ante el acontecimiento, eso ya es ¡un bombazo viral! 🙂

Fuente: elespanol.com
  • En busca de una boda original, esta pareja se casó en un zoo. Lo que no se podían imaginar que la indignación del oso con su matrimonio les elevarían al estrellato viral.

Una boda diferente es lo que todo el mundo busca hoy en día, hasta tal punto que casi parece que una tradicional es lo más alternativo que se puede hacer. En busca de esa “diferencia” ya casi mística con la que todo el mundo quiere hacer una boda única -total, para que luego su divorcio se idéntico a todos los demás-, una pareja de Minessota decidió celebrar su boda en un zoológico, donde contaron con un inesperado invitado que acabó por robar el protagonismo.

Para un fotógrafo, algo así es un gran regalo. Normalmente las bodas no son el trabajo que más ilusión les hace, aunque lo cobran bien, a nivel artístico no suelen dar grandes satisfacciones ¿pero una boda en un zoo? Esa oportunidad no podía perderse, por lo que procedieron a realizar distintas fotos con varios animales. Y una de ellos ha alcanzado la fama viral.

Todo comenzó cuando el novio compartió una de las fotos en Reddit, donde el animal tenía la misma cara que pone una suegra cuando no le acaba de gustar el marido que ha elegido su hija. Parece ansioso por que se diga eso de “quien tenga algo en contra de este matrimonio que hable ahora o calle para siempre”.

 

Impacto medioambiental de las mascotas

Os dejamos este controvertido artículo. No estamos de acuerdo en sus afirmaciones generalistas por que afortunadamente somos muchos los que convivimos con animales y actuamos de forma responsable y respetuosa con el medio ambiente y con el propio animal, igual que lo hacemos en otros ámbitos. Comparar el impacto ambiental de un gato con un coche… nos deja palabras.

Fuente: ecoavant.com

Un perro consume más recursos naturales que un 4×4, y un gato lo mismo que un utilitario, según un libro publicado por dos expertos en sostenibilidad.

El gasto medio anual en un perro oscila en España entre los 700 y los 1.500 euros / Foto: Tanakawho – Wikipedia

Dejando de lado las consideraciones éticas sobre lo que supone para un animal ser convertido en una mera posesión doméstica o un juguete vivo y pasar el resto de sus días solo y encerrado en una pecera, un terrario, una jaula o un piso (que es una jaula algo mayor), la posesión de mascotas, una moda en auge en el mundo rico, está adquiriendo un impacto ambiental insospechado y preocupante. El mantenimiento de un perro mediano puede dejar una huella ecológica superior a la de un gran vehículo 4×4, y la de un gato, a la de un turismo; los animales domésticos están acabando con especies autóctonas en la mayor parte del globo y hasta la recogida de las heces de los canes en las calles –cuando se recogen– supone el gasto de millones de bolsas de plástico diarias que no se podrán reciclar.
En su libro ¿Hora de comerse al perro? La guía real para una vida sostenible, donde analizan el impacto para el planeta de nuestros hábitos y decisiones cotidianas, Robert y Brenda Vale, una pareja de arquitectos especializados en viviendas ecológicas de la Universidad de Victoria (en Wellington, capital de Nueva Zelanda), calcularon que para alimentar a un perro mediano tal y como lo hacen hoy los propietarios urbanos de animales de compañía hacen falta unas 0,84 hectáreas de terreno.

Un can doméstico necesita 0,84 ha para su sostenimiento. Un etíope vive con 0,67
A modo de comparación, para compensar las emisiones de un Toyota Land Cruiser que recorriera 10.000 kilómetros al año bastarían 0,41 hectáreas. De acuerdo con sus estimaciones, un gato casero de los que languidecen en tantos apartamentos tiene el mismo impacto en el medio ambiente que un Volkswagen Golf: ambos consumen los recursos de 0,15 hectáreas. Peor y más triste aún: con datos de 2004, un ciudadano vietnamita podía mantenerse con 0,76 hectáreas, y un etíope con 0,67.

Los Vale basaron sus cálculos en el consumo medio por parte de un perro mediano de 90 gramos de carne y 156 de cereales dentro de su ración total de 300 gramos diarios de piensos. Eso equivaldría, antes del procesado de estos alimentos secos, a unos 450 gramos de carne fresca y 260 de cereales. En un año, el animal de compañía habrá consumido unos 164 kilos de carne y 95 de cereales. Sin duda, mucho más que cientos de millones de habitantes humanos del planeta.

Dado que son precisos 43,3 metros cuadrados de terreno para generar un kilo de pollo –si es de cordero o de ternera, se requiere muchísima más superficie– y 13,4 metros cuadrados para producir un kilo de cereales, el mantenimiento de un perro mediano le cuesta al planeta las citadas 0,84 hectáreas. Si se trata de un animal mayor, un pastor alemán, la extensión puede superar netamente la hectárea (y no digamos ya si hablamos de un gran danés).

Vestidos y juguetes

Estas conclusiones se refieren únicamente al impacto ambiental de la producción de los alimentos que consume el animal y de su transporte. No tienen en cuenta el creciente número de accesorios de todo tipo con que los poseedores de mascotas los rodean en un intento cada vez más evidente de humanizarlos (juguetes, casetas, incluso vestidos…). El gasto medio anual en un perro (sumando comida, medicamentos, gastos veterinarios, complementos…) oscila en España entre los 700 y los 1.500 euros, lo que ha generado un enorme volumen de negocio: el sector facturó en España 848 millones de euros en 2014, año en el que había en el país 5.000 tiendas especializadas y 6.000 clínicas veterinarias, según la Asociación Nacional de Comercio de Animales de Compañía.

Pero el coste para el planeta de someter de por vida a otros seres vivos al antojo de un humano no se queda aquí. La enorme proliferación de mascotas las ha convertido en un grave peligro para la fauna autóctona, ya tan puesta al límite por la manera de vivir de sus dueños. Sea matando directamente a los animales salvajes –por mucho que se les vista con jerséis y lacitos, perros y gatos son depredadores–, estresándolos con su presencia o introduciendo enfermedades en sus hábitats, los llamados animales de compañía son una amenaza para especies en muchos casos en peligro de extinción.

Para la recogida de las heces se usan millones de bolsas de plástico de un solo uso
La asociación suiza ProNatura ha calculado que, en un mes de primavera, los gatos domésticos de aquel país pueden eliminar a un millón de ratones, 400.000 insectos, 350.000 pájaros y 50.000 ranas y sapos, además de ser la primera causa de muerte del escasísimo lagarto de arena, y ha reclamado que se cobre un impuesto de 370 euros a los propietarios de gatos sin castrar en un intento de contener su número.

En Australia, las autoridades estiman que 75 millones de animales endémicos (la cifra incluye pequeños vertebrados e invertebrados) mueren cada día en las garras de unos 20 millones de gatos domésticos que viven más o menos asilvestrados. En el XII Congreso Internacional de Manejo de Fauna Silvestre en la Amazonía y Latinoamérica celebrado el mes pasado en Quito (Ecuador) se difundió una encuesta realizada a 400 personas en la India rural en la que un 67% de los entrevistados dijo haber visto a perros persiguiendo o atacando venados o animales de similar tamaño, un 17% observó ataques a zorros, un 7% a conejos, un 5% a monos y un 4% a ardillas. Y eso, en mayor o menor medida, sucede en todas las zonas habitadas por el hombre en el planeta.

Con decenas de miles de perros hacinados en nuestras ciudades, cuyos propietarios consideran normal que hagan sus necesidades en las calles, plazas y parques, sus excrementos y orines se han convertido en un desagradable y serio problema de estética e higiene. Pero también medioambiental. Ante el temor a las sanciones, los cada vez más numerosos pero todavía insuficientes propietarios que recogen las heces utilizan para ello bolsas de plástico, mayoritariamente de polietileno, que tardan una media de 150 años en descomponerse –los ayuntamientos todavía no castigan las micciones, que se acumulan por todas partes–. Eso supone el gasto de millones de bolsas diarias, en un momento en que se está tratando de reducir el consumo de plásticos de un solo uso –la Unión Europea trata de erradicarlos para 2020–. Es decir, las mascotas provocan también muchas más emisiones de gases de cambio climático y un alud de residuos no reciclables.

Según el Informe de análisis y caracterización del sector de los animales de compañía del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en 2012 había en España 3.588.016 hogares con al menos un perro, que en 2015 habían subido hasta 3.929.755. El estudio estimaba que el año pasado había unos 5.147.980 perros y 2.265.980 gatos en los domicilios del país. Respecto a 2012, eran un 10,37% más de perros y un 9,01% menos de gatos. En Estados Unidos, en 2012, eran 69.926.000 perros y 74.059.000 gatos. Los primeros salen cada día a evacuar en los espacios públicos de nuestras ciudades, mientras pasean cansinamente atados por el cuello al paso de un humano pendiente de su teléfono móvil en su único momento de libertad diario, a menudo a horas intempestivas. Hagan números. Y reflexionen por un instante sobre tanta necesidad de compañía no humana.

¿Los gatos consideran a los humanos gatos grandotes y tontos?

Esta y otras cuestiones se abordan en el último libro del experto en conducta gatuna, John Bradshaw.  Cat Sense (En la mente de un gato) recoge las conclusiones de varios años de trabajo del autor con gatos domésticos. No os perdáis esta interesante entrevista como avance de sus sorprendentes conclusiones.

Fuente: nationalgeographic.es

Nueve datos curiosos que quizá desconocías de nuestras mascotas felinas

El ser humano vive enamorado de los felinos desde la primera vez que un gato nos tocó con sus garritas, hace unos 9.500 años. Actualmente, más de ochenta millones de gatos viven en hogares estadounidenses, y se calcula que en todo el planeta hay tres gatos por cada perro. Aun así, todavía desconocemos muchas cosas sobre nuestros amigos gatunos, como por ejemplo qué piensan de sus dueños. John Bradshaw es un experto en conducta gatuna de la Universidad de Bristol y autor de un nuevo libro, Cat Sense (En la mente de un gato). Tras observar a gatos domésticos durante varios años, ha llegado a una conclusión interesante: los gatos no nos entienden como los perros.

Recientemente ha compartido algunas de sus ideas con National Geographic.

¿Por qué empezaste a interesarte por el comportamiento de los gatos?

Durante los primeros veinte años de mi carrera estudié el comportamiento olfatorio de los invertebrados. Siempre me ha fascinado ese otro mundo en el que habitan los animales, un mundo sobre todo olfativo, que es el sentido primordial en los perros. De modo que a principios de la década de 1980 empecé a trabajar en conducta canina. Más tarde, no tardé en sentir fascinación por los gatos, y por cuál es su idea del mundo comparada con la nuestra.

¿A qué se dedica en sus investigaciones?

Hago mucha observación: observo grupos de gatos para analizar cómo interactúan y deducir su estructura social. Observo gatos en colonias en las que se mueven libremente, y en refugios para animales en los que muchos de ellos tienen que vivir juntos. Se observan dinámicas interesantes cuando llegan nuevos gatos. También he hecho experimentos algo más manipulativos, como estudiar su manera de jugar con juguetes, o analizar las conductas de los gatos en distintos momentos del día. También observo su relación con sus dueños, los entrevisto y les entrego cuestionarios para averiguar cómo perciben a sus gatos.

¿Por qué llega a la conclusión de que los gatos no nos entienden igual que los perros?

Se han llevado a cabo muchas investigaciones con perros, sobre cómo los perros interactúan con las personas. Ha quedado muy claro que los perros nos perciben como algo distinto a ellos mismos: en cuanto ven un humano, cambian su comportamiento. Un perro juega con un humano de una forma totalmente distinta a la que usa para jugar con otro perro. Todavía está por descubrir algo en la conducta gatuna que sugiera que nos meten en una cajita distinta a la hora de socializar con nosotros. Obviamente saben que somos más grandes que ellos, pero no parece que adapten demasiado su conducta social. Levantar la cola, frotarse contra nuestras piernas, sentarse a nuestro lado, es exactamente lo que hacen los gatos con otros gatos.

He leído artículos en los que usted afirma que los gatos nos consideran gatos grandotes y tontos. ¿Es así?

No. En el libro afirmo que los gatos se comportan con nosotros de un modo idéntico al que emplearían con otros gatos. Sí piensan que somos torpes: no muchos gatos tropezarían con la gente, pero nosotros sí tropezamos con los gatos.

Pero no creo que nos consideren tontos ni estúpidos, ya que los gatos no se frotan contra otro gato que sea inferior a ellos.

¿Podemos llegar a descubrir qué es lo que piensan los gatos sobre nosotros?

Son necesarias más investigaciones. No es un área que haya recibido atención suficiente. No son animales salvajes, por lo cual los ecologistas tal vez piensen, «bueno, en realidad no son animales».

¿Qué es lo que más le ha sorprendido durante sus investigaciones?

Lo estresados que están muchos gatos domésticos sin que sus dueños se den cuenta, y cuánto afecta esto a la calidad de su salud mental y su salud en general. Los gatos no siempre se llevan bien con otros gatos, y la gente no se da cuenta de  lo mucho que eso puede estresarlos. Dejando a un lado las visitas de rutina, la principal causa de visitas de gatos al veterinario son las heridas sufridas en una pelea con otro gato. Misteriosamente, más gatos sufren dermatitis y cistitis [inflamación de la vejiga], y cada vez es más patente que estos problemas médicos empeoran por el estrés psicológico. Por ejemplo, la inflamación de la vejiga está relacionada con las hormonas del estrés presentes en la sangre.

Una solución es analizar el estilo de vida social del gato, en lugar de atiborrarlo de fármacos. Por ejemplo, esto podría implicar asegurarse de que dos gatos que no se lleven bien vivan en zonas opuestas de la casa. A menudo con eso el problema desaparece. Tengo algunas preguntas que han hecho propietarios de gatos a través de Facebook. En primer lugar, ¿por qué aúllan los gatos cuando están solos en una habitación? Los gatos aprenden cómo reaccionan sus dueños cuando hacen un ruido en particular. De modo que si el gato piensa «quiero que mi dueño venga de la otra habitación», intenta vocalizar. Aprenden de modo directo.

¿Por qué algunos gatos tratan de una forma especial a uno de los humanos que forman el hogar?

Son mucho más listos de lo que creemos: aprenden lo que funciona con esa persona. Saben si un miembro de la familia tiene tendencia a levantarse a las cuatro de la mañana y darles una golosina.

¿Por qué los gatos mueven las patas como si amasaran?

Es una conducta que utilizarían con su madre. Todos los comportamientos que muestran hacia nosotros derivan de un modo u otro de la relación entre madre y cría. El gatito tiende a levantar la cola, frotarse con su madre, mover así las patas y ronronear. Y a cambio las madres los lavan y arreglan.

Así que usan conductas que ya tienen en su repertorio para comunicarse con nosotros. No existen tantas conductas distintas, tal vez media docena. ¿Se puede adiestrar a un gato?

Sí. Los gatos pueden aprender lo que no deben hacer. Si tu gato ha desarrollado la costumbre de subirse a la mesa de la cocina, hay unas cuantas formas de evitarlo. Se puede usar un juguete que tenga un muelle, de tal forma que cuando el gato suba a algún sitio, el juguete salte por el aire –al gato eso no le gustará y bajará. Otra estrategia razonable y benigna es usar una pistola de agua. Pero asegúrate de que el gato no sabe que la tienes. Los gatos no perdonan, y cuando se dan cuenta de que una persona les provoca ansiedad o les hace daño, mantienen las distancias.

¿Qué le gustaría que supiesen los dueños sobre sus gatos?

Que reconociesen que los gatos son animales sociables hasta cierto punto, pero no tanto como los perros. Mucha gente que tiene un gato decide que quiere tener otro, pensando que dos gatos serán el doble de divertidos. Pero tal vez los gatos no lo vean así. El mensaje sencillo que me gustaría transmitir es que si quieres tener más de un gato, tengas cuidado, y estés preparado para renunciar a la idea si no sale bien.